Banner Radio Header

Política | Chile | Convención Constituyente

¿Qué está discutiendo la Convención Constituyente en Chile?

¿Cómo se está desarrollando la Convención Constituyente? ¿Qué significa en términos históricos la elección de una mujer mapuche como presidenta de la convención? ¿Cuáles son la reivindicaciones en relación al agua? ¿Una vez que se ponga en pie la nueva Constitución, los partidos políticos tradicionales, e incluso el mismo Piñera, van a poder gobernar?

Este domingo 4 de julio quedó constituida la Convención Constituyente en Chile, no sin antes la represión del gobierno de Sebastián Piñera. Quien preside la asamblea se llama Elisa Loncón, una mujer mapuche de 58 años, que fue elegida por sus pares con 96 votos de los 155 posibles, un hecho histórico.

Este proceso constituyente es producto de la rebeliones populares de 2019, donde por un aumento de 30 pesos en el boleto del subte, se terminó desencadenando un profundo cuestionamiento a 30 años de vigencia de la constitución pinochetista, en democracia.

Para una mirada más cerca de estos hechos, dialogamos en Tarde Para Miles con Francisca Fernández Droguett, integrante del Movimiento por el Agua y los Territorios (MAT), de la Coordinadora Feminista 8M y candidata a constituyente por el Distrito 10.

Embed

¿Fuiste electa constituyente?

No, en mi distrito de las listas de los movimientos sociales no quedó nadie, pero sí el Movimiento por el Agua y los Territorios tenemos tres constituyentes, de la Coordinadora Feminista tenemos una constituyente y además armamos una plataforma feminista plurinacional con 17 candidatas, y fueron electas 4. Por lo menos como fuerza política desde los movimientos sociales y los territorios estamos presentes en este proceso.

¿Cómo se está desarrollando la Convención Constituyente?

Convocamos a siete puntos de todo Santiago de Chile, para allí ir al antiguo Congreso, donde funcionaría la Convención Constitucional. Estaba todo tranquilo, nuestra idea era dejar a las y los constituyentes en la entrada, cuando nos damos cuenta que está totalmente todo acordonado, y literalmente de un momento a otro, cuando estábamos a la espera, nos empezaron a violentar lanzando gas lacrimógeno. Para que tengan una idea, se llevaron detenido al hijo de 14 años de una constituyente. Luego se logra resolver, nos dejan de reprimir y así comienza a sesionar la convención, y de manera maravillosa, y luego de algunos acuerdos, Elisa Loncón queda electa, imaginen, algo que compartimos con Argentina, en un país tan racista y colonial, fue un gesto de justicia restaurativa simbólica.

¿Qué significa en términos históricos la elección de una mujer mapuche como presidenta de la convención constituyente?

Decimos que hay tres ejes: mujer, mapuche y territorio. Son las cosas que nosotros hemos podido ir visibilizando, y justamente el carácter plurinacional, un feminismo comunitario, territorial, antiextractivista, y por otra parte, pensar un país de una manera absolutamente descentralizada. Elisa Loncón da cuenta de esas tres maravillosas articulaciones, de pueblo originario, pero además de un pueblo fuertemente criminalizado como el caso mapuche en Chile. Cuando ella asume es acompañada por la machi Francisca Liconao, otra constituyente que estuvo dos veces detenida, por lo que tuvimos que ir a organizamos de derechos humanos internacionales por una acusación falsa.

Los movimientos sociales logramos colocar que el primer tema a tratar fuera la liberación de los presos políticos del pueblo mapuche y de la revuelta, tratando de extender a los presos políticos en general. Cuando llegan los constituyentes para sesionar nos damos cuenta que no estaba preparado para sesionar, no estaban habilitadas las salas, no había internet, no había medidas sanitarias, hubo un boicot de parte del gobierno para que no puedan sesionar. Tuvieron que suspender, mientras había familiares de presos y presas, todo un despliegue para sesionar pero hoy aún sigue en suspenso, se sesiona para ver qué hacer a nivel de la infraestructura. Hace una hora, el encargado del gobierno de Piñera sobre este tema, Francisco Ensina acaba de dejar su cargo a disposición.

¿Cuáles son la reivindicaciones en relación al agua que se lleva a la constituyente? Se habla mucho de la privatización del agua

Una de las cosas principales del legado de la dictadura cívico-militar de Pinochet es que la Constitución de 1980 que nos ha tocado, establece la figura de un Estado subsidiario, esto significa que el Estado, para el desarrollo de políticas públicas y sociales, deja todo en mano de privados, eso significó, la privatización de la Salud, la Educación, la Vivienda, y el Agua, por lo que en 1981 se crea el Código de Agua que si bien reconoce que el agua es un bien nacional de uso público, la forma de acceder es bajo una forma que se llama "derecho de aprovechamiento de agua", es decir que en Chile se puede comprar, arrendar, vender y hasta hipotecar el agua. Nuestra gran lucha es por la desprivatización del agua en Chile, por eso vamos contra toda la institucionalidad, decretos y leyes que fomentaban la privatización de los bienes comunes, por ejemplo el acuerdo binacional minero entre Chile y Argentina, con Pascua Lama y la Barrick Gold, nuestra lucha es derogar el Código de Agua, no hay reforma que permita recuperar los flujos hidrológicos y los ecosistemas, de hecho en Chile no existe la Iniciativa Popular, no teníamos forma de pensar otra manera de gestionar las aguas. Queremos dar fin a la idea de un Estado subsidiario, para dar lugar a un Estado garante, proveedor de derechos humanos, de la naturaleza y derechos colectivos sobre distintos cuerpos de agua, como glaciares, mares, etc.

Tanto la derecha, como sectores de la Ex-Concertación, tienen conflicto de intereses, porque tienen acaparados los derechos de aprovechamiento de agua. Bajo las AFP, que es la privatización de las pensiones y el Código de Agua, es la columna vertebral del modelo neoliberal en Chile. No va a ser una disputa sencilla, pero tenemos claridad que estamos en un proceso de derrumbe de esas viejas estructuras, de cambio, sabiendo que el neoliberalismo no lo vamos a terminar con una nueva Constitución, pero vamos a consagrar derechos básicos.

Los principios que se buscan impulsar en la Constituyente son los de la paridad, la plurinacionalidad, la territorialidad, y dentro del reglamente ya estamos incluyendo el antinegacionismo, nos parece fundamental que para una nueva Constitución, hacer un ejercicio de reparación histórica: reconocer que en Chile se violaron y se siguen violando los derechos humanos. Una Constitución es para consagrar derechos, después viene todo el desafío de cómo esto se transforma en leyes y en nuevas institucionalidades.

¿Cómo se recibió en Chile lo que fue la sanción de la ley de Tierra del Fuego para prohibir las salmoneras en el Canal de Beagle, tratándose de una cuestión binacional?

Lo celebramos con mucha alegría. Este tema es parte de otra de las revueltas previas territoriales, que fue el proceso de la revuelta o el "Mayo Chilote", en que Chiloé, la gente que habitó ahí, realizó una serie de movilizaciones para paralizar la presencia de las salmoneras que estaban contaminando con marea roja. Una lucha territorial muy potente que finalmente no ha logrado desplazar lo que nosotros creemos también es un monocultivo, la monoproducción va a perpetuar por una parte el extractivismo, el arrase a los ecosistemas, y la perpetuación de la dependencia de las grandes economías. Damos la defensa de la territorialidad, pero también en términos económicos. Hubo mucha alegría con lo que pasó en el sur de la Patagonia, pero queda mucho por recorrer para lograr algo así, en Chille hay una gran dependencia de estas monoproducciones.

¿Una vez que se ponga en pie la nueva Constitución, considerás que los partidos políticos tradicionales, e incluso el mismo Piñera, van a poder gobernar?

Va a ser complicado, Piñera ronda el 7% de aprobación, va a ser complicada la situación, y ahora se viene un proceso presidencial. Pero ojo, los movimientos sociales no tenemos candidatura a la presidencia, por otro lado hay elecciones para diputados, la diputación sigue bajo el sistema que sólo habilita partidos políticos, en la Convención logramos paridad, escaños reservados y logramos el ingreso de movimientos sociales desde la situación de independencia juntando firmas, queremos irradiar este espíritu, pero no llega a otras estructuras, es todo un tema repensar la institucionalidad, el Congreso, todo el Estado en la conformación de sus poderes, estamos en ese campo de disputa pero no va a ser sencillo para nadie. Piñera está maravillosamente invisibilizado en todo este proceso.

Francisca Fernández Droguett
Francisca Fernández Droguett
Francisca Fernández Droguett

CienPuntoUno 2020

Dejá tu comentario

Seguí leyendo