Banner Radio Header

Policiales / Judiciales | Daniela Fernández Quelca | Eduardo Atanacio Pardo, | Femicidio | Moure

"Él le decía que era así de esa manera y que ella se lo tenía que bancar"

Se concretó una nueva jornada de debate oral y público por el femicidio de Daniela Fernández Quelca ocurrido el pasado 19 de junio de 2019 en el barrio Moure y el cual tiene como imputado a Eduardo Atanacio Pardo.

Por el femicidio de Daniela Fernández Quelca acontecido el pasado 19 de junio de 2019 en el barrio Moure, que tiene como imputado a Eduardo Atanacio Pardo, se concretó la mañana del presente miércoles una nueva jornada de debate oral y público. En el transcurso de la mañana se pudo escuchar la palabra de una defensora pública civil, el de una psicóloga del Equipo Técnico Multidisciplinario y el de un profesional en Criminalística del Equipo Técnico Multidisciplinario del Ministerio Publico Fiscal.

La primera testigo fue el de la Defensora Pública, Laura Nogues de Peralta, quién recordó que se presenta en el año 2017 la víctima Fernández Quelca y que se le asigna el caso a su equipo de trabajo. Ésta relata que conoció al imputado en Bolivia pero que del inicio de la relación en el año 2013, era sumamente agresivo con ella, ejercía violencia física. Finalizan la relación y luego se vuelven a encontrar en Comodoro. Nace su hija en común y conviven hasta que en 2017 se presentan múltiples hechos de violencia psicológica, golpes e insultos de parte del imputado hacia ella, entonces decide poner fin a la relación. Se dicta una medida de exclusión del hogar al imputado y luego se da un proceso de retractación. En mayo de 2019 la víctima nuevamente concurre a la Defensa Pública y describe una dinámica de la relación muy similar a la anterior, muy agresiva. “Él le decía que era así de esa manera y que ella se lo tenía que bancar”, recordó la defensora. Concluyendo que hubo un proceso largo de victimización, con muchos episodios de violencia física, emocional y de retractación, donde se confirma el ciclo de violencia física, económica y simbólica.

Él le decía que era así de esa manera y que ella se lo tenía que bancar.

Seguidamente se escuchó la palabra de una psicóloga del ETI, del Juzgado de Familia que entrevistó a la víctima para hacer una evaluación. Estaba separada y se dictaron medidas de protección ya que no vivía con su pareja. Su relato era consistente y reflejaba una situación de violencia física reiterada. Se encontraba en una situación de vulnerabilidad con violencia, embarazo precoz, desarraigo y falta de recursos.

Otro de los testimonios destacados de la fecha fue el del Lic. José Díaz, del ETM del Ministerio Público Fiscal quién realizó dos pericias una sobre los posibles recrridosdesde donde residía el imputado y el lugar donde fue encontrado el cadáver y la segunda pericia sobre un video de un comercio Thiago, de la zona. Brindó detalles de los posibles recorridos y de su distancia, 762 metros, desde el lugar donde residía el imputado al lugar donde fue encontrado el cuerpo de la víctima Fernández Quelca. En el video registrado con la cámara del comercio se ve dos personas caminar y mediante una escala escopométrica y un patrón métrico se realiza una comparación que arroja que la persona N° 1 arroja una altura aproximada de 1, 69 metros, en tanto que la persona restante 1, 53 metros aproximadamente. Concluyendo que el imputado Atanacio Pardo tenía características que podrían coincidir con el sujeto número uno.

El tribunal colegiado de debate fue compuesto por los jueces Mónica García, Raquel Tassello y Jorge Odorisio; el Ministerio Público Fiscal fue representado por María Laura Blanco, fiscal general; en tanto que la defensa de Atanacio Pardo fue ejercida por Daniel López, abogado particular del mismo.

CienPuntoUno 2020

Dejá tu comentario

Seguí leyendo