Banner Radio Header

Política | Ávila | Escuelas | Estatales | Fuerzas de seguridad | Gendarmería | Judiciales | Justicia | Petroleros | Policía | Seguridad | TEG

Jorge Echelini: "El Gobierno no sabe qué hacer"

El abogado laboralista, ex funcionario municipal y provincial, visitó el piso de La Cien Punto uno y dialogó con el equipo de Nos Sobran Los Motivos acerca del conflicto gremial que acucia a la provincia.

RESOLUCIÓN DEL CORTE EN 3 Y 26

“3 y 26 se ha convertido en un ícono de las manifestaciones, es casi nuestra Plaza de Mayo”, sentenció Echelini. Categórico sobre el impacto de los cortes en la vida del ciudadano común, sostuvo que la interrupción de las vías de acceso a una comunidad, es un delito. “Los procesamientos van a llegar, dentro de 4 o 5 meses serán citados los identificados”, señaló.

El ex funcionario provincial denostó la actitud de la justicia frente al conflicto. “La justicia podría haber evitado la violencia entre particulares utilizando métodos alternativos” y agregó que podría haber adoptado un “rol conciliador”.

En esta línea, al referirse a la resolución “violenta” del corte de rutas, Echelini echó culpas sobre el Estado, en tanto “primer responsable” de la falta de prevención que derivó en el accionar violento de petroleros. “Un patrullero estacionado con dos policías no es prevenir. Sacar fotos, hacer inteligencia, pero nada más”, indicó.

Acerca de lo señalado por la fiscal interviniente en la presentación del habeas corpus colectivo de las entidades gremiales, sobre el hecho de que la presencia policial en el corte podía ser interpretada como una provocación, Echelini llamó a recordar la función que el estado de derecho le asigna a las fuerzas de seguridad interior. “Si empezamos a objetar que cada vez que intervengo el policía está mal mirado, eliminemos la policía. La policía está más asociada con la represión que con su deber que es preservar la seguridad. Preservar la seguridad implica muchas veces el uso de la fuerza, que, en el caso de la policía, es un uso legítimo”, manifestó. A su vez, también responsabilizó a las fuerzas nacionales por el incumplimiento de sus funciones: “Debió haber habido una fuerte presencia de Gendarmería Nacional, porque estamos en una ruta nacional. Y gendarmería miró para el costado”.

SOBRE LAS PARTES: GOBIERNO Y DIRIGENCIAS GREMIALES

“La inteligencia del dirigente está en saber interpretar cuándo debe cortarlo”, sostuvo Echelini en relación a la extensión del conflicto, que comienza a desgastar a la sociedad. “Tengo la sensación de que no quieren buscar las soluciones. Todos los días se corre el arco”, agregó en alusión a la radicalidad de los reclamos de los gremios estatales.

Por su parte, la actitud del gobierno también deja bastante que desear a los ojos del ex asesor letrado de la provincia. “Creo que el gobierno no sabe qué hacer. No tiene un negociador válido, cambia todos los días. La única autoridad que hablaba, ha perdido legitimidad. Massoni no es el hombre indicado hoy para poner al frente”, sentenció.

En este sentido, Echelini sujetó el accionar de la dirigencia de petroleros a la inacción del gobierno provincial. “Nunca debió haber sido Ávila el que tomara esa decisión, pero miraba para los costados y nadie le decía nada. Actuó en defensa propia, como dirigente”, subrayó.

EL DIÁLOGO COMO SOLUCIÓN

Echelini señaló que el diálogo debería ser la principal vía de resolución del conflicto. En esa línea, indicó que, para que exista una verdadera negociación, “las dos partes tienen que estar dispuestas a ceder parte de sus pretensiones” y que, el sacrificio que se proponga, sólo será posible si hay una proyección a futuro. “El sacrificio se debería hacer si hay un compromiso serio a futuro y, a su vez, un gran acuerdo social para que 3 y 26 deje de ser el sambódromo”, manifestó.

EL CIUDADANO COMÚN

El abogado laboralista hizo mención en reiteradas oportunidades a la manera en que este conflicto afecta al ciudadano común y hasta dejó entrever la posibilidad de que ese daño se traduzca en demandas concretas a las entidades gremiales. “La huelga es la legitimación del daño. El daño legitimado es en relación directa al empleador. Si afecto a terceros, pasa a ser una acción ilegítima”, señaló Echelini e indicó que ya hay empresas de servicios que han hecho presentaciones judiciales al respecto.

En relación a los principales damnificados por las medidas extremas adoptadas por algunos trabajadores estatales, el ex funcionario provincial sostuvo que “el principal perjudicado es el pobre”, dando a entender que, quienes se ven afectados de manera directa por dichas medidas (corte de rutas, días sin clases, bloqueo a empresas de transporte en reclamo del TEG) son aquellos que no pueden recurrir a escuelas privadas o al uso de vehículos particulares.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo