Banner Radio Header

Salud | Alemania | Coronavirus | Covid-19 | Emmanuel Macron | Francia

Francia y Alemania endurecen medidas por la segunda ola de COVID-19

Ante el rebrote de casos de COVID-19, Francia y Alemania han decidido extremar sus medidas de confinamiento. En Francia se aplicará una estricta cuarentena, mientras que en Alemania será más flexible.

En Francia, por un lado, donde 46 millones de personas ya estaban bajo toque de queda nocturno, el presidente Emmanuel Macron anunció a sus conciudadanos que a partir de mañana hay que volver a encerrarse en casa para luchar contra un virus que circula “a una velocidad que ni siquiera las previsiones más pesimistas habían estimado”.

El confinamiento es, sin embargo, menos estricto que el de hace seis meses: las escuelas, universidades, servicios públicos, fábricas y explotaciones agrícolas podrán seguir operando, para limitar el impacto económico.

Francia registra cerca de 36.000 muertos desde que se inició la epidemia. Además, más de la mitad de las camas de reanimación ya están ocupadas por enfermos del virus, reconoció Macron, cifras que recuerdan el peor momento de la pasada primavera boreal. El presidente francés llegó a asegurar que sin medidas drásticas, el país podría sufrir hasta 400.000 muertes adicionales en pocos meses.

ALEMANIA

Por su parte, la canciller Angela Merkel anunció también ayer restricciones para contener la segunda ola del coronavirus en Alemania, como el cierre por un mes de restaurantes y sitios de ocio, acompañadas de ayudas de hasta 10.000 millones de euros (11.750 millones de dólares) para que la economía enfrente el choque.

Estas medidas “duras y difíciles” buscan “frenar el ritmo muy elevado de propagación del virus”, declaró la canciller en conferencia de prensa. “Debemos actuar y es ahora” para evitar encontrarnos “en un estado de urgencia sanitaria”, añadió.

Subrayó que las nuevas reglas se aplican a nivel nacional tras un acuerdo logrado en una reunión de crisis con los jefes de gobierno de las 16 regiones alemanas competentes en materia sanitaria. Los jefes regionales se volverán a reunir en dos semanas para examinar su eficacia y si es necesario ajustarlas.

CienPuntoUno 2020

Dejá tu comentario

Seguí leyendo