Banner Radio Header

Policiales / Judiciales | Marco Lautaro Teruel | violación | Los Nocheros | prisión

Piden 17 años de cárcel para Marco Lautaro Teruel, hijo de uno de Los Nocheros

El imputado afronta un juicio por dos cargos de abuso, uno a una menor. También solicitaron que, en caso de ser condenado, se le revoque el beneficio de la prisión domiciliaria.

El juicio por dos violaciones contra Marco Lautaro Teruel, hijo de Mario, uno de los músicos del grupo folclórico Los Nocheros, entró en su última etapa y la Fiscalía pidió este jueves que sea condenado a 17 años de prisión.

En el mismo debate, están acusados sus amigos Silvio Ezequiel Rodríguez y Gonzalo Isaac Farfán, imputados en uno de los hechos, y para quienes solicitaron ocho años de cárcel.

El fiscal penal 1 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual de Salta, Federico Obeid, solicitó que, en caso de ser condenado, a Teruel se le revoque el beneficio de la prisión domiciliaria.

Teruel está acusado en una primera causa de “abuso sexual con acceso carnal agravado por el grave daño en la salud de la víctima, en concurso ideal con exhibiciones obscenas agravadas continuadas, en concurso ideal con corrupción doblemente agravada por tratarse de una menor de 13 años y por mediar engaño”.

La querella en este caso, representada por la abogada Liza Medrano, solicitó 15 años de prisión.

En la segunda causa, Teruel fue imputado por “abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido por dos o más personas”, en coautoría con Rodríguez y Farfán.

Obeid sostuvo que Teruel “cometió los hechos denunciados en la primera causa siendo mayor de edad, con grado de certeza”. “Dijo ante el Juzgado de Garantías 7 que sus abogados lo hicieron mentir sobre su edad al momento de los hechos denunciados en la primera causa”, aseguró el fiscal, al tiempo que la estrategia de la defensa, “que pretendió instalar que la primera víctima sólo quería dinero”.

“En su vivienda, el acusado llevó a la víctima de la primera causa al baño de arriba para mostrarle un juguetito”, recordó. De ese modo, “pudo advertirse la corrupción de menores agravada, ya que la víctima, la primera vez que ocurrió el abuso, fue engañada”.

El fiscal precisó que los abusos se repitieron desde que la menor tenía 10 años hasta que alcanzó los 12. También remarcó que el daño psíquico en la denunciante, que actualmente tiene 18 años, permanece hasta la fecha, según los informes psiquiátricos y psicológicos a los que se sometió.

CienPuntoUno 2020

Dejá tu comentario

Seguí leyendo