Banner Radio Header

Policiales / Judiciales | La Saladita | Comodoro Rivadavia | Ruth Torres | Héctor Iturrioz

Extorsión en La Saladita: Imputan a Ruth Torres

Tras tres allanamientos, fue imputada por "extorsión" debido a que feriantes manifiestan que recibe dinero en concepto de cánones por adicionales para seguridad.

Tras tres allanamientos, dos en domicilios particulares y uno en un local comercial, Ruth Torres fue imputada por "extorsión" debido a que feriantes de La Saladita manifiestan que le entregan sumas dinerarias en concepto de cánones por adicionales para seguridad.

Los puesteros sostienen que Torres recauda 300 mil pesos por mes y solamente se gastan 36 mil pesos, el resto desaparece.

"Es una imputación jurídica muy provisoria. Ella dice que está avalada por la Municipalidad, por el Secretario Gustavo Fita, y el que no quiera seguir pagando se tiene que ir. En ese contexto, aprieta y presiona a los puesteros, va acompañada del personal policial, funcionan como protectores de Ruth Torres", detalló el Fiscal Héctor Iturrioz.

Y aclaró que "no tenemos acreditado que hay funcionarios públicos en connivencia. En grupos de WhatsApp, Ruth Torres aduce que estaba habilitada por la Municipalidad de Comodoro Rivadavia".

A su vez, dijo que los feriantes "denuncian que, de los aportes del año pasado que brindó la Municipalidad de 6 millones de pesos, una sola familia percibió 7 subsidios y otros feriantes no percibieron nada".

En los allanamientos de la mañana del lunes, se encontraron recibos, dinero y, "accidentalmente", armas. Además, se secuestraron teléfonos celulares porque hay "muchas comunicaciones que le atribuyen a ella".

También hallaron libros de actas donde se asentaban "estas supuestas ordenes de funcionarios municipales que avalaban el accionar de Ruth Torres".

Al ser consultado si usaba a la policía para amedrentar a los feriantes, Iturrioz dijo que "hasta ahora creemos sin saber, esto puede variar para peor y complicar la situación procesal de algunos funcionarios policiales".

Al reanudar la actividad en la pandemia, los feriantes estaban de acuerdo con pagar los adicionales porque dicen que es un lugar inseguro.

"El problema empezó cuando le pidieron rendiciones, sacaron cuentas y sobraba dinero. En un primer momento les mostró una suerte de libro donde habían gastos como grúas de la División de Canes. Ahí muchos se empezaron a negar a pagar", relató Iturrioz.

"En un libro de actas teóricamente, el Secretario Fita les ordena que tienen que pagar el servicio adicional. Pero lo cierto es que esto, por sí solo, no implica ninguna comisión de delito porque la Municipalidad hacía bien en exigir la presencia del personal policial para exigir los protocolos sanitarios", añadió.

Y cerró afirmando que, a partir de ahí, no empiezan a pagar: "Dicen que Ruth Torres iba acompañada por personal policial y los echaba de la feria. Aparecían mesas rotas e irregularidades de actos de presión".

CienPuntoUno 2020

Dejá tu comentario

Seguí leyendo