/ Virginia Navarro

  • Chubut

    Tengo una vaca lechera...

    En un contexto de crisis económica y financiera, es la actividad petrolera la que sostiene el mínimo funcionamiento del Estado e incluso el pago de salarios. Es así que en medio de la urgencia se reabre en Chubut el debate de quiénes deben poner más.

  • Mariano Arcioni

    ArcioniExit

    Esta semana y los hechos ocurridos alrededor de la sesión extraordinaria que no pudo ser, fue la gota que rebalsó el vaso. El bloque del oficialismo se rompe y la relación Arcioni-Sastre también.

  • Chubut

    Se suspende la sesión extraordinaria

    Las condiciones no están dadas para que los diputados traten el paquete de medidas girado por el ejecutivo. Además del paro de los trabajadores de la Legislatura, el edificio se encuentra sin luz, agua, teléfonos y servicio de internet.

  • Mariano Arcioni

    La rosca por los nombres

    Mariano Arcioni sabe que para la política, en su corto paso, ha hecho mérito suficiente para nombrar a cada uno de los secretarios y ministros que lo van a acompañar a partir del 10 de diciembre. Entre fortalezas más de carácter personal y desconfianza a "los aliados" hoy piensa en el armado de su equipo.

  • Alberto Fernández

    Cuando el Estado está ausente...

    Lo ocurrido hoy en la escuela provincial número uno podría haber sido una remake del "vamos a pasar por encima de los docentes" por parte de petroleros. Cuando la justicia no hace nada y el Gobierno espera que hagan otros.

  • Alberto Fernández

    Cuando el Estado está ausente...

    Lo ocurrido hoy en la escuela provincial número uno podría haber sido una remake del "vamos a pasar por encima de los docentes" por parte de petroleros. Cuando la justicia no hace nada y el Gobierno espera que hagan otros.

  • Casa de Gobierno

    La mala estrategia

    La extensión del conflicto llegó a un punto que sólo le sirve al Gobierno. Los trabajadores -que no son los gremios- siguen con sus demandas insatisfechas. En tanto la comunidad llegó a un nivel de hartazgo que el vecino común ya no sabe a quién dirigir su enojo.