Banner Radio Header

Sociedad | Comodoro Rivadavia | Calyptocephalella sabrosa | Paula Muzzopappa | Patagonia | CONICET

Comodoro Rivadavia: Hallan una rana de más de 60 millones de años

El estudio de los huesos a través de las imágenes del microtomógrafo permitió concluir que la rana pertenecía a una especie hasta ahora desconocida, emparentada con la llamada rana grande chilena.

Según la investigación publicada en la revista especializada Papers in Palaeontology, coordinada por la investigadora del CONICET en el Centro de Ciencias Naturales, Ambientales y Antropológicas de la Universidad Maimónides (CCNAA, MAIMONIDES) Paula Muzzopappa.

Los restos fósiles de la rana habían sido hallados en la localidad chubutense de Punta Peligro, en 2002, conservados en una “estructura poco habitual”. La nueva especie fue bautizada como Calyptocephalella sabrosa, en virtud de haber sido el “sabroso” alimento de otro animal.

La familia Calyptocephalellidae estuvo presente en la Patagonia desde fines de la Era Mesozoica y, luego de sobrevivir a la catástrofe que llevó a la extinción a los dinosaurios, fue especialmente abundante en las faunas del Cenozoico patagónico. Pero hace unos 15 millones de años este grupo de ranas se extinguió del territorio argentino y quedó restringido al chileno, representado por unas pocas especies del género Telmatobufo y por Calyptocephalella gayi, la única de su género”, explicó la investigadora.

Muzzopappa estima que C. sabrosa debió tener alrededor de unos quince centímetros de largo, tal como hoy tiene la rana grande chilena.

Estas ranas, estiman los especialistas, deben haber tenido un modo de vida similar al que hoy tiene C. gayi: “Viven en lagunas y salen solo para comer y cazar. Son híper voraces, eso sí, comen prácticamente todo lo que se les pase por adelante”, aseguró la investigadora.

El lugar del Hallazgo

Según explicaron los investigadores del Conicet, la localidad chubutense de Punta Peligro, "donde se exponen sedimentos del Banco Negro Inferior de la Formación Salamanca", suele ser muy visitada por equipos paleontológicos.

Los motivos, explicaron, no solo tienen que ver con la riqueza y diversidad de su material fosilífero, sino también con que "los restos de la fauna que allí se pueden encontrar corresponden a los comienzos de la Era Cenozoica", es decir, la etapa geológica inmediatamente posterior a la extinción masiva del Cretácico-Paleógeno, ocurrida hace 65 millones de años, en la que desaparecieron la mayoría de los dinosaurios junto con tres cuartas partes de los géneros biológicos que habitaban la Tierra en aquel momento.

En aquellas rocas de unos 60 millones de años de antigüedad pueden hallarse distintos grupos de vertebrados, especialmente mamíferos y cocodrilos, que sobrevivieron a aquella extinción y habitaron la Patagonia durante los inicios de la nueva Era.

CienPuntoUno 2020

Dejá tu comentario

Seguí leyendo