Banner Radio Header

Policiales / Judiciales | Puerto Madryn | comodoro rivadavia | abuso sexual | violencia de género | Ministerio Público Fiscal

Denunció a su padre por 7 años de abuso

Los abusos y malos tratos de su padre comenzaron en el 2006. La víctima en principio radicó una denuncia en la Comisaría de la Mujer, donde exponía a su padre por "violencia de género". Una semana más tarde, lo denunció por abuso sexual.

M. tiene 20 años y tras meses de papeleos, pericias, denuncias, pedidos de restricción de acercamiento, decidió exponer su caso.

Ella misma armó un flyer y denunció públicamente a su padre, E.A.C, por abusar de ella desde los siete años. En la denuncia incluyó a su madre, M.H., por no creerle incluso cuando vio el abuso con sus propios ojos.

Su familia es de Comodoro Rivadavia. A principios del 2019 se mudaron a Puerto Madryn. Allí su padre consiguió trabajo en un ente descentralizado del Estado provincial. Su madre, jubilada docente, los acompañó.

Los abusos siguieron hasta el 7 de junio de ese año. Ella hacía semanas se había mudado a la casa de una amiga y regresó con sus padres por sus objetos personales, aunque fue en un horario en que sabía que él no estaría.

Pero una vez allí, su padre apareció, se le arrojó encima y la manoseó. Ella gritó y su madre pudo ver lo que pasaba. La respuesta fue violenta contra ambas.

M. radicó una denuncia en la Comisaría de la Mujer donde exponía a su padre por “violencia de género”. Por entonces no se animó a hablar de los abusos que sufría desde que tenía 7 años, es decir desde 2006.

Una semana más tarde, amplió su denuncia en la Comisaría de la Mujer y también en el Ministerio Público Fiscal en Puerto Madryn.

El relato de M. da cuenta de 13 años de horror, “tocamiento en mis partes íntimas, la cola, el pecho, la vagina; se masturbaba delante mío; pasaba la noche en el pasillo observándome. Ahora tengo deformaciones por todo lo que me hacía”, detalló.

Las medidas inmediatas para atender su caso fueron la restricción de acercamiento para su padre y su madre. Sin embargo, M. quedó en completo abandono porque no cuenta ni siquiera con su documentación personal y exige avances en su causa.

Yo lo que quiero es que se sepa y que eso me traiga justicia por todo lo que pasé. Además de lo que sufrí, a mí mi familia me dejó tirada.

Si sufrís violencia de género o conoces a alguien que la sufre, podés contactarte de manera gratuita con la Línea 144 de apoyo y prevención para mujeres que sufren violencia de género.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo