Banner Radio Header

Economía | CAME | Fedecámaras | Argentina | Pandemia | Rubén Manusovich | Chaco | Jujuy

La ventas cayeron un 44% en todo el país

Los comerciantes tenían cierta expectativa de hacer una diferencia en las ventas del Día del Padre. Promociones, descuentos y ventas online fueron algunas de las estrategias.

El contexto económico del país y las provincias, la pandemia y la vuelta atrás en las fases con mayores restricciones, pegaron duro en el comercio.

La ventas por el día del padre cayeron un, según un informe de Fedecámaras y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), cayeron un 60% en CABA y Gran Buenos Aires y 44% en todo el país.

Fue una encuesta de la CAME, que en base a un relevamiento entre 750 comercios de todo el país, precisó que la caída respecto de las ventas del día del Padre de 2019 promediaron un 44,2 %. Con dos rubros que bajaron a menos de la mitad del nivel de ventas, perfumería, donde las ventas retrocedieron 55,7%, y Calzado y Marroquinería, donde las ventas fueron 56,4% inferiores a los del Día del Padre del año pasado.

El movimiento fue muy inferior al de otras celebraciones y además miles de negocios cerraron porque no pudieron pagar alquileres, tarifas y/o sueldos, dijo el titular de Fedecámaras, Rubén Manusovich.

EN TODO EL PAÍS

El relevamiento de CAME; que abarcó todo el país, registró caídas algo menores, pero igualmente muy fuertes, al punto que sólo 4,9% de los comercios pyme relevados (esto es, menos de uno cada veinte) mostró algún aumento en las ventas y 88,7% vendieron menos.

Igualmente, señala el informe de CAME, la venta de regalos trajo un poco de alivio e incluso -señaló- es posible que lo siga haciendo en los próximos días, teniendo en cuenta que por la falta de encuentro de hijos con padres, debido a la cuarentena, los regalos se continúen comprando en los próximos días.

El relevamiento de CAME aclara, además, que no se incluyeron dos provincias, Chaco y Jujuy, que postergaron la celebración para el 12 de junio pues restablecieron limitaciones estrictas a la circulación de personas y el cierre de comercios, por el aumento de contagios.

Algunas provincias tuvieron mejores y en el Área Metropolitana (Capital Federal y Conurbano) subieron las ventas onlines pero bajaron en los locales físicos. Aún los comercios que permanecieron abiertos vendieron poco y la facturación electrónica aumentó 5,8% descontada la inflación, respecto a la misma fecha del año pasado.

Otro problema fue la poca variedad de productos, debido a problemas de abastecimiento, en especial en celulares y artículos electrónicos. El ticket promedio (para los 750 comercios pymes relevados por CAME en todo el país) fue de $1400, un 40% más que en 2019, un aumento menor a la inflación interanual del 45%.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo