Banner Radio Header

Cultura y Espectáculos | El colapso | The Collapse | Lubna Azabal | Philippe Rebbot | Audrey Fleurot | Thibault de Montalembert

El colapso: yo no sé mañana

La contundente producción francesa de fines de 2019, llegó a las pantallas latinoamericanas en febrero de este año, de la mano de la cadena AMC y también de la plataforma Movistar Play. Una distopía sobre el colapso del sistema capitalista y su modo de organización de la vida, en ocho capítulos de media hora y acción en tiempo real

¿Qué pasaría si, de un día para otro, el mundo que conocemos, tal cual lo conocemos, dejara de existir? ¿Si se perdieran los marcos regulatorios de nuestras conductas y acciones morales, de las transacciones financieras, de los bienes y servicios que intercambiamos y de las formas en que cooperamos para producirlos? ¿Qué pasaría si, de una vez por todas, todas esas profecías se hicieran realidad y, de verdad, colapsara el sistema que rige y organiza nuestra vida en sociedad? La irrupción de la Covid-19 a comienzos de 2020 reveló, como amenaza, gran parte del entramado y las dependencias cruzadas sobre las que se sostiene la vida en común en nuestras sociedades y en el mundo en general. Y, en esa revelación, desnudó también la inviabilidad de algunas de las relaciones que establecemos con la naturaleza y con las personas que nos rodean, y la enorme fragilidad del orden social que las sostiene.

El colapso 3.jpg

Estrenada en su país de origen unos meses antes de la llegada del coronavirus a los titulares de los diarios, El colapso explora lo que serían las consecuencias sociales y políticas de una debacle total del sistema y lo hace con un ritmo y un lenguaje visual tan vívido y realista que es difícil no adoptar una postura pesimista sobre lo que depara el futuro, luego de verla. Y es que, si hay algo que esta magnífica puesta en escena del apocalipsis (vale aclarar, sin zombies en este caso) tiene para darnos, es un llamado a la acción: algo, de todo esto, tiene que cambiar. Al menos si no queremos terminar así, en una guerra de todos contra todos que algunos filósofos del contractualismo del SXVII identificaban como el estado previo a la instauración del orden político y social.

El colapso 5.jpg

El colapso (que puede aparecer también bajo su título original como L'Effondrement o, en inglés, The Collapse) retrata la implosión de ese orden fundado por el contrato social y su narración es contundente. Con episodios de entre veinte y treinta minutos, la acción se vive en tiempo real (todos fueron rodados en plano secuencia, sin cortes) y el recorrido de los protagonistas en esa media hora de tensión infernal se transita con una intensidad palpable y profundamente verosímil. Cada capítulo es protagonizado por un personaje, o un grupo de personajes diferente, cuya historia se entrelaza con el resto a medida que avanza la trama. Se trata así de un relato coral que muestra la manera en la que el colapso del sistema impacta sobre personas de diversa extracción social – desde un cajero de supermercado hasta un multimillonario - y como cada una de ellas opera sobre la base de sus propias circunstancias y se juega, en eso, sus chances de sobrevivir en un mundo sin reglas ni recursos.

El colapso 2.jpg

El as bajo la manga de los creadores - el colectivo Les Parasites, compuesto por Jérémy Bernard, Guillaume Desjardins y Bastien Ughetto - es el hecho de que la historia se inicia y transcurre sin que las razones del colapso se expongan de manera concreta o evidente y consiguen así sumergir al espectador en el mismo estado de confusión que abrazan algunos de los personajes protagónicos. Los datos se dosifican poco a poco y pareciera ser que tampoco hace falta aclarar demasiado: la sobreabundancia de explicaciones iría en desmedro del clima que se genera cuando lo que importa no es tanto la causa sino la consecuencia. Hoy por hoy, un año de vida en pandemia es bagaje suficiente para entender por dónde viene la mano.

Una joyita ágil, dinámica y con un elenco de actores notables, entre los que se destacan Lubna Azabal, Philippe Rebbot, Audrey Fleurot (Ten Percent, Safe) y Thibault de Montalembert (Ten Percent). No se la pierdan.

El colapso 6.jpg

CienPuntoUno 2020

Dejá tu comentario

Seguí leyendo