Banner Radio Header

Sociedad | Chacabuco | proyecto | Coronavirus

Municipio bonaerense implementó "pasaporte" para ingresar a bares y restaurantes

La municipalidad de Chacabuco, en provincia de Buenos Aires, estableció el 18 de junio de 2021 la implementación de un "pasaporte" para permitir el ingreso a bares, restaurantes y gimnasios a los vacunados y a los que tuvieron coronavirus .

En Francia, Emmanuel Macrón dispuso una serie de medidas que implican la utilización de un certificado de vacunación que habilita a las personas que ya están vacunadas contra el coronavirus a ingresar a restaurantes, bares o recitales. Duramente en un mensaje emitido a toda la sociedad francesa, Macrón expresó: “Ya no tengo ninguna intención de sacrificar mi vida, mi tiempo, mi libertad y la de mis hijas por quienes se niegan a vacunarse. Esta vez se queda usted en casa, no nosotros”

No obstante en Argentina, existe un Municipio que hace más de un mes implementó el mismo tipo de medidas para intentar frenar los contagios de Coronavirus. Se trata de Chacabuco, un municipio que cuenta con aproximadamente 55 mil habitantes, 4.802 de esos ciudadanos vacunados con dos dosis, 14.464 con una dosis y 3.750 que padecieron COVID-19 en los últimos tres meses en donde se puso en práctica un programa piloto denominado “Cuidar fuentes de trabajo, protocolo solidario COVID-19”.

Lo concibieron como una “propuesta segura para facilitar el funcionamiento de los rubros afectados por la pandemia”. La razón de ser de la iniciativa no tiene como finalidad desarticular la penetración de los movimientos antivacuna sino reactivar los sectores de la economía más golpeados por la pandemia. El método, sin embargo, es similar y anterior al implementado por el presidente de Francia.

“Formulamos una propuesta con el objetivo de acompañar y cuidar a estos sectores de la economía. Una alternativa viable sería permitir la concurrencia de clientes, bajo estricto protocolo, a los lugares que brindan servicio de gastronomía y a los gimnasios, con la condición de que quienes concurran tengan aplicadas dos dosis de vacunas o hayan tenido COVID-19 en los últimos tres meses. Está demostrado científicamente que en ambos grupos la posibilidad de reinfección, de contraer enfermedad grave y la mortalidad son extremadamente bajas”, reza el documento oficial del programa.

El proyecto “Cuidar fuentes de trabajo, protocolo solidario COVID-19” instrumentó un “pasaporte” que no es más que la exhibición del certificado SISA (Sistema Sanitario Informático Argentino) en formato papel o digital, la acreditación del esquema vacunatorio completo o bien la presentación del alta médica con una vigencia de tres meses. Los recintos habilitados son gimnasios, restaurantes, cervecerías, confiterías “y demás espacios del rubro gastronómico” en lugares cerrados con aforo del treinta por ciento.

CienPuntoUno 2020

Dejá tu comentario

Seguí leyendo