Banner Radio Header

Política | Asamblea General de Naciones Unidas | Estados Unidos | China | onu

Estados Unidos y China llevan su rivalidad a la 75º Asamblea de las Naciones Unidas

La cumbre, celebrada de forma virtual, fue escenario de críticas recíprocas entre Donald Trump y Xi Jinping. En tanto, otros líderes han intentado asegurarse un lugar en el tablero político internacional asegurando que este no debe ser reducido al enfrentamiento entre Washington y Pekín.

Trump acusó al Gobierno chino de haber infectado al mundo al haber ocultado información sobre el coronavirus. Asimismo, instó a las Naciones Unidas (ONU) a hacerle rendir cuentas a China, uno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad. Por su parte, Xi alertó contra el proteccionismo económico y la politización de la crisis sanitaria.

En su discurso, de tan solo siete minutos, el presidente estadounidense reivindicó su política de “Estados Unidos primero” y alentó a los demás mandatarios a replicarla en sus respectivos países. Luego siguió el discurso de Recep Tayyip Erdogan, de Turquía, y tras este fue el turno de Xi Jinping. Éste aludió a la necesidad de evitar que vuelvan a cortarse los lazos entre países, y aseguró que China no tiene intención de involucrarse en una guerra -sea fría o caliente-. A su vez, afirmó que los grandes países deben comportarse como tales.

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, buscó ocupar un rol de liderazgo global sacando partido del rechazo de Estados Unidos y otras potencias hacia el multilateralismo. En su discurso, instó a sus contrapartes a trabajar en pos de un nuevo consenso. En este sentido, el jefe de Estado francés planteó que la crisis sanitaria mostró la fractura de los medios de acción conjunta y que la salida solo puede ser resultado de la cooperación internacional. Finalmente, Macron aludió al éxito de la Unión Europea respecto de la parálisis del Consejo de Seguridad de la ONU e hizo mención de algunos conflictos (Libia, Malí, Siria, Palestina, entre otros).

Los discursos fueron transmitidos en la sede de la ONU en Nueva York ante una audiencia limitada a los altos cargos de la institución y los embajadores de cada uno de los Estados miembros en Estados Unidos. El secretario general, António Guterres, inauguró la sesión enfatizando el peligro de avanzar hacia un nacionalismo y/o populismo extremo en la búsqueda de un remedio para la pandemia.

CienPuntoUno 2020

Dejá tu comentario

Seguí leyendo