Banner Radio Header

Política | Subsidio al Transporte | Colectivos | Tarifas | UTA | Patagonia Argentina | Comodoro Rivadavia | Carlos Linares | Chubut | Mariano Arcioni | Mauricio Macri

El boleto picado y la perinola

En política "boleto picado" significa que al que gobierna, le perdieron el respeto o está perdido. Mientras que la perinola es un trompo que tiene en sus seis contornos distintas escrituras. El juego comienza cuando el primer participante la hace girar y cuando esta se detiene, el jugador en turno hace lo que dice la leyenda de la cara que haya quedado boca arriba.

EL BOLETO PICADO

La frase es tan antigua que su tonalidad se volvió cepia. La expresión fue recuperada en marzo de este año por el multifacetico, Marcelo Tinelli, cuando se refirió al actual presidente y al ex mandataria. "Macri y Cristina son dos caras de la misma moneda. Los dos tienen picado el boleto”, lanzó.

Más cerca en tiempo y espacio, quien también parece tener el boleto picado es el gobernador Arcioni. “El miércoles (por hoy) se nos vence el plazo para pagar el subsidio al transporte y todavía no sabemos si la provincia va a cumplir con el convenio firmado". La declaración le pertenece al intendente Linares, que ayer martes confirmó el envió de una carta documento a la provincia y hasta especuló con la posibilidad de avanzar "en el embargo de las cuentas" sino se cancela la deuda que cuantifico en 100 millones de pesos.

El reclamo obedece a que el gobierno provincial hace ocho meses no paga el subsidio al transporte y si Comodoro Rivadavia todavía cuenta con el servicio de colectivos, solo se debe a los adelantos que viene realizando la municipalidad. En ese marco, aseguró que a la fecha solo puede garantizar el subsidio municipal más los aumentos logrados por UTA semanas atrás. ¿"Como justifico que usé fondos municipales para los compromisos que eran de la provincia? Nosotros adelantamos esa plata y la tenemos que cobrar" declaró el jefe comunal que transita por su mejor mejor momento ya que "puede decir todo".

LA PERINOLA

El objetivo original de la política de subsidios al transporte público (2002) era atenuar el impacto de la pérdida de poder adquisitivo resultante de la crisis de 2001. Los subsidios se focalizaron en la oferta en forma de transferencias directas a las empresas operadoras. Estas transferencias estaban condicionadas a criterios como cantidad de pasajeros y kilómetros recorridos. Los fondos eran girados por los gobiernos nacionales, provinciales y municipales. Todos Ponen.

Composición de la cobertura del costo del servicio 1.jpg

TOMA TODO

Como ya se dijo el sistema de transporte de pasajeros argentino se fondeaba por subsidios de los tres niveles de gobierno. Según datos del ministerio de Transporte de la Nación, en 2018 el estado financiaba el 60 por ciento del boleto de colectivo en promedio en el país. Esa realidad fue subvertida en el marco del "déficit fiscal cero" impuesta por la gestión de Mauricio Macri. Fue entonces cuando el estado nacional decide traspasar a las provincias y municipios la responsabilidad fiscal de subsidiar con recursos propios el transporte público de pasajeros a partir de 2019. En la maniobra, la nación, consolida un ahorro de 60.630 millones de pesos al año. Como contraprestación del saqueo a las provincias y municipios, se crea un fondo compensador por 6500 millones que se nutre del Impuesto a los Bienes Personales, que previamente sube su alícuota para poder así recaudar esa masa de dinero. Toma Todo.

PONEN 2

El 2019 se presentó como un desafío para las provincias y municipios de todo el país en materia de transporte público de pasajeros. Estas jurisdicciones debían absorber con fondos propios el financiamiento del servicio que hasta 2018 compartían con la nación. Para Chubut este nuevo escenario equivaldría a 382 millones de pesos al año.

Los caminos posibles eran dos. Se traslada el mayor costo del servicio a las tarifas, (o sea al valor del boleto) o se afrontaba la situación con el incremento de los montos de los subsidios, tanto provinciales como municipales.

A principios de enero, el estado chubutense y el municipio de Comodoro, comienzan a negociar las nuevas responsabilidades que se les presentan para financiar el servicio. Las idas y vueltas transcurren en el marco del adelantamiento de las elecciones provinciales (dato imposible de soslayar). Entonces, la provincia ofrece una suma fija de 14.2 millones mensuales para todo el 2019. El municipio aspira a 20 millones y revisiones trimestrales. Mientras tanto, jubilados, pensionados y ex combatientes comodorenses pierden el beneficio del subsidio para viajar en colectivo y comienzan a pagar la tarifa plana. Las negociaciones se traban.

Por febrero la provincia informa que nación giró 4.1 millones (correspondientes a enero) cuando el año anterior la cifra del subsidió ascendió a 34 millones. Al mismo tiempo Comodoro seguía sin dar conformidad al convenio y las negociaciones seguían en el freezer. De manera simultanea funcionarios de la Subsecretaria de Autotransporte Terrestre de la provincia, informaban que el resto de los municipios habían refrendado el convenio durante enero. Ponen dos.

TOMA 1

Unas cuantas semanas más tarde (fecha que todavía provoca algunas rispideces) finalmente provincia y municipio rubrican el convenio para afrontar de manera conjunta lo que Macri se llevó. El convenio establece que cualquiera de las partes puede rescindir el mismo con sesenta días de anticipación y sin que esto genere perjuicio alguno. Además la provincia vuelve a salirse con la suya cuando compromete solo 14.2 millones mensuales. Esas son las únicas dos clausulas que el municipio objeta pero sin embargo decide firmar. De las arcas municipales saldrán otros 30 millones cada 30 días. La Nación aportará 1.1 y los restantes 23 millones son producto de la tarifa (boleto). Total mensual del servicio 69 millones. Toma 1.

Composición de la cobertura del costo del servicio 2.jpg

PONE 1

De acuerdo a la proyección elaborada por la Subsecretaria de Control Operativo de Comodoro Rivadavia, el costo total mensual del servicio de colectivos para el primer semestre de 2019 asciende a 69 millones de pesos promedio.

La realidad financiera de la provincia, superadas las elecciones, termina ratificando las sospechas que tenían los funcionarios de hacienda de Comodoro a principio de año cuando negociaban los términos del convenio. Mientras nación cumple con su magro aporte de 1 millón mensual, la provincia solo gira en el primer semestre 7 millones, cuando el compromiso era de 85.2 millones. Una diferencia negativa de 78 millones a junio.

Entonces la gestión municipal se encuentra ante la misma disyuntiva que a principio de año, pero ahora en absoluta soledad. ¿Traslada el mayor costo del servicio a tarifa o aumenta el monto del subsidio?

Quizás apoyados en la doctrina social del justicialismo, más un proceso electoral donde se juegan muchas más cosas que dos modelos de ciudad y hasta una pizca de pragmatismo son condimentos necesarios para interpretar la decisión que asume la gestión Linares-Luque ante esta nueva coyuntura.

La tarifa sigue representando cerca de 23 millones, nación continua aportando lo mismo mientras que la provincia casi no incide en la ecuación. Y además a esta deficitaria cuenta, se incorporan nuevas variables que incrementan aún más el costo mensual del servicio. El aumento de los combustibles y las paritarias obtenidas por la UTA. Una proyección conservadora establece que el municipio de Comodoro deberá destinar hasta el cierre de 2019 cerca de 50 millones de pesos mensuales para subsidiar el transporte público de pasajeros. Una bicoca. Pone 1.

Composición de la cobertura del costo del servicio 3.jpg

OTROS NÚMEROS Y DATOS

  • La empresa Patagonia Argentina cuenta con 350 empleados, de los cuales 306 son choferes y la diferencia administrativos.
  • Por su parte la empresa Diadema cuenta con 11 personas en relación de dependencia, 3 administrativos y 8 choferes.
  • Cada chofer representa para las empresas transportistas un costo de 100 mil pesos mensuales con cargas sociales incluidas.
  • El salario de bolsillo promedio de un colectivero es de 65 mil pesos. Esto varía en función de la antigüedad de cada uno.
  • El incremento de los combustibles más las últimas paritarias obtenidas por la UTA representan otros 7 millones de pesos que se suman al costo total del servicio (julio 2019).
  • El contrato de concesión del servicio entre el municipio y Patagonia Argentina caduca en el año 2022.
  • La rentabilidad asegurada a la empresa equivale al 10,26% de la estructura de costos.
  • Algunas fuentes consultadas aseguraron que el contrato debiera rescindirse por no existir riesgo empresario alguno. Es un monopolio financiado por los ciudadanos.
  • Los colectivos de Patagonia Argentina recorren 723000 kilómetros cada 30 días.
  • Se cortan cerca de 1.360.000 boletos de manera mensual.
  • Todos los meses son transportados cerca de 15.000 usuarios.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo