Banner Radio Header

Opinión | Chubut | Reestructuración de la deuda externa | Estatales | megaminería | Arcioni | Sindicatos

Las Guerras Gauchas

#TardeParaEditoriales explora las actuales Guerras Gauchas de Chubut. Deuda, estatales, minería. Mesianismo y moral. Nuevos ingredientes en este final de temporada.

Hace dos meses propusimos un recorte, antojadizo como todos los recortes, que funcione como prisma para intentar reflexionar sobre el actual estadio de la crisis provincial. Para intentar comprender qué pasa en Chubut. Tres ejes, tres líneas que creemos se cruzan, tres aspectos de la realidad política y económica provincial que se relacionan entre sí.

  • Reestructuración de la deuda provincial en dólares
  • Relación salarial del estado provincial con las y los empleados de la administración pública
  • Proyecto de zonificación minera, es decir, desembarco de la gran minería en Chubut.

Sobre estas tres Guerras Gauchas hay novedades.

DEUDA: ¿TIEMPO PARA QUÉ?

El gobierno informó la aceptación del 90,2% de los acreedores de la deuda provincial. Con el 75% alcanzaba para que el resto acepte la reestructuración. Repasemos algunos puntos:

- Se trata del bono BOCADE, de 650 millones de dólares, colocados por el gobierno de Das Neves en 2016, en el cual el actual gobernador era vicegobernador, y presidente de la legislatura que votó dicho endeudamiento.

- La reestructuración no contempla quita de capital.

- La tasa de interés, cuando en el mundo es 0%, se mantiene en 7,75%, salvo durante el 2021, que baja un 0,25%. Es decir queda en 7,24%. Paréntesis: Aquí en la presentación que hace el gobierno hay algo muy curioso: se busca presentar esta tasa como buena en comparación con la tasa de interés de títulos nacionales, que rondarían el 12% debido a un alto Riesgo País. “En el mundo es 0, pero en Argentina es 12, Chubut está en 7”. Mal de muchos, consuelo de tontos.

- Los vencimientos de capital e intereses se extienden 4 años más, es decir de 2026 a 2030.

- De 2021 a 2023 Chubut no pagará vencimientos de capital, lo que equivale a 169 millones de dólares de “ahorro”.

- Se ha extendido el espectro de regalías ofrecidas como garantía de pago, antes eran las referidas a la producción de la operadora PAE en Cerro Dragón, ahora abarca el 100% de la producción de todas las operadoras.

Surgen tres preguntas.

  • 1) Según la información que el gobierno ahora sí puede dar (porque antes había cláusulas de confidencialidad) el primer grupo en aceptar las nuevas condiciones lo componen los fondos Contrarian, F Templeton, Oaktree y VR Capital. Son el famoso primer 50%. ¿Y el restante 50% quiénes son? Signo de interrogación.
  • 2) El 34% de este bono tenía como objetivo la realización de obra pública provincial. ¿En qué obras públicas se utilizaron esos 221 millones de dólares? Signo de interrogación.
  • 3) Desde el último pago de vencimientos en octubre, de casi 39 millones de dólares, las regalías continuaron depositándose en el fondo de garantía, en vistas al nuevo vencimiento trimestral de enero. ¿Esos millones ya están disponibles tras el anuncio de la reestructuración o se pagarán igual? Signo.

El acuerdo es una victoria, ¿Pero para quiénes? Victoria política para el gobierno provincial (¿Y el Nacional?). Victoria económica para los acreedores. Pero a mediano plazo, para las gestiones próximas y para la población en general, y fundamentalmente para las y los estatales, ¿Es una victoria?

Pareciera que no, por varias razones. Hablamos de un diferimiento de los pagos, no hay desendeudamiento alguno. "Bocade" significa "Bono de Cancelación de Deuda": No sólo no se canceló la deuda sino que ahora se extendió 4 años más, con pesados vencimientos que en el 2023 ya deberá afrontar el nuevo gobierno. Los recursos hidrocarburíferos ofrecidos como garantía ahora son mayores. No sabemos en qué se utilizó la totalidad de la deuda, lo que perfora su legitimidad, y la de sus gestores políticos.

Para hablar claro: refinanciaste tu deuda con la tarjeta de crédito y ganaste algo de tiempo, la pregunta es: ¿Ganaste tiempo para qué?

¿2018 RELOADED?

Esto nos conecta con nuestro segundo eje: la trágica relación del estado provincial con sus trabajadores y trabajadoras.

El 5 de agosto Arcioni logró el apoyo de casi totalidad de la legislatura (salvo el voto en contra del ahora afamado “Niño Rosca”, Sebastián López) para cerrar con los acreedores. Fue el anuncio de esta jornada. El gobernador aclaró que "nuestro objetivo principal es bajar el déficit". Nuestra lectura: “Nos dieron un poco de tiempo para poder acomodar las cuentas y poder seguir pagando”.

De nuevo, ¿Se ganó tiempo para qué? ¿Cómo se va a reducir el déficit fiscal? ¿Qué tanto se va a reducir el gasto y qué tanto se van a incrementar los ingresos?

Hace mucho que hablamos de lo mismo, hablamos de la gestión de la agonía. Gestores de agonías

Ya tenemos algunas pistas que indican más un camino de ajuste fiscal, como el que rankeó en 2018 a nivel nacional con un glorioso 30% de ajuste, que de incremento de la recaudación de ingresos propios, es decir, de algún tipo de crecimiento económico.

- El presupuesto 2021 está diseñado con una inflación estimada en un 29%, cuando los analistas más pesimistas hablan de un 50% de inflación para el año que viene.

- En el Presupuesto 2021, la Tributaria y el Código Fiscal que se deberán aprobar arrojan aumentos del 48% en Ingresos Brutos, 42% en Impuesto a los Sellos y 95% en Tasas Retributivas.

- La suspensión de aumentos salariales "enganchados" por 180 días, vendido como una Guerra Gaucha contra el Poder Judicial, anticipa algo que ya se ha venido militado desde varios vértices del cuadrilátero de la política chubutense: un congelamiento generalizado de paritarias estatales para el 2021, a la Santa Cruz, lubricado por la posibilidad, aún incierta, de “al menos”, finalizar con el pago escalonado, o pago por rangos. Consuelos non sanctos.

- La Agencia de Recaudación Provincial sería la encargada de recaudar impuestos que existen y no se cobran: impuesto inmobiliario rural, canon al agua y fondo ambiental provincial (FAP), 4000 millones de pesos anuales, según estimaciones de su flamante titular, Diego Touriñán. Pero además, calibrar la senda de los retiros voluntarios, las jubilaciones anticipadas, los débitos laborales, entre otros elementos de “racionalización del gasto público”. Otra Guerra Gaucha lanzada contra los más de 64.000 mil impíos empleados de la administración pública, cuyo pecado original es ostentar la condición de docente, de enfermero o enfermera, de vial, de judicial, etc. Pero para "Ñoquis Calientes" Otarola, para el (No) Defensor de las y los Adultos Mayores David González, o para empresarios y funcionarios vinculados a hechos de corrupción, las cruzadas justicieras devienen una corporativa historia de procrastinación.

La Guerra Gaucha
La Guerra Gaucha es el primer libro en prosa realizado por el escritor argentino Leopoldo Lugones. Publicado en 1905.
La Guerra Gaucha es el primer libro en prosa realizado por el escritor argentino Leopoldo Lugones. Publicado en 1905.

MESIANISMO Y MORALES

De nuevo, ¿Se ganó tiempo para qué? Para ver si se logra incorporar o no la gran minería a la matriz extractiva de Chubut, fuertemente vinculada a la historia del endeudamiento provincial en dólares.

El destino que la dirigencia piensa para Chubut parece ser un destino de fagocitación: extraer recursos naturales o bienes comunes para conseguir dólares. Dólares para pagar dólares que se pidieron por adelantado. Y cuando no alcancen los dólares para devolver esos dólares, extraer más recursos, o nuevos recursos.

Chubut: un destino fagocitador donde los mayores beneficiarios son los propietarios de los medios de extracción y los acreedores de la deuda pública

Y si hablamos de Destino estamos hablando de un mesiánico avance de la zonificación minera. Decimos "destino" y "mesiánico" no con fines estetizantes, sino porque en efecto el discurso oficial ha invocado a El Creador y ha hecho referencia a la completitud de una misión histórica: permitir la extracción de las bondades que el Creador depositó bajo la tierra.

La predominante dinámica del secretismo y la calle que adquirió la cuestión minera en los últimos dos meses, se ha visto enriquecida por nuevos ingredientes espirituales, morales y laborales.

Como un barril de brea, sospechas de coimas y corrupción cayeron sobre las y los legisladores. La sospechosidad se ve incrementada por la existencia de antecedentes: el escandaloso dictado vía Blackberry al diputado Muñiz, por parte de un gerente minero, durante la discusión de la primera presentación de Iniciativa Popular en 2014. En esta oportunidad fue un audio de una diputada madernista, Leila Lloyd Jones, que sugiere la circulación de coimas por 10 millones de pesos el voto; y el ya famoso video del diputado PRO Sebastián López.

Estos dos hechos hicieron que la situación de Chubut perfore las fronteras provinciales, más incluso que las masivas movilizaciones de los últimos meses, en rechazo a la megaminería

No nos vamos a referir a los detalles de estos escándalos, sino a su contexto. En primer lugar, hay que leer estas revelaciones en el marco de las fisuras políticas generadas por la enorme presión de la calle movilizada. La traición y las operaciones son válvulas de escape frente a la elevada temperatura del humor social. Temor y temblor. Si se han registrado defecciones frente al tratamiento en comisiones y la posterior aprobación del proyecto de ley 128/20 del Ejecutivo es porque la calle retumba. Porque "los números estaban".

Otro elemento que condimenta la cuestión minera es la tensa situación entre el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial. Como adelantamos el jueves pasado en esta editorial, en efecto se sucedieron una serie de vendettas, para el ojo insidioso. Las investigaciones y actuaciones de oficio del Procurador General, los comunicados y declaraciones públicas de miembros del Superior Tribunal de Justicia y los pronunciamientos de la Defensa Pública, no pueden ser leídos independientemente del nuevo procedimiento para enjuiciar jueces y magistrados y de la mencionada suspensión de aumento salariales. Esta omisión sería de una ingenuidad desbordante.

MINERÍA Y TRABAJO

Dirigentes de los principales sindicatos privados de la provincia han convocado para el día lunes a las 17hs una marcha provincial en apoyo al proyecto de zonificación minera de Arcioni.

Estamos hablando de Petroleros, la construcción, camioneros, comercio y bancarios. Esto supone una novedad frente a las burdas y marginales operetas que se vieron en casas de dirigentes del PJ. Sólo mencionar que tras el escrache en su casa Florencia Papaiani twitteó una foto reciente de uno de sus escrachadores, vinculado al gremio de AOMA (mineros), con dos ministros del gabinete provincial.

El apoyo de estos dirigentes gremiales al debate sobre la minería metalífera nos interpela a la hora de preguntar por la relación entre minería y trabajo. ¿Es realmente la gran minería una actividad que genera puestos laborales y desarrollo económico y social? La crisis económica y la necesidad de trabajo demanda mucha responsabilidad a la hora de discutir este ángulo de la cuestión, si es que suspendemos las preguntas aún pendientes sobre algunos aspectos medioambientales: qué sustancias se van a utilizar en vez de cianuro y qué afectación real de recursos hídricos supone este proyecto.

Algunas palabras clave: xantatos, poliacrilamida, tilxantato de sodio, diques de cola, Veladero, Jáchal, Brumadinho

Algunos datos sobre minería y trabajo:

- La minería metalífera en San Juan, modelo minero par excellence, emplea allí poco menos de 2500 personas de forma directa, menos del 1% del total del empleo en la provincia (Fundación Mediterránea- IERAL, 2011).

- Según datos oficiales, en 2019 hubo 9681 empleos en minería metalífera en todo el país, apenas el 0,09% del total de 12 millones de trabajadores registrados (Observatorio de Empleo y Dinámica Empresarial, Ministerio de Trabajo de Nación).

La información parecería dar cuenta de que el proyecto de zonificación minera no sería tratado en 2020. Una derrota relativa del gobierno. Mientras, la calle continúa retumbando, en las principales ciudades de la provincia, en rechazo a la gran minería y en apoyo a la Iniciativa Popular 2020. En este sentido, la marcha de sindicatos privados en apoyo al proyecto del gobierno será un nuevo dato de la situación.

El peligro es que el conflicto social en relación a la megaminería sea presentado bajo la siempre engañosa dinámica de “trabajadores contra trabajadores”. Porque ya hemos visto que con algunos trabajadores los funcionarios llevan adelante allanamientos o campañas de criminalización.

Con otros se sacan fotos.

CienPuntoUno 2020

Dejá tu comentario

Seguí leyendo