Banner Radio Header

Deporte | Mundial de Básquet | Seleccion Argentina de Básquet

Nueva epopeya de Argentina para meterse en la final del mundo

Argentina una vez más emocionó a todos con una victoria heroica y el domingo desde las 9 se jugará con España la chance de ser campeón del mundo.

Por Facundo Ponce

Uno podría pasarse horas escurriendo el diccionario. Buscando en listados de sinonimos, o exprimiendo libros y textos para encontrar un adjetivo que pueda calificar con justicia lo que esta haciendo esta selección en China. Lo que esta claro es que en ese diccionario, "imposible" no será una palabra que esté incluída.

Es que este grupo de jugadores, comandados por el técnico de afuera (Hernández) y el de adentro (Scola, el pibe de 39) ya había dado el golpe bajando a Serbia, que llegaba en 4tos de final como candidato no solo a quedarse con ese partido, sino también a dar la vuelta el domingo. Lo hecho por los argentinos los obligó a pegar la vuelta pero hacia Belgrado.

Y hoy, cuando parecía que pedir una más ya era casi un abuso de confianza en la relación hinchas - jugadores, este grupo lo hizo de nuevo, y le puso su nombre al pasaje que quedaba hacia la estación final del campeonato.

La mañana empezó para los argentinos como en la canción de Las Pelotas, "Esperando el Milagro". Francia llegaba como candidato, y una vez más el traje de "punto" le quedó mas cómodo que el de "banca" a los de celeste y blanco.

Siempre estuvo arriba Argentina, en un día de esos en que la vida te besa en la boca, aunque sin encontrar una distancia en el resultado que le permita tomar aire y respirar tranquilo. Fue recién promediando el tercer parcial en que a los nuestros se les abrió el aro y a Francia, que ya venía resbalando, en ese pasaje parecían además estar tirándole cáscara de banana.

Campazzo imperial como en cada juego de este torneo, Scola con 28 puntos y una gran cantidad de rebotes, dueño del tablero en una y otra costa de la cancha, y los actores de reparto siendo otra vez protagonistas (Laprovittola, Deck y Garino) hicieron primero el trabajo sucio de bajarle el goleo a Francia, tarea necesaria para pensar luego en el aro de en frente. Y allá, del otro lado de la cancha fue que en ese tercer parcial Argentina encontró la precisión que le permitió estirar la ventaja hasta lograr una maxima de 15, y hacer que la moneda caiga de su lado.

El último cuarto tuvo la desesperación del equipo francés en la búsqueda de tiros largos que no surtieron efecto, y en la otra punta a Scola con 2 triples consecutivos a falta de 3 minutos para la útima chicharra, que terminó de desactivar las ilusiones de los europeos.

Argentina y otra epopeya en China, país de linajes y dinastías heroicas, que hoy una vez más fue testigo de la dinastia que comenzó la generación dorada en 2002, y que hoy llega otra vez a uno de sus puntos más altos.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo