Banner Radio Header

Sociedad | adultos | alimentos | Chubut | control | denuncia | Donación | Estado | Fiscalía | Florencia Gómez | informe | Instituto | investigación | IPV | Ivana Papaiani | juicio | María | Ministerio Público Fiscal | oficina | Rawson | Registro civil | trabajo

Donó pañales para adultos mayores y no irá a juicio por falsificación

Andrea Mutio evitó un juicio oral y público ya que donó 30 pañales para las Casas Tuteladas de Rawson.

Mutio el 19 de octubre de 2017 era jefa del Departamento de Archivo de la Dirección General del Registro Civil y Capacidad de las Personas del Chubut, y le imputaron haber confeccionado un certificado de matrimonio falso en su computadora de trabajo.

La acusación de la fiscal de Rawson Florencia Gómez afirma que completó ese documento con los nombres de su hermano y su cuñada, que en realidad eran solteros. Luego le pidió a otra empleada que lo firmara alegando el grado de parentesco.

El certificado se agregó en un expediente en trámite ante el Instituto Provincial de la Vivienda y Desarrollo Urbano del Chubut. Por el cual la pareja pedía la adjudicación de una vivienda declarando que eran casados.

La investigación arrancó tras la denuncia ante el Ministerio Público Fiscal de Rawson de la exdirectora general del Registro Civil, María José Llanes. La primera advertencia fue anónima y desde el IPV, Ivana Papaiani solicitó a la directora del Registro que le informe sobre la autenticidad del certificado.

Al revisar los libros de actas donde constan las actas de matrimonios, la pareja real de ese número de certificado era otro y no los parientes de Mutio.

De la sede de la Dirección General, Mariano Moreno 450 de Rawson, se secuestraron las computadoras de la involucrada y de la empleada. La pericia informática confirmó que el archivo del certificado de matrimonio falso se había creado en horario laboral: cuando se hizo la búsqueda cruzada de palabras clave arrojó resultado positivo, en particular un archivo identificado como “Certificado matrimonio mutio.odt”, ubicado en la carpeta “Mis Documentos” de la máquina de la sospechada, creado la mañana de ese día.

Otros datos se chequearon con la planilla de ingreso y control de personal y con los testimonios de compañeros de trabajo. Le imputaron falsificación de documento público. El caso generó un sumario administrativo por irregularidades.

Según la acusación del MPF, la empleada tuvo “desprecio por la fe pública” y “abusó de sus funciones”.

Finalmente, la imputada, la fiscal y Fiscalía de Estado acordaron una conciliación para evitar ir a juicio. Primero se pensó en una donación de alimentos para los adultos mayores de Rawson. Finalmente fueron 3 packs de pañales que se entregaron la semana pasada en la Oficina Judicial de Rawson. La acusada será sobreseída.

Fuente: Diario Jornada.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo