Banner Radio Header

Sociedad | argentina | Desigualdad laboral | Sedal | campaña | "Repensar el Rosa, Juntas" | Derechos | mujeres | Salarios | desocupación | Techo de cristal

¿Cómo es la desigualdad laboral entre hombres y mujeres en nuestro país?

Sedal lanzó una campaña para cambiar la realidad que viven muchas mujeres en el ámbito laboral: menos paga por el mismo trabajo, menos puestos de alta jerarquía y más desocupación.

De cara al Encuentro Nacional de Mujeres, cabe visibilizar una de las problemáticas que enfrentan las mujeres argentinas (y en todo el mundo) actualmente: la desigualdad laboral.

Los datos arrojan que en Argentina nueve de cada diez mujeres están a cargo del trabajo doméstico que no tiene remuneración alguna. Pero eso no es todo, según los datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), las mujeres cobran un 25% menos que los varones.

En la actualidad, a la mujer le cuesta mucho más conseguir trabajo y la estadística es clara: la tasa de ocupación de los hombres es del 64% contra el 44% de las mujeres.

Por otra parte, un estudio realizado por la consultora Grant Thornton reveló que solamente uno de cada cinco cargos ejecutivos es ocupado por una mujer. Y lo más preocupante es que, pese al crecimiento de diferentes movimientos en la lucha por la igualdad de género, el año pasado las mujeres ejercían en cargos jerárquicos en un 23%, mientras que en el 2019 bajó al 20%.

Pese a las justificaciones de su inexistencia, el "techo de cristal" existe. En ese contexto, Sedal lanzó la campaña "Repensar el Rosa, JUNTAS!", que busca abrir nuevas posibilidades en niñas y mujeres, inspirándolas, a través de referentes, para que amplíen sus horizontes. Esto significa repensar los roles preestablecidos socialmente, para que puedan decidir con autonomía sobre su futuro.

En línea con este nuevo propósito, Sedal exploró la brecha de género entre mujeres y hombres en el ámbito laboral, dando cuenta de la desigualdad de salarios por igual puesto de trabajo, de las pocas posibilidades de llegar a un cargo jerárquico y de muchas industrias que están tradicionalmente asociadas con el mundo masculino y donde las mujeres tienen que luchar desproporcionadamente para hacerse un lugar, como la ciencia, la música, el fútbol, etc.

Para cambiar esta realidad, Sedal reunió a varias referentes de ámbitos considerados como masculinos, entre los que se destaca Macarena Sánchez, primera jugadora de futbol profesional de la Argentina, para que cuente su historia y cómo rompió con los estereotipos y convenciones sociales: "El mundo del fútbol es muy difícil cuando sos mujer. Hacer repensar a la sociedad genera miedo, dudas. El miedo te moviliza para bien o para mal. Mi máximo sueño es equiparar los derechos de las mujeres y disidencias con el fútbol masculino. Que el fútbol femenino sea profesional, que todas las jugadoras de todos los equipos del interior puedan tener un contrato como un hombre ya que hacemos lo mismo que ellos en la cancha”.

En Argentina, la iniciativa de Sedal busca dejar su marca positiva en cientos de alumnos. Niñas y niños, protagonistas de un cambio profundo y necesario, contarán con más posibilidades en su etapa de crecimiento para romper con los roles preestablecidos.

(Fuente: Clarín)

Dejá tu comentario

Seguí leyendo