Banner Radio Header

política/judiciales | Fabián de Sousa | Grupo Indalo | Espionaje ilegal | AFIP | persecusión política

De Sousa denunció espionaje ilegal sobre Grupo Indalo

Fabián De Sousa denunció que el Grupo Indalo fue víctima de espionaje ilegal por parte de la AFIP. Realizó la denuncia en el marco del juicio que se está llevando a cabo por presunto fraude al Estado por parte de Oil Combustibles.

Fabián De Sousa denunció que el Grupo Indalo fue víctima de espionaje ilegal por parte de la AFIP. El mecanismo de investigación clandestina habría sido parecido al que investiga el juez Rodolfo Canicoba Corral y del cual fueron víctimas más de una veintena de jueces, cinco gobernadores y varios legisladores.

De Sousa, uno de los titulares del grupo empresario, hizo la denuncia durante la sexta audiencia del juicio que se está llevando adelante por presunto fraude al Estado por parte de la empresa Oil Combustibles. Denunció que el espionaje fue sobre él, sobre Cristóbal López y sobre los CUIT de todos los contribuyentes del Grupo Indalo.

Según el relato de uno de los dueños del canal C5N, esta semana pudo confirmar “lo que siempre sentí que venía sucediendo”. En concreto denunció ante el Tribunal que “desde finales de diciembre de 2015, Mariano Gabriel Hernández, analista de revisión de recursos de la regional microcentro de la AFIP, ha ingresado en forma permanente y sin autorización formal a hacer procesos de revisión e investigación del Grupo Indalo”.

El empresario consideró que el espionaje ilegal al que fue sometido él y su firma “fue parte de un proceso de persecución mediática y judicial para disciplinar, perseguir y lograr objetivos espurios utilizando los distintos organismos del Estado”. De Sousa adelantó que su defensa, a cargo de Carlos Beraldi, pedirá formalmente que en el marco de este juicio sea llamado como testigo el empleado Mariano Gabriel Hernández, para que explique “quiénes fueron los beneficiarios de la información recolectada en forma ilegal”.

Persecución política

Durante su indagatoria, De Sousa afirmó: “El gobierno saliente ha hecho de los organismos del Estado una herramienta de persecución. Y ha habido sectores de la Justicia que fueron parte de ese mecanismo”. En ese sentido enmarcó el espionaje ilegal al que habría sido sometido en un plan para “procurar el aniquilamiento del Grupo Indalo”.

“Hay una parte de la Justicia que fue silenciosa, que fue cómplice con el proceso de persecución. Yo los entiendo. Debe ser difícil ser juez y tener que enfrentar las presiones de una organización mediático-política. Siento que el proceso de quienes están llamados a resolver no debe ser fácil. Quien no hacía lo que le pedían era perseguido y demonizado. Entiendo el rol que ustedes desarrollan y entiendo lo que significa tener que resolver en un ámbito donde la dignidad está en riesgo. Eso pasó en la Argentina en estos años. Y uno comienza a ver la valentía de los jueces que no ceden a las presiones”, concluyó.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo