Banner Radio Header

política/judiciales | AMIA | Alberto Nisman

Nunca se dejó de pedir la extradición de los imputados por el atentado a la AMIA

La documentación que lo ratifica fue ofrecida como prueba para el juicio en el que se tratará la denuncia realizada por el difunto fiscal, Alberto Nisman.

Un documento diplomático con el que la Argentina respondió en 2014 a una consulta de Corea del Sur prueba que el Gobierno que encabezaba Cristina Fernández de Kirchner no dejó de perseguir a los imputados iraníes acusados por el atentado a la AMIA, aun cuando un año antes había suscripto el Memorándum de Entendimiento con Irán para esclarecer la masacre.

El documento corresponde a una repuesta que la Cancillería a cargo de Héctor Timerman le dio a Corea ante una consulta vinculada a la voluntad de ese país de formalizar una invitación al funcionario iraní Moshen Rezai, quien había sido comandante de la Guarda Revolucionaria iraní, imputado en la causa por el ataque a la mutual judía, que en esos días sonaba como candidato a presidente de la nación islámica.

Esta documentación fue ofrecida como prueba para el juicio en el que se ventilará la denuncia realizada por el fallecido fiscal de la causa AMIA, Alberto Nisman, en 2015, quien sostuvo que el memorándum firmado en enero de 2013 entre Argentina e Irán tuvo por objetivo dar impunidad a los acusados a cambio de reflotar relaciones comerciales con el país persa.

Los acusados del ataque terrorista a la AMIA (perpetrado en 1994, con 85 muertos) sobre quienes pesan las circulares rojas son Mohsen Rabbani (exagregado cultural de la embajada de Irán en Buenos Aires), Ali Fallahijan (ex ministro de Inteligencia), Mohsen Rezai (comandante de la Guardia Revolucionaria iraní), Ahmad Reza Asghari (tercer secretario de la embajada en Buenos Aires) y Ahmad Vahidi (ex ministro de Defensa iraní).

CienPuntoUno 2020

Dejá tu comentario

Seguí leyendo