Banner Radio Header

Sociedad | Chubut | Fabián Puratich | Federico Puratich | coronavirus | La Plata | El Maitén | Mario Das Neves | Alberto Fernández | Ramón Carrillo | Adrián Pizzi | Estanislao Fernández

Cuando es papá el que está en la trinchera...

Son horas difíciles para quienes trabajan en contener los efectos de la pandemia, y no es menor el acompañamiento de sus seres queridos. Mil Patagonias conversó con Federico Puratich, hijo del Ministro de Salud de la provincia.

Se llama Federico Puratich, tiene 25 años, está por recibirse de Licenciado en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales. Es chubutense pero no tuvo más opción que vivir la cuarentena lejos de casa y de una manera muy distinta a los demás, porque en época de Coronavirus a él le tocó un papá que tiene que estar en la trinchera, expuesto y atajando penales. Federico es hijo del Ministro de Salud de Chubut, Fabián Puratich. Dice estar orgulloso de su papá y lo defiende a capa y espada, dándose vueltitas por twitter acomodando trolls .

Fede, le decimos después de audios interminables, textos y fotos desempolvadas vaya a saber de qué baúl, habló con Mil Patagonias:

VN- ¿Por qué te quedaste en La Plata y pasar la cuarentena solo?

FP- Hablábamos de cómo estaba la situación (por el coronavirus) y se veía venir que no iban a empezar las actividades académicas. Hablé con papá si era conveniente volver (a Chubut), y me dijo que si la recomendación era quedarse en casa, él no podía dar un mal ejemplo y meter a las apuradas al hijo en un vuelo. Hay muchos chicos del sur acá y me parecía que no quedaba bien que yo saliera para la provincia, soy un chico más. Y fue una buena decisión, por suerte me quedé, porque hace una semana empecé a cursar virtualmente. Igual estamos muy en contacto, estos días de cuarentena me siento más en el sur que en La Plata.

puratich comiendo.jpg
Encuentros de Federico con su papá
Encuentros de Federico con su papá

VN- Son momentos difíciles, ¿cómo viven el hecho que tu papá esté tan expuesto todos los días?

FP- Yo mejor que mi hermano, soy más político y lo entiendo más.

Fabián Puratich nació en Trelew, se fue a estudiar medicina a La Plata, allí conoció a la madre de sus hijos y vivieron varios años en la ciudad de las diagonales. En el 2007 deciden en familia volver al sur, después de descartar la opción Gobernador Costa se instalaron en El Maitén donde ejerció como médico rural. Tuvo como vecinos a los dres Alberto Amed y Jimena Marcos, ambos militaban en la agrupación Ramón Carrillo. Es así que lo convocaron para sumarse a delinear políticas sanitarias y apoyar la campaña de Mario Das Neves a diputado nacional (2013). La Ramón Carrillo se conforma en el 2013 de la mano de un grupo de directivos de la cordillera que reclamaban mejores condiciones en los hospitales, toda gente que trabajaba allí y los conocía muy bien. Ese mismo año Fabián Puratich se suma como candidato a primer concejal por Chubut Somos Todos. "Contra todo el aparato” fueron la segunda fuerza política más votada. Ejerció ese rol durante 2 años hasta que se fue a provincia para hacerse cargo de PROSATE.

Mi hermano por ahí siempre le resistió más a la política porque sintió que le arrebató un poco al padre. Yo no, creo que hay que bancarlo. Me emociona que cuadros técnicos y tan preparados como toda la Ramón Carrillo estén tan metidos. Me deja muy tranquilo que ellos estén al frente. Hay un gran equipo atrás, no es una sola persona. La Carrillo desde 2015 tiene un plan estratégico con un rumbo a seguir. Aunque estas cosas ponen a prueba la cintura política y la templanza. Yo no sé si podría mantener la calma que él tiene. Me gusta que se diga que transmite tranquilidad, es una habilidad que yo debería trabajar. Leo mucha gente que le destaca eso, como lo dicen de Alberto (Alberto Fernández).

Mi abuela trabajó como subsecretaria en el Ministerio de Educación, la familia siempre tuvo un vínculo con el armado de políticas públicas.

VN- ¿Entonces tu padre se identifica con el dasnevismo, esos fueron sus inicios?

FP- Mi papá tenía un cariño especial por Mario. Fue su amigo y un poco su médico. Lo asistió el último mes.

María Victoria Das Neves nos cuenta que ese octubre de 2017 su padre estaba con una infección que no lograban detener y que los laboratorios le daba muy mal. Sus médicos del equipo del Dr Tartaglione en el Hospital Austral de Buenos Aires, lo dializaron, y Fabián lo controló las últimas 3 semanas.

Si ves su foto de perfil de twitter está con Das Neves levantándole la mano en la inauguración del Hospital de El Maitén. Recuerdo esos días previos, de mucho trabajo, de trasladar cosas, de dormir poco.

Él acepta ir como primer concejal en esa elección del 2014, con todo en contra. Yo estudiaba ingeniería en computación, hice 4 años, y me sumo a colaborar con la campaña en el pueblo. Casi significa la bancarrota para la familia, era pegar carteles hechos con la impresora de casa. Con los chicos de La Plata y Capital organizamos colectivos para que puedan venir a votar a la provincia. Ahí hice un click . ( cambio de carrera)

VN- ¿Y cuando asume en el Ministerio qué dicen? Veníamos de renuncias y en un contexto económico y político complejo.

FP- Igual no fue que renunció un Ministro y vino otro completamente distinto, hubo continuidad. El Ministerio de Salud es el más estable, hay una línea. Cuando Adrián Pizzi se va decide que papá es quien debe quedar a cargo y conservar los mismo equipos. La Ramón Carrillo tiene un plan estratégico y define la política sanitaria, no una persona. Es toda gente con sentido del deber, son médicos que se desempeñaron toda la vida en la salud pública y conocen la provincia.

Cuando le ofrecen el cargo, papá consultó y pidió un consejo, no sé si aplaudirte o darte mis condolencias le dije. Pero él respondió que en los momentos fáciles agarra cualquiera.

puratich medico.jpg
Puratich trabajando como médico en El Maitén
Puratich trabajando como médico en El Maitén

ASUNCIÓN COMO MINISTRO

Federico nos cuenta que ese día quería viajar para estar. Es su tío, hermano de Fabián, quien le compra los pasajes. Un mala jugada del destino hace que le cancelen el vuelo, dice que se puso a llorar en el aeropuerto. Horas más tarde su madre consigue boletos para el día. Llegó, a la noche, pero pudieron celebrar juntos.

HOMBRE TRANQUILO, HOMBRE DE CARÁCTER

Federico va charlando entre mate y mate (dice haber incrementado su consumo en la soledad de la cuarentena) y mientras busca fotos y escucha algo de rap y rock nacional vuelve a centrarse en la figura de su padre: “Es tranquilo, pero tiene su carácter. Es un cuadro técnico, nunca altisonante, lleva tranquilidad y comunica con tranquilidad. Pero es verdad que es muy firme a la hora de negociar. Se puso firme en que había que poner los recursos en salud, y el tiempo le terminó dando la razón. No es que fue duro para ponerse por encima de otros sectores. No es obsecuente. Y mañana no va a tener ningún problema en darle la mano a todos y volver a trabajar a un hospital”.

Generalmente nos ocupamos de hablar con los políticos, de preguntarles a ellos sobre la gestión. A veces olvidamos que hay familias, hijos, a quienes también les toca vivir con una carga especial la responsabilidad de sus padres.

Hace pocos días Fabián Puratich, en una entrevista radial con La Cien Punto Uno, repitió hasta el cansancio la consigna de “quédate en casa” y por un momento saliéndose de la formalidad y el “libreto” dijo que hace tiempo que no veía a su hijo, que él le había pedido que se quedara en La Plata cumpliendo con la cuarentena, mostrando así, que sacrificios hacemos todos, que nos morimos de ganas de vernos, nos extrañamos, pero que este no es el momento.

Federico concluye la charla convencido que esto es una oportunidad. Que una vez que la pandemia pase vamos a tener que reconstruir todo, en todos lados. “Deseo que para eso esté la gente adecuada. Esta es una oportunidad para cambiar” piensa.

puratich papa.jpg
Federico con su papá, Fabián Puratich
Federico con su papá, Fabián Puratich

¿Será que acá también se da la “Revolución de los Hijos” (parafraseando a Luciana Peker)? Padres jóvenes, modernos, con responsabilidades políticas, que los escuchan. Pienso en Estanislao Fernández y el furor en la redes, los hijos los humanizan, ayudan a deconstruir.

“Fede no seas boludo”, le dice Puratich a Federico cuando éste se enrosca en peleas twitteras. Y son tiempo de muchas redes sociales y ánimos crispados.

Pero rápidamente vuelve a sus libros, su música y, lamentando mucho por estos días saber poco y nada de cocina.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo