Banner Radio Header

Política | Alberto Fernández | Arcioni | Carlos Linares | Chubut | Chubut Al Frente | Congreso | Florencia Papaiani | Frente de Todos | Guillermo Almirón | Jorge Taboada | Juan Pablo Luque | Massa | Nancy González | Parrilli | PJ | Ricardo Sastre | Santiago Igón

No hay federalismo ni en las decisiones

La noche del sábado en la sede del PJ en Rawson se produjeron varios incidentes en el cierre de las listas. Camioneros concentrados en el local partidario agredieron a integrantes de la nómina que encabeza Guillermo Almirón. Pero no sólo la violencia política debe ser materia de análisis y repudio, también las prácticas que, desde hace un tiempo ya, dejan al ciudadano de a pie lejos del interés de la dirigencia.

Creer que las disputas que se generan en torno a quienes ocuparán bancas y cargos es por el bien común y no por la supervivencia personal de algunos políticos, suena por lo menos ingenuo. El sábado fue realmente una jornada caótica y confusa. Estaban quienes dudaban de llegar en tiempo y forma con los avales, los que hasta último momento llamaban ofreciendo lugares en las listas, los que metieron nombres solo para restarle votos a quienes les competirán en las PASO y, lo más difícil, definir cuánto peso tendrían los pedidos del partido a nivel nacional. La dedocracia que nunca falta en cada elección.

MIENTRAS TANTO A 1800KM...

La decisión de la fórmula Fernández-Fernández se habría tomado hace un tiempo y cobrado más fuerza luego del resultado electoral en la provincia de Chubut: jugar con Mariano Arcioni. Desde la conducción nacional habían reclamado la unidad en las elecciones de abril y junio, eso no fue posible. Entonces sobrevino el pedido que generó la discordia: el armado de la lista de diputados nacionales. Mientras Chubut al Frente presentó ante la Justicia Federal un pedido de adhesión para ir con boleta larga y llevar en la categoría presidencial a Alberto y Cristina Fernández, las mandas del Frente de Todos comenzaban a erosionar al PJ en la provincia.

Días atrás, antes del cierre de las alianzas, Oscar Parrilli se comunicó con Carlos Linares a pedido de Cristina. La orden era encabezar con Santiago Igón la lista de diputados nacionales, lugar que los locales le habían garantizado al dirigente camionero Jorge Taboada. Quienes se animan a un análisis más arriesgado sostienen que la intención no era negociar, ni siquiera que se aceptara la imposición nacional. La intención era romper con el PJ y que la boleta larga se la llevara Arcioni. Esa versión cobra más fuerza cuando algunos aseguran que Ricardo Sastre, vicegobernador electo, estuvo el mismo sábado reunido con Alberto Fernández y Sergio Massa. Allí se habría cerrado la estrategia.

EN LA PROVINCIA

Sobre las 10 de la noche llegaban los primeros mensajes de lo que sucedía en la sede del PJ. En tanto otra reunión se llevaba a cabo en la casa de Gustavo Mac Karthy y Florencia Papaiani, posible candidata en segundo lugar de la lista de legisladores nacionales. A Jorge Taboada se le ofrece el segundo lugar, que por la ley de paridad debe ser ocupado por una mujer. Podía ser cualquiera que fuera en representación de los Camioneros. La negativa habría sido tal que en determinado momento la misma Cristina Fernández habría llamado a la actual senadora Nancy González para exigirle que bajen a Taboada, de lo contrario ella no dudaría en bajar de su lista en provincia de Buenos Aires a Facundo Moyano, una especie de prenda de cambio o extorsión.

Afuera del partido, afiliados de Camioneros protestaban, cada vez con más virulencia, a punto tal que ante el ingreso tardío de Guillermo Almirón y algunos de sus compañeros fueron agredidos para robarles las carpetas con los avales. El apoderado de la lista, Guillermo Vilanova sufrió convulsiones después de una golpiza y quedó internado en observación en la localidad de Rawson. Deberá ser materia de análisis también por qué les resultó tan difícil encontrar a la Junta Electoral del partido, quienes debían estar para recibir toda la documentación.

A esa misma hora, en la casa de Florencia Papaiani, Linares esperaba su respuesta para ir segunda en la lista. Dicen que ante los hechos de violencia y el temor que las manifestaciones se trasladaran a la puerta de su casa donde habita con sus dos pequeños hijos, Florencia habría dicho que en estas condiciones no aceptaba.

A partir de ese momento comienza la cuenta regresiva para el cierre con: Igón, la actual diputada Estela Hernández y el tercer lugar para Carlos Catalá, subsecretario de salud del Municipio de Comodoro. Catalá tenía reservado su lugar en la lista de concejales de Juan Pablo Luque y ni siquiera estuvo para firmar la aceptación al cargo nacional.

La amenaza de romper el Frente por parte de Camioneros quedó en claro para todos. Incluso quedó en evidencia en el cierre que le dio a su lista de concejales Juan Pablo Luque, quien pocos días atrás había lanzado su precandidatura con el acompañamiento de todo el sector de Taboada. Las listas en Comodoro se cerraron pasado el mediodía, el Tribunal Electoral dio una prórroga de 12 horas a partir de los incidentes vividos. Habrá que ver cómo transcurre la campaña para el PJ sin el aparato y la estructura de Camioneros y con una internan que se definirá entre dos listas.

Quienes cubren actos electorales hace años coinciden en que no tiene nada de novedoso que desde Buenos Aires se digiten las listas e impongan quienes deberán llegar al Congreso. Tampoco son nuevas las traiciones, y los hechos de violencia. Ni mucho menos exclusivo de una sola fuerza política. La pregunta que nos cabe es quién gana con todo esto. Cuando la dirigencia se molesta de los discursos de la "antipolítica" y responsabiliza a “la gente” de los últimos resultados electorales es que no se permiten un análisis certero de situación. El hastío a las prácticas impropias de algunos políticos, la necesidad de muchos de inmortalizarse en los cargos, la campaña sostenida en chicanas y pases de factura, colocan a los electores en la vereda de enfrente. Lo que en algún momento volvió a enamorar a los argentinos que se atrevieron a discutir de política, de apropiarse de espacios públicos con las demandas en la calle, hoy parece alejarlos nuevamente. Alejarlos y dejarlos afuera. La política que resuelve entre cuatro paredes, que acuerda siempre entre los mismos, es la misma que después deberá someterse al voto popular. Razón por la cual, no deben olvidarse que el voto es libre e incondicionado, en el que sólo cuenta la soberana voluntad del votante. No debería olvidarse que quienes allí los ponen, de allí los sacan.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo