Banner Radio Header

Política | Sergio Mammarelli | Arcioni | aumento | Legislatura | Chubut | Linares | Mario Das Neves

Mammarelli: "Tal vez no era el momento político de hablar de refuncionalización"

El ex Ministro Coordinador, Sergio Mammarelli conversó con Mil Patagonias. Ya alejado de la función pública y con la provincia nuevamente complicada en lo económico analizó el porque del fracaso del plan que tenía para el Gobierno.

"Me faltan 700 palos. ¿Qué hago? ¿De dónde carajo querés que los saque?. Vos dame vuelta y no tengo 700 palos. ¿Qué hago? ¿Mando a las chicas de la provincia a ejercer la prostitución”. Fue la frase que prácticamente lo eyectó del Gobierno allá por mayo del 2018. Se trata de Sergio Mammarelli, abogado, hombre de Comodoro Rivadavia pero que reparte sus días entre el sur, Buenos Aires y San Luis. Esas declaraciones robadas, grabadas de manera oculta en una reunión con representantes de cooperativas e intendentes que alguno se encargó de difundir, precedieron su renuncia como Ministro Coordinador de Gabinete de Mariano Arcioni. Pero no fue sólo la viralización de los audios, a Mammarelli "se la tenían jurada" apenas asumió. Y es que la sinceridad "no garpa" diría Carlos Linares, y Mammarelli de eso sabe muy bien.

El ex funcionario había asumido para acompañar a Arcioni luego de la muerte de Mario Das Neves en medio de una seria crisis económica. El pago de sueldos escalonado fue una decisión que provocó enojo y meses de movilizaciones por parte de los trabajadores estatales que inmediatamente lo consideraron un "enemigo íntimo". Sólo para recordar esos meses álgidos de Arcioni inaugurando el poder recordemos la muerte de un policía durante una violenta protesta frente a Casa de Gobierno."Lo que podía pedir ya lo pedí. Lo pedí descubierto al banco, pedí un adelanto de la coparticipación al gobierno nacional. Siguen faltando 700 palos, ¿qué hago?", se preguntaba el ministro coordinador durante esa charla que le valió incluso un tirón de orejas del Gobernador y una denuncia en el INADI.

Mammarelli había llegado con una misión, quienes lo conocen dicen que hace años se venía preparando para eso, no era ningún trasnochado. Tenía un plan, del que incluso solía hablar en mesas de café con amigos: terminar con este Estado "abultado", hacerlo más eficiente,implementar políticas para refuncionalizarlo. Él le llamo " la revolución del sentido común".

Conversamos con Sergio Mammarelli, una entrevista exclusiva para Mil Patagonias. Antes de empezar aclara: "Es mi amigo el Gobernador.Tienen el mejor gobernador que podrían haber elegido. Hasta ahora no ha tenido la posibilidad de ser gobernador ciento por ciento legítimo y ahora lo va a ser. Tal vez pueda reconducir".

Es mi amigo el Gobernador.Tienen el mejor gobernador que podrían haber elegido. Hasta ahora no ha tenido la posibilidad de ser gobernador ciento por ciento legítimo y ahora lo va a ser. Tal vez pueda reconducir.

Hoy en medio de una situación similar a la de 2018 algunos lo han recordado y mencionado. ¿Qué pasó con aquella idea de la refuncionalización y de un estado moderno?

S M- El panorama es exactamente igual porque nada cambió. La planificación era más ambiciosa, no era sólo un estado más eficiente, era poder romper cadenas mentales, que cuesta mucho. Y comenzar a pensar en un estado para la gente, para los chubutenses. Porque sino el estado empieza a justificarse para sí mismo, fijate la barbaridad que tenemos hoy, todo lo que recauda chubut con el esfuerzo de toda la población se va exclusivamente para pagarle a los empleados, ¿y la gente que necesita salud, necesita educación, necesita seguridad?

¿Qué pasó, el plan no se entendió?

S M- Hay cosas que tienen cierta maduración, tiempo, pero a su vez requieren de ciertas condiciones políticas, por eso tengo tantas esperanzas en Mariano como Gobermador a partir del 10 de diciembre, porque va a ser un gobernador con todas las facultades, con la Legislatura a favor y probablemente pueda constituir un equipo mucho más homogéneo. No nos olvidemos que cuando asumió había muchos que provenían del dasnevismo y era muy difícil modificar algunas actitudes. Mariano gobernó con una muñeca fenomenal porque supo conciliar, dialogar y tolerar. Tal vez ese no era el momento político de hablar de refuncionalización del estado, que no significa achicarlo, significa no tener un estado bobo sino un estado eficiente, digital y moderno. Es algo más que toquetear el estado. Toquetear el estado es nada, es una medida de ajuste. Mariano aclaró siempre que no venía a ajustar ni achicar. Tal vez hoy se pueda crear una nueva ley de Ministerios. Son desafíos que hay que llevarlos acabo, llevan tiempo , producen costos. Producen reacciones, no porque sean buenas o malas sino porque hay mucha gente que piensa en forma vieja, que es algo muy diferente a ser bueno o malo. Todos son buenos, pero hay algunos que piensan viejo y otros que piensan moderno. Estamos avanzando a un mundo distinto y si vemos el estado de Chubut atrasa cien años.

La planificación era más ambiciosa, no era sólo un estado más eficiente, era poder romper cadenas mentales, que cuesta mucho.

¿Usted repetía que íbamos camino a ser Santa Cruz, hoy lo somos?

S M- Hay datos objetivos que no los digo yo, los han dicho periodistas. La provincia tuvo un respiro debido a situaciones exógenas, aumento del dólar, el precio del petróleo. Después del cierre paritario, cuando no tenemos con qué cumplirlo provoca de nuevo un ahogo. El endeudamiento no se refinanció, con lo cual en términos objetivos la situación es la misma de aquel momento.

¿Cuándo se cerraron las paritarias, se tenía la seguridad que iban a poder pagarse esos aumentos?

S M- Lo ignoro, porque en aquel momento había otro tipo de cambio, otra era la expectativa en el precio del petróleo, no se sabía bien si se avanzaba más o se avanzaba menos respecto a la minería, había una serie de factores que en el momento que se valoraron se creyó que se podía.

asume mammarelli.jpg
Mammarelli asumió como Ministro el 6 de noviembre de 2017.
Mammarelli asumió como Ministro el 6 de noviembre de 2017.

¿Tuvo opositores dentro del mismo gabinete?

S M- Hay algunos que ponemos mayor énfasis en el funcionamiento. Igualmente siempre todos tenemos que reducirnos a lo que somos, somos simples secretarios del Gobernador, acá no hay protagonismos. Mi relación principalmente de lealtad era con él.

¿Entonces? la sinceridad no garpa?

S M- Soy extremadamente sincero, extremadamente directo con lo que a mí me parece que es mi verdad, que no es la verdad necesariamente. Soy consciente que no existe la verdad, existe tu verdad, mi verdad y después en alguna mesa tenemos que conciliar todas las verdades. Que es lo que se proponía, que era ir a la Legislatura a tratar de conciliar las verdades de todos. La gestión de Mariano ha sido obstaculizada desde el punto de vista político por algunos sectores.

¿Cuál cree que es la salida a la situación de Chubut?

S M- Pareciera como que la receta es ajuste, y no es ajuste. Lo que estamos pensando es en un estado moderno, tenemos que romper esta lógica de que la única manera de funcionamiento es la actual. Podemos tener un estado moderno, somos muy pocos habitantes en Chubut y tenemos la enorme oportunidad de hacer algo fenomenal. Para eso tenemos que dejar de pensar en forme lisa y pensar en forma moderna, tal vez al final del camino el estado termine teniendo el doble de empleados, eso no importa, importa qué tipo de estado queremos. El problema es que no veo muchas intenciones de romper esa lógica.

¿Es con minería?

S M- Yo creo que es con minería también, porque la minería forma parte de un recurso que tiene la provincia. Mil veces lo dije, si Comodoro vive de la minería hace más de cien años, porque el petróleo les recuerdo es minería, cómo no vamos a desarrollarla en todo el territorio. Si podemos hacerlo cuidando el medio ambiente, no hay razón para decirle que no.

¿Pudo descubrir quién grabó e hizo circular el audio?

S M- Mi renuncia no tuvo nada que ver con eso. Tiene que ver con otra cosa, una situación personal familiar que me obligó a tomar un decisión. Antes de empezar sabíamos que esto iba a tener un ciclo corto, porque había que realizar cosas que iban a tener un alto costo y alguien lo debía pagar. Y yo no tenía ningún problema en pagarlo, porque yo no era político, no soy político y no tengo aspiraciones, esa es la enorme diferencia con la que yo llegaba al gabinete. No es que mi carrera quedó trunca. Yo sólo quería cumplir con un amigo, sabía que era por un período corto, había que hacer las cosas bien, había que decir la verdad, decirlas de frente, después darle un abrazo al amigo y volver a mis cosas.

¿Esperaba ese resultado de Arcioni en las elecciones de junio?

S M- Estaba totalmente seguro que Arcioni iba a ganar, tenía mayor seguridad yo que él (risas).

Antes de empezar sabíamos que esto iba a tener un ciclo corto, porque había que realizar cosas que iban a tener un alto costo y alguien lo debía pagar. Y yo no tenía ningún problema en pagarlo, porque yo no era político, no soy político y no tengo aspiraciones, esa es la enorme diferencia con la que yo llegaba al gabinete.

Mammarelli es ameno para charlar, hoy ya más relajado y fuera de la función nos cuenta que no trabaja más para la provincia, que tiene emprendimientos propios y que ya no se vincula ni siquera de manera indirecta con la función pública. Nos cuenta que está estudiando, llevando a cabo una diplomatura, que a pesar de su edad sigue preparándose. Insiste: "hay que comenzar a pensar que hay que romper los moldes, hay algo que es fundamental, no hay nadie que se atreva a romper los moldes, ni en lo político,ni en ningún lado. Tampoco en los medios. Ustedes los comunicadores a veces no se animan a decir verdades, aunque las saben. Por miedo a las repercusiones, a las consecuencia. Y los cambios de concepción se hacen con todos. Dos o tres personas no pueden, se necesita de todos. Hay una mediocridad dentro de la política que es brutal, el mundo se viene encima y no tenemos la apertura para darnos cuenta de lo que podemos hacer en Chubut".

Dejá tu comentario

Seguí leyendo