Banner Radio Header

Policiales / Judiciales | Rugbiers | Fernando Baez Sosa | Justicia | Hugo Tomei | Verónica Zamboni

Defensor de los rugbiers hablo de "circo mediático" y denunció a la fiscal

El defensor de los acusados por el crimen de Fernándo Baez Sosa, el abogado Hugo Tomei, realizó un fuerte descargo contra la Justicia, y especialmente con el tratamiento que han tenido los medios con este caso. Pidió prisión preventiva para los ocho imputados.

Luego de las dos horas que duró la audiencia preliminar a la definición del requerimiento de prisión preventiva para los ocho detenidos por el asesinato de Fernando Báez Sosa, la defensa, ejercida por el abogado Hugo Tomei, planteó nulidades, requirió prisión domiciliaria para sus clientes y denunció un "circo mediático" sobre este caso.

El defensor de los diez imputados, hizo un descargo por el tratamiento en los medios que tiene este caso, advirtió que esa situación generó una suerte de "condena social" para sus clientes que les "genera miedo" en su actual lugar de detención, por lo que solicitó para ellos un régimen de prisión domiciliaria. También presentó una denuncia penal contra la fiscal Verónica Zamboni por el desarrollo anormal de una de las ruedas de reconocimiento.

Según publicó La Nación, los detenidos en las ruedas de reconocimiento "estuvieron asistidos por un defensor oficial, no parece relevante ni nada que pueda prosperar", confió una fuente judicial.

La fiscal Zamboni ratificó la acusación por homicidio premeditado por participación de dos o más personas y la querella insistió que pedirá ampliar la imputación para que se considere en este caso un triple agravamiento: cree probado que además de la premeditación expuesta por la fiscalía, los autores actuaron con alevosía y mataron por placer.

El juez David Mancinelli, junto a la secretaria de su juzgado, presidieron la audiencia. A su derecha se ubicó a la querella, representada por los abogados Fabián y Facundo Améndola y Germán Facio. Enfrente del magistrado se colocaron el defensor Hugo Tomei y los ocho acusados. Y a su izquierda la fiscal Zamboni. Quizás la nota más destacada fue la voz de Blas Cinalli, el primero y único de los diez imputados que tomó la palabra. "Ninguno quiso que pasara lo que pasó", afirmó, apenas para dar una impresión al juez ya que la frase no incidirá en el expediente.

La fiscal Zamboni se remitió a su escrito de 251 páginas elevado a Mancinelli en los que, evidencias de por medio, considera probado que Máximo Thomsen, Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Ayrton Viollaz, Matías Benicelli, Lucas Pertossi, Luciano Pertossi y Blas Cinalli participaron del crimen de Báez Sosa, los dos primeros como coautores materiales y los restantes como partícipes necesarios. Por la pena en expectativa -prisión perpetua- pide que sigan el proceso detenidos.

Distinto fue su planteo con Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino, a los que mantiene imputados pero pidió su libertad porque aún no se pudo probar una participación directa en el crimen.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo