Banner Radio Header

Sociedad | Molinos | Parque Eólico | SCPL | Sociedad Cooperativa Popular Limitada

La SCPL inicia el desmantelamiento controlado de los molinos en desuso

Debido a que podrían comenzar a presentar riesgo de micro fracturas, la Sociedad Cooperativa Popular Limitada comienza con el desmantelamiento controlado de los molinos en desuso del Parque Eólico "Antonio Morán".

Atentos a los estudios técnicos, los molinos podrían comenzar a presentar riesgo de micro fracturas. Por ello, la Sociedad Cooperativa Popular Limitada decidió contratar a una empresa de reconocida trayectoria en la ciudad, para realizar el derribo controlado de varios molinos; ubicados dos en el Cerro Arenal, dos en el Cerro Hermitte y el último en el Cerro Chenque.

A pesar de la situación general y atendiendo a una necesidad impostergable, la SCPL ha tomado la decisión responsable de dar disposición final a los molinos del Parque Eólico "Antonio Moran" que ya no tienen uso ni viabilidad de ser puestos en funcionamiento, que además generan un costo de mantenimiento que no es visible pero existe y consiste en controlar el estado de los molinos y el vandalismo que sobre ellos suele recaer.

Cabe recordar que, en 1994 fue inaugurado el Parque Eólico “Antonio Morán”. En ese sentido, en el último tiempo la SCPL avanzó sobre estudios técnicos para el derribo y desmantelamiento de cinco aerogeneradores G47 de 660 KW que se encuentran en desuso y que podrían presentar riesgo de micro fracturas; ubicados dos en el Cerro Arenal, dos en el Cerro Hermitte y el último en el Cerro Chenque.

Para llevar a cabo estas tareas, que se prevé iniciarán el próximo jueves 29 de octubre, la Cooperativa trabajará junto a la empresa Dos Santos e Hijos S.R.L, quienes aportarán un servicio de izaje con grúas y transporte general con un sistema integral de gestión, seguridad, medio ambiente y calidad. En ese sentido, el procedimiento de derribo requiere condiciones climáticas óptimas, con un viento menor a 20 km/h.

Destacando que habrá un perímetro de seguridad de 100 metros desde la base de cada molino resguardado por personal de seguridad e higiene, el procedimiento consta de un estrobo de acero en la punta superior del molino el cual se instala con la ayuda de una grúa y un operario con guindola, dicho estrobo se tira a una distancia prudente, dentro del perímetro de seguridad para el vuelco del molino. De esta manera, se limitará mediante cartelería el acceso a personas a locación y a las áreas, y todo el personal utilizará chaleco reflectivo.

El proceso culmina con el retiro del personal de corte, se procede al izaje del tubo cortado y se deposita en el suelo. Por último, desde la Cooperativa confirmaron que los trabajos en el parque demandarán varios días, dada la envergadura de las estructuras.

CienPuntoUno 2020

Dejá tu comentario

Seguí leyendo