Banner Radio Header

Opinión | Chubut | Comodoro Rivadavia | Gastre | Iniciativa Popular | Luenzo | Luz y Fuerza | Mariano Arcioni | minería metalífera | Proyecto Navidad | Puerto Madryn | Rawson | Ricardo Sastre | Trelew | Uocra

Entre el secretismo y la calle

#TardeParaEditoriales trae hoy una relación dialéctica poco dialógica. Reuniones y anuncios que queman. La legislatura provincial como horizonte de la dinámica provincial. Deudas, pulseadas e incógnitas.

  • 1) Reestructuración de la deuda provincial en dólares
  • 2) La pulseada en materia de atrasos salariales con los empleados de la administración pública
  • 3) El avance de proyectos de minería metalífera, hasta el momento restringidos por la ex ley 5001.

DEUDA

En relación al primer eje, la reestructuración de la deuda, hubo por estos días se anunció un principio de acuerdo con más de un 50% de los acreedores. Para amortiguar el aburrimiento de los números que siguen, titulemos así: se trata de una leonina renegociación de condiciones leoninas.

Reducción de la tasa al 7,5% (es decir un 0,25%) cuando en el mundo la tasa es 0. Una “reducción” anulada por un “endulzante” ofrecido a los acreedores que emitan un consentimiento anticipado de reestructuración, es decir, un “premio” de un pago cash del 0,5% del capital que poseen. Por otro lado, la ampliación del espectro de operadoras que colocan sus regalías como garantía de repago.

Lo que preliminarmente se le arrancó a “El Grupo” (no se trata de una banda de rock de los 50, sino que así se denominan los desconocidos acreedores de la deuda) es postergar los pagos que llegaban al 2026 hasta el año 2030. Además, un “alivio” del pago de vencimientos de capital de 2021 a 2023. Mientras, se pagarán de manera trimestral intereses al 7,5% anual hasta el 26 de octubre de 2021, a partir de allí, a 7,75%.

En resumen, en caso de cerrar este acuerdo, habría un poquito de aire por diez meses en los intereses y por tres años en el capital de la deuda. A costa de una mayor entrega a futuro de una parte considerable de los resortes de la economía provincial. En suma, aún no hay nada concreto, pero estos anuncios la política oficial se los computa a favor.

Grupo Uno - Foto oficial CBS - Fiordelli.jpg
Grupo Uno fue una de las bandas que durante los fines de los 60 y principios de los 70 hizo bailar a todo Comodoro Rivadavia y la región.
Grupo Uno fue una de las bandas que durante los fines de los 60 y principios de los 70 hizo bailar a todo Comodoro Rivadavia y la región.

PULSEADA

En relación al segundo eje, la “venta” oficial del borgeano fin del pago con rangos con deuda por rangos a las y los trabajadores estatales, parecería que se abre paso por la vía de los hechos, sin importantes contrapesos. Sumado a un desgaste natural tras años de conflicto, ¿Podemos decir que más allá de lo declamativo, a las direcciones de los sindicatos estatales les cierra esto de trocar “deuda por previsibilidad”?

Mientras, se anuncia un nuevo borgeano pago a todos los rangos para el 10 de diciembre. También la creación de una Agencia de Recaudación Provincial a cargo del contador Diego Touriñán. Entre las funciones del organismo, además de procurar que se paguen impuestos provinciales que no se pagan (¿Se invocará aquí el remanido conjuro de la "seguridad jurídica"?), estará acelerar las jubilaciones forzadas, el débito laboral y la "reorganización" de áreas del Estado. Es decir, más ajuste fiscal, en buen romance.

DÓLARES, MINAS Y BALAS II

Es en el tercer eje que parece concentrarse lo más dinámico de la situación provincial: en la cuestión minera. Como señalamos el jueves pasado, turbulento compostaje de dólares, minas y balas. Al conocerse que la intención del gobierno es comprometer el 100% de las regalías petroleras para garantizar el pago de la deuda hasta 2030, se comprende que el horizonte trae consigo la posibilidad de escasez de dólares en Chubut. ¿Cómo se consiguen dólares? Ya lo dijimos, exportando. En este caso se intentará con minerales, además de petróleo, aluminio, lana, frutas y recursos pesqueros. Y el caramelo de madera en esta historia es la siempre dudosa promesa de bonanza económica: puestos laborales, inversiones, etc.

En las próximas semanas, el centro de la atención estará en la legislatura provincial, pero en su actual fragmentado estado de existencia. Es decir, en una modalidad virtual que parece responder más a una cuestión securitaria que sanitaria. Lo más probable es que ni el presidente de la legislatura, Ricardo Sastre, sesione desde Rawson en las próximas fechas. ¿Y APEL, y los taquígrafos? Signo de interrogación.

Hay dos proyectos antitéticos. Uno un tanto polisémico: puede llamarse “Proyecto de Desarrollo Productivo de la Meseta”, puede llamarse proyecto de zonificación minera (en los términos del artículo 2º de la ex ley 5001 y el Concejo Provincial de Ambiente COPRAM), o puede llamarse Proyecto Navidad, que implica la extracción de plata e involucra a las localidad de Gastre y Gan Gan.

El segundo, justamente, es la segunda Iniciativa Popular, que reunió más de 30.000 firmas, que ya fueron fiscalizadas por el Tribunal Electoral de la provincia, proyecto ya que está en condiciones para ser tratado en el recinto, con un plazo de seis meses. Esta herramienta legal, junto a importantes y heterogéneas movilizaciones en toda la provincia, expresan la voluntad de rechazar cualquier tipo de actividad de minería metalífera en Chubut.

EL SECRETISMO Y LA CALLE

Pero la realidad política aún no está en este peldaño legislativo, se mueve aún en una secuencia entre dos polos antagónicos: el secretismo y la calle.

La cronología del secretismo oficial se inicia en noviembre de 2019, cuando este mismo proyecto circulaba en la anterior legislatura. Vuelve a aparecer en escena con una pregunta del senador chubutense Alfredo Luenzo al secretario de minería de Nación Alberto Hensel en el Senado; sigue con un Zoom donde el gobernador Arcioni anuncia junto a los funcionarios nacionales Kulfas y Hensel que se avanzará con proyectos en la meseta; prosigue con el anuncio de envío a legislatura vía el ministro de Ambiente provincial Eduardo Arzani y sigue con un Webex (otra plataforma de comunicación virtual) convocado hoy a las 9.45 de la mañana.

La invitación rezaba así: "El Gobernador de la Provincia de Chubut, Mariano Arcioni, lo invita a Usted a participar de la presentación “Desarrollo Productivo de la Meseta".

Se sabe que de la invitación participó el secretario de Minería Alberto Hensel, que abrió el convite. Participaron importantes intendentes de importantes ciudades de la provincia, como Puerto Madryn, Rawson, Trelew, Comodoro Rivadavia, legisladores provinciales de todos los bloques, también legisladores nacionales, organismos estatales como el INTA, cámaras empresariales y sindicatos de trabajadores privados, como UOCRA, Camioneros, Luz y Fuerza, Comercio y AOMA. Uno espera en este punto que estas presencias no signifiquen que se repita la historia de la legislatura en 2014, que el conflicto no busque instalarse en los términos siempre engañosos y peligrosos de “trabajadores contra trabajadores”, una coartada que suele exonerar de responsabilidades en hechos de violencia política a la dirigencia partidaria y al mismo Estado.

El ágape lo cerró el gobernador, con palabras que ya se han filtrado y serán historia. Aquí el gobernador explica que Chubut es una provincia minera por excelencia, que hay que dar la discusión sin eufemismos, sin ideologías y dejando de lado expresiones dogmáticas y escuchando a las miles de voces que están en silencio. Y la frase de la polémica:

A mi no me van a callar 500 o más ruidosos

De este modo el gobernador creó la consigna #500Ruidosos, en sintonía con la peligrosa reducción de una expresión popular legítima a la idea de "grupo". También Arcioni invocó una palabra muy utilizada muy livianamente durante este 2020: solidaridad. Agradeció a Hensel, a Kulfas y al presidente Fernández. Y cerró con otra frase, que citamos textual: “Quiero estar como un gobernador en el lado de la historia, que apuesta a su provincia con el crecimiento, el desarrollo, la producción y la exportación”.

Tras todo este periplo de anuncios y reuniones que queman, que recordemos arranca en noviembre de 2019, el secretismo persiste, al menos en el aspecto ambiental: aún no se conoce públicamente qué sustancia de lixiviación se utilizará para separar los minerales extraídos, ni qué recursos hídricos se verán afectados.

En el otro lado de esta relación dialéctica, en el anverso del secretismo, las guardias pretorianas y los amenazantes y proselitistas protocolos de uso de armas de fuego, está la calle y quienes cada vez más a menudo la habitan.

Aquello que, como en tantos puntos de la provincia viene sucediendo, se vio hoy en las calles de Rawson, Esquel, Puerto Madryn, Trelew, El Hoyo, Gualjaina, Sarmiento y Comodoro Rivadavia. La calle habla.

El secretismo oculta, nadie oculta algo que es bueno.

CienPuntoUno 2020

Dejá tu comentario

Seguí leyendo