Banner Radio Header

Política | Redes Sociales | Donald Trump | Facebook | Elecciones

Facebook da los primeros pasos para combatir los discursos de odio en las redes sociales

Como respuesta a las críticas que recibió por permitir el extremismo en su plataforma, la red social Facebook eliminó ayer un mensaje que mostraba un triángulo rojo invertido, la insignia que llevaban los presos políticos de Hitler.

El anuncio que contenía ese símbolo pertenece, ni más ni menos, a la campaña electoral de Donald Trump quien, desde su primera campaña en 2016, viene siendo muy cuestionado por utilizar ese tipo de mensajes. El aviso que la empresa tecnológica retiró ayer era uno en el que el presidente de Estados Unidos cargaba contra grupos radicales de izquierda.

Aunque no es la primera vez que Facebook retira algún contenido relacionado con el presidente, la decisión es significativa en el contexto de la campaña electoral de 2020 y por las críticas generalizadas que ha recibido la compañía ante su actitud de dar lugar a las mentiras y a la desinformación en el contenido que permite. El anuncio apareció publicado en la cuenta oficial de Donald Trump este jueves. En el texto se dice: “Peligrosas turbas de grupos de extrema izquierda corren por las calles provocando el caos absoluto. Están destruyendo las ciudades y saqueando. Es una locura total”.

Seguramente Trump se estaba refiriendo a las recientes manifestaciones antirracistas que derivaron en saqueos y violentos enfrentamientos con la policía. El presidente acusó al grupo de extrema izquierda Antifa de ser los responsables de la violencia. Antifa se transformó es una de las obsesiones de Trump.

Pero el problema está en la imagen de un triángulo rojo invertido que acompaña el anuncio. El presidente de la Liga Antidifamación, Jonathan Greenblat, escribió en Twitter: “Los nazis usaban triángulos rojos para identificar a sus víctimas políticas en los campos de concentración. Utilizarlo para atacar a oponentes políticos es muy ofensivo. La campaña del presidente tiene que aprender historia. La ignorancia no es excusa para usar simbología nazi”.

Algunos medios periodísticos recuerdan que los prisioneros de los campos de concentración nazis durante la Segunda Guerra Mundial estaban clasificados por distintas insignias cosidas en la ropa que los diferenciaban según la razón de su encierro. El triángulo rojo invertido designaba a enemigos políticos del régimen, como comunistas, liberales, anarquistas o masones. Otros colores identificaban a inmigrantes u homosexuales. Los judíos llevaban dos triángulos superpuestos, que formaban una versión pervertida de la estrella de David.

Desde Facebook fueron muy directos a la hora de explicar esta medida: “Hemos retirado estos mensajes y anuncios porque violan nuestra política contra el odio organizado”, dijo la empresa en un comunicado. “Nuestra política prohíbe el uso de un símbolo que identifica a los prisioneros políticos de un grupo de odio prohibido (los nazis) sin el contexto que condene o aporte discusión sobre el símbolo”.

Desde el comité de campaña de Trump salieron a defenderse. Su portavoz dijo que “el triángulo rojo invertido es un símbolo utilizado por Antifa, por eso se incluyó en un anuncio sobre Antifa”. También aseguran que esa imagen tampoco está en la base de datos de símbolos de odio de la Liga Antidifamación.

Recordemos que en los últimos meses Facebook viene siendo muy criticada por su política expresa de no intervenir en lo que se publica en su plataforma, la red social más grande del mundo. De hecho, muchas creen que esa pasividad a la hora de impedir los mensajes de odio, le permitieron a Trump tener éxito en su campaña electoral en 2016.

Esta nueva postura de de Facebook se suma a Twitter, que ya había comenzado a etiquetar algunos mensajes de Trump, que publica compulsivamente, como contrarios a sus normas y peligrosos por diseminar desinformación. Si bien aún son insuficientes, se trata de los primeros pasos que empiezan a dar los gigantes tecnológicos para empezar a erradicar los mensajes de odio del mundo virtual.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo