Banner Radio Header

política/judiciales | Armas | Bruno Pogliano | Cuesta del Ternero | denuncia penal | El Bolsón | Intento de secuestro

Encapuchados agredieron al intendente de El Bolsón en Cuesta del Ternero

Unas 15 personas aparecieron corriendo con cuchillos en la zona de Cuesta del Ternero y rodearon a Bruno Pogliano, exigiéndole la renuncia. Ya presentó la denuncia penal.

Describió que algunos tenían el rostro pintado de negro y otros llevaban anteojos oscuros.

Según publicó el Río Negro, el hecho ocurrió el viernes a las 21, pocos minutos después de que el intendente de El Bolsón finalizara una reunión con los pobladores de Cuesta del Ternero para coordinar la articulación de la ayuda desde el municipio, el gobierno provincial y nacional.

“Me quedé esperando un petitorio con 6 personas de mi equipo cuando de repente, entró corriendo un grupo de personas, con machetes en las manos y cuchillos”, relató conmovido Pogliano.

En ese momento, comenzó a avanzar hacia la camioneta ubicada a unos 50 metros de la escuela pero rápidamente, estas personas lo rodearon. “Me dijeron: ‘De acá, no te vas´. Empezaron a increparme, a decirme que renuncie, de la minería y el Camino del Oro. Trataba de contestar pero tampoco me dejaban. No dejaban de amenazarme”, indicó.

El grupo también increpó a Pogliano por haber manifestado que el incendio ya estaba controlado cuando “aún no lo estaba” pero el intendente de la localidad aseguró que nunca dijo eso.

“Un grupo de vecinos me ayudó a subir a la parte de atrás de la camioneta. Pero esta gente empezó a rodear todo el vehículo para no dejarnos pasar”, precisó y agregó: “Los mismos vecinos me salvan de la situación porque yo intuyo que se iba a dar algo similar a lo que ocurrió en la iglesia. Querían retenerme en el lugar sin señal, sin posibilidad de avisarle a nadie”.

Pogliano ya radicó la denuncia penal del suceso. “A las claras hubo un intento de coartar mi libertad, un intento de secuestro y violencia que no corresponde. Hay una persona reconocida pero todo está en manos de la justicia. Según un testigo estaba la mujer de Jones Huala”, aseguró.

Por último, Pogliano admitió “mucha angustia e impotencia ante tanta violencia. Si no era por los vecinos que forcejearon con ellos y pudo salir el vehículo, todavía estoy ahí”.

Fuente: Rio Negro

CienPuntoUno 2020

Dejá tu comentario

Seguí leyendo