Banner Radio Header

Policiales / Judiciales | Sofía Herrera | desaparición

Difunden las nuevas imágenes del único acusado por la desaparición de Sofía Herrera

El organismo internacional colocará su rostro en el boletín oficial del sábado para lograr capturarlo Se trata de José Dagoberto Díaz Águila, a quien un testigo clave lo ubica en el mismo camping donde fue vista la menor por última vez en 2008.

Desde hoy la Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL, por sus siglas en inglés) actualizará su boletín oficial y publicará el pedido de captura para José Dagoberto Díaz Águila, un jornalero chileno de 51 años con DNI argentino y domicilio en Río Grande, único sospechoso de la desaparición de Sofía Herrera, ocurrida en 2008 en un camping de la ciudad fueguina.

Según publica Infobae, el titular del Juzgado de Instrucción N° 1 de Río Grande, Daniel Césari Hernández, ya tiene en sus manos los cuatro identikits actualizados de Díaz Águila. “La imagen que teníamos de Díaz Águila era de 2016 por lo que les pedimos a nuestros peritos que hicieran una proyección de su rostro a la actualidad con la incorporación de algunas variantes como bigote, pelo largo y pelo más corto”, confió el juez.

Díaz Águila, nacido en Chiloé, archipiélago ubicado al sur de Chile, fue empleado de empresas de construcción y ya era buscado por una tentativa de homicidio cuando intentó apuñalar a un hombre que era vecino de la pensión donde vivía en Río Grande, lo que le valió la primera circular roja sobre su cabeza.

Interpol detalló que el acusado “tiene el cabello oscuro ondulado, cejas muy pobladas arqueadas, ojos almendrados, saltones y oscuros, pómulos salientes, nariz aguileña base mediana, surco marcado, boca mediana, labios gruesos; rostro alargado”.

Por lo que puede observarse, los cambios en los nuevos perfiles son prácticamente imperceptibles y su fisonomía es bastante similar a la que presentaba cuatro años atrás. En uno de los identikits, el hombre aparece con bigote, el pelo y el flequillo recortado; mientras que en la otra conserva el mismo corte de pelo pero sin bigote. Los últimos dos lo muestran con el pelo un poco más crecido y un tanto desprolijo, también con bigote.

El envejecimiento fue hecho por los peritos a mano, pelo por pelo, arruga por arruga, mancha por mancha.

La hipótesis de los investigadores es que Díaz Águila podría haber matado a Sofía Herrera para encubrir su secuestro, y de ahí que la imputación por la que debería ser indagado es la de homicidio criminis causa.

CienPuntoUno 2020

Dejá tu comentario

Seguí leyendo