Banner Radio Header

Sociedad | Escuela 217 | Rada Tilly | Alejandro Hernández | Renuncia

Director que tuvo COVID no da abasto en la Escuela 217 y renunció al cargo

Se trata del director Alejandro Hernández. "Amo la Escuela Pública, Amo ser Maestro, y quiero dar retribución a la sociedad por todo lo que la Escuela Pública me ha dado, pero no acepto ser Explotado", explicó el director lamentando su renuncia.

Frente a la crisis que atraviesa el sistema educativo provincial desde hace varios años y el cual es agravó debido a la pandemia de Covid-19, el director de la Escuela Provincial 217 de Rada Tilly renunció a su cargo.

Frente a este decisión, explicó los motivos de su renuncia, la situación que atraviesa respecto a su salud y la gran cantidad de horas de trabajo impagas, entre otros motivos.

Comunicado

En mi caso, Director de Escuela, estoy sin vicedirector, y por lo que sé, no hay noticias de que vaya a haber nombramientos a corto plazo. Sé de escuelas que se les jubiló el Directivo y los vicedirectores sobrecargados con todo. La única administrativa que tengo, está encuadrada como paciente de riesgo, situación que no cambiará y por más que, en etapas de no retención de servicio pueda trabajar desde se casa NO ES LO MISMO.

Desde el 12/02 trabajando sábado domingo y feriados, para atender toda la documentación. Día a día hay que presentar papeles, lo típico del cargo directivo, pero una persona haciendo el trabajo que requiere de un mínimo de 3 o 4 personas, por tiempo indefinido, sin esperanzas de que la situación se revierta, no lo acepto. Siento que es un contexto de explotación y abuso del Directivo, cuyas condiciones laborales a NADIE les parece importar.

Por otro lado, el éxito de una gestión es tener un margen de tiempo para atender las necesidades de los padres, sino se generan malos entendidos que crecen y no de una manera muy constructiva.

Los Directores estamos siendo los receptores de todo enojo de la sociedad, poniendo la cara, el cuerpo, y nuestro sistema emocional, ante la indignación de que sus hijos no tengan clases, de que la escuela no tenga porteros, de que no esté arreglada, etc. Son exigencias que a veces, a muchos de ellos, les cuesta entender que, los directores somos administradores de una escuela, no somos los contratadores ni quienes tenemos determinamos cómo se deben usar los fondos de la Provincia. En otras palabras, los Directivos recibimos todos los enojos de la gente de la gestión política del Ministerio.

Esto en sí, es parte de las funciones del Directivo igual, pero se deberían atender a las condiciones laborales y garantizar tener suficientes recursos humanos para que las escuelas puedan marchar, sin inmolar a ningún en el proceso: un vicedirector en cada turno (implica cambiar el estatuto), Maestro Secretario, Maestro de Apoyo en cada turno, y administrativos en TODAS LAS ESCUELAS.

Este viernes me atendió un neumonólogo, quien ante la espirometría y una tomografía de mis pulmones actuales, observa que mis pulmones salen esmerilados, y estará así por meses. Me dijo que se llama síndrome Post Covid, razón por la cual me agito al tener el barbijo mucho rato, me falta el aire. Me sugirió que ninguna de mis actividades debería ser “exageradas ni sobrecargadas”. En ese momento, me doy cuenta, que según el protocolo, no están contemplados los pacientes que tuvieron situación extrema de Neumonía y hospitalización con oxígeno, como para tener licencia. (Adjunto Certificado Médico) Así que una razón más para pensar en mi salud y establecer mis prioridades en la vida. La vida misma.

Amo la Escuela Pública, Amo ser Maestro, y quiero dar retribución a la sociedad por todo lo que la Escuela Pública me ha dado, pero no acepto ser Explotado.

Agradezco a uds supervisores que están siempre, la confianza depositada en mi, y fuerza ante el peso que tienen uds al ver la desatención de muchísimos reclamos que uds canalizan sin tener respuesta alguna.

CienPuntoUno 2020

Dejá tu comentario

Seguí leyendo