Banner Radio Header

Salud | Área Programática Sur | salud pública | Chubut

El Área Programática reconoció la labor de las trabajadoras comunitarias

Este miércoles es el Día Mundial de la Salud y el Día del Agente Sanitario. En ese marco, en Comodoro Rivadavia se reconoció la tarea de las trabajadoras comunitarias en terreno.

En los Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) de los barrios 30 de Octubre y Standard Norte, el Área Programática Sur junto al Área Externa del Hospital Regional y el Concejo Deliberante hizo entrega de un presente a las 17 trabajadoras en terreno de la ciudad.

La actividad fue impulsada por Carola Jerez, referente odontológica del Área Programática Sur; y contó con el acompañamiento de la directora asociada del área externa del Hospital Regional, Gabriela Moreno; la licenciada en Enfermería Mabel Alanis, directora del departamento de Enfermería del Hospital Regional; y María Rosa Cerdá, supervisora de las 54 trabajadoras en terreno de Comodoro Rivadavia, Rada Tilly, Sarmiento, Río Mayo, Río Senguer y los puestos sanitarios. También estuvieron presentes el viceintendente Othar Macharashvili y el concejal Omar Lattanzio, quienes entregaron un presente a las trabajadoras en terreno de la ciudad.

Tras el reconocimiento a las trabajadoras, Cerdá valoró el reconocimiento del Área Programática Sur y del Concejo Deliberante. “Es como un mimo, el reconocimiento es diario en los barrios, pero cuando es el reconocimiento de compañeros de trabajo y de instituciones que reconocen la labor que realiza el trabajador comunitario, por supuesto que es algo para destacar”, indicó. “Desde nuestra parte, también queremos agradecerles a las chicas por el compromiso diario. Esta es una tarea que se pone mucho de sí, donde hay mucho compromiso personal, porque uno crea un vínculo con la familia y forma parte de ella. Y para eso se necesita de un perfil muy específico: predisposición, mucha empatía para escuchar al otro, y muchas ganas, sobre todo de trabajo social. Por eso le agradecemos todo lo que hacen”, sentenció.

EL TRABAJO EN TERRENO

La tarea de los trabajadores comunitarios es primordial para poder llegar a las familias más vulnerables de una comunidad. Al respecto, Cerdá explicó. “En la ciudad cada trabajador en terreno tiene 130 familias a cargo que tienen que visitar de manera planificada en su ronda sanitaria que dura 3 meses. Por lo general son familias vulnerables en algunos de sus derechos, sobre todo la salud. Se visita, por ejemplo, a mujeres que están embarazadas, diabéticos e hipertensos y familias donde hay menores de 2 años, para garantizar que esa familia tenga acceso a un turno, para poder acompañar a la familia y a la madre en este proceso de crianza de los niños y que tengan todos sus derechos de salud cubiertos”.

“En la zona rural esta tarea es diferente” - agregó Cerdá - “Fundamental y específica porque se atienden otro tipo de necesidades que tienen que ver con las características específicas de la ruralidad. Por ejemplo, la distancia como barrera para acceder a un centro de salud de mayor complejidad, el clima que suele ser más inhóspito y la distancia que tienen con algunas especialidades. Allá, las trabajadoras hacen rondas para visitar los campos, recorriendo muchos kilómetros para atender al poblador rural”, explicó la supervisora. Durante la pandemia, las trabajadoras en terreno también tuvieron un rol fundamental. No solo colaboraron con el Plan Detectar, sino también con las Búsquedas Activas en Terreno, el control epidemiológico en Centros de Atención a la Tercera Edad y Centros de encierro. Mientras que en la actualidad colaboran con la campaña de vacunación masiva, realizando trabajo en el triage y visitando pobladores en el interior de la provincia.

CienPuntoUno 2020

Dejá tu comentario

Seguí leyendo