Banner Radio Header

Política | Mariano Arcioni | Ricardo Sastre | Federico Massoni | PJ | Jerónimo García | Mario Das Neves | Chubut | Mauricio Macri | Jorge “Loma” Ávila | Legislatura

Arcioni -Sastre: La rosca por los nombres

Mariano Arcioni sabe que para la política, en su corto paso, ha hecho mérito suficiente para nombrar a cada uno de los secretarios y ministros que lo van a acompañar a partir del 10 de diciembre. Entre fortalezas más de carácter personal y desconfianza a "los aliados" hoy piensa en el armado de su equipo.

Se le contó los días desde el primer momento, incluso cuando estaba asumiendo la gobernación luego del fallecimiento de Mario Das Neves. En el 2018 debió afrontar un conflicto de más de 100 días con trabajadores estatales que se cerró a partir de la firma de una “gran paritaria” tildada por muchos y, con el diario del lunes, como una “paritaria electoral”. La Legislatura en tanto le fue contando las costillas y en momento de elecciones la relación se tensó aún más.

Ni propios ni extraños esperaban que terminara el mandato, mucho menos que ganara las elecciones con un 38,02% , superando al PJ que desde siempre lo miró con recelo (por no venir de la política, por encontrarle similitudes con Mauricio Macri y por ser el gobernador “del destino”).

El 2019 arrancó complicado, el gobierno no pudo hacer frente a los compromisos paritarios asumidos y el caos se extendió por 120 días. En el medio la renuncia de Ministros, pedidos de juicio político y otra vez los rumores anticipando la salida de Arcioni.

Se lo vio solo, con un círculo de confianza minúsculo y muchas veces cuestionado. Uno de los momentos más álgidos se dio con la renuncia de Federico Massoni y la necesidad de poner allí un hombre fuerte que permitiera sobrellevar los últimos días de gestión. Ese cargo era para Ricardo Sastre, su vicegobernador electo, quien rechazó sumarse al gabinete. “Me hubiera gustado tenerlo al lado, haciéndose cargo, colaborando. Hubiera sido un gesto de grandeza de los dos”, dijo Arcioni en contacto con la 100.1 y dejando en claro que a esa altura ya estaba todo roto.

Ni propios ni extraños esperaban que terminara el mandato, mucho menos que ganara las elecciones con un 38,02% , superando al PJ que desde siempre lo miró con recelo

LA DANZA DE LOS NOMBRES

Esa negativa de Sastre le permitió, tal vez, al gobernador electo tener las manos libres para convocar y decidir quiénes debían acompañarlo en el próximo gabinete.

sastre arcioni.jpg

Los aliados esperan cada uno aportar sus nombres (Maderna, Sastre, Ávila tal vez…) , sin embargo hasta ahora aparecieron nuevos e incluso, para sorpresa de muchos, hombres y mujeres de otras fuerzas políticas (por ejemplo el PJ).

GARCÍA: EL QUE ESPERA

Con el fallecimiento de Das Neves, Jerónimo García era el hombre para tener cerca. Dasnevista, conocedor del Estado, buen negociador (importante para la legislatura). Pero a poco de asumir comenzó el fuego cruzado y a días de hacerse cargo de la provincia, Jerónimo deja el ministerio de Coordinación de Gabinete, Seguridad y Justicia. Arcioni nunca llegó a confiar del todo en García.

Muchas veces se mencionó la posibilidad de sumarlo nuevamente al gabinete, pero no sólo no ocurrió sino que además quedó afuera del cierre de listas de legisladores tanto provinciales como nacionales.

SASTRE RESISTE

El actual intendente de Madryn ha dado muestras que no resignará fácilmente su lugar en el Gobierno, mucho menos la posibilidad de toma de decisiones y armado del gabinete.

El pasado jueves convocó en su despacho a los diputados electos por el oficialismo para analizar cómo va a funcionar la Cámara y la integración de las comisiones.

La presencia de Jerónimo García en dicha reunión fue lo que llamó la atención, aunque se sabe de su cercanía con el sastrismo, y ahora que el intendente de “La más linda” será el presidente de la Legislatura, su destino será la coordinación de la presidencia de la Cámara (casi como el Ministro Coordinador de Sastre dicen muchos).

reunion sastre.jpeg

La Legislatura será un tema para seguir de cerca estos cuatros años, habrá que ver si se mantiene la mayoría oficialista (si los diputados responderán a sus jefes aliados de Arcioni, y si los aliados seguirán siéndolo) e incluso qué rol tendrán los representantes de PJ ante el llamado de unidad y del armado de un “Gran Frente de Todos”.

El actual intendente de Madryn ha dado muestras que no resignará fácilmente su lugar en el Gobierno, mucho menos la posibilidad de toma de decisiones y armado del gabinete

Lo cierto es que antes de asumir, el poder ya está en disputa, Sastre no será una figura decorativa y parece que la maldición en Chubut, de la ruptura entre los gobernadores y sus vices, se vuelve a repetir.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo