Banner Radio Header

Policiales / Judiciales | Santa Fe | violencia policial | tortura | Asamblea Permanente por los Derechos Humanos | Ministerio Público de Acusación

Denunció que la Policía lo obligó a robar

Un joven denunció ante las cámaras de Canal 3 de Rosario que sufrió torturas por parte de un grupo de policías, quienes lo obligaron a cometer una serie de ilícitos. Lo golpearon, lo ahogaron con una bolsa y lo picanearon, según cuenta en su denuncia.

Un joven denunció ante las cámaras de Canal 3 de Rosario que la policía lo secuestró, lo obligó a cometer una serie de ilícitos y lo torturó. Por ahora se encuentra internado por observaciones. Desde el Ministerio Público de Acusación se desmiente su relato, pero algunas organizaciones de Derechos Humanos tomaron el caso para su defensa.

El viernes al mediodía que un grupo de policías lo detuvo sin motivos y lo obligaron a robar bajo amenaza de muerte. En su relato explicó que le entregaron un arma descargada, lo llevaron a distintos lugares para cometer ilícitos donde le indicaron donde se encontraba el dinero y lo esperaban en la puerta en un auto particular. Contó que sufrió torturas por parte de la policía: lo golpearon, lo ahogaron con una bolsa, lo picanearon.

Un fiscal que vio la transmisión ordenó su detención y en estas horas el joven se encuentra internado por observación. Allí se pudo constatar que tiene fracturado un pie y que es presumible que esta lesión se la hayan provocado en la comisaria, como denuncia la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos que está interviniendo en el caso.

Desde el Ministerio Público de Acusación desmienten la denuncia del joven y dicen que se encontraba bajo los efectos de estupefacientes. Sin embargo “el médico forense que lo atendió en tribunales, más allá de aconsejar un examen psicológico más profundo, no descartó que su relato pudiera ser cierto y manifestó que tenía lesiones NO autoinfligidas” según informa en un comunicado la APDH.

El Ministerio Público de Acusación desde un primer momento cerró filas en defensa de la fuerza policial, que cuenta con innumerables casos de apremios ilegales y gatillo fácil.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo