Banner Radio Header

política/judiciales | STJ | paridad de género

Red Mujeres para la Justicia, FAM y AMJA exige la paridad de género en el STJ

Mediante una solicitada, La Red Mujeres para la Justicia, la Federación Argentina de la Magistratura y la Asociación de Mujeres Jueces de Argentina piden paridad de género las coberturas de vacantes para el Superior Tribunal de Justicia.

El texto:

"La provincia del Chubut frente a una oportunidad histórica

La Red Mujeres para la Justicia apela especialmente a las autoridades de la provincia del Chubut con atribuciones para la designación de quienes integran el Superior Tribunal de la Provincia, para que tomen conciencia de que están frente a una oportunidad de poner fin a la histórica exclusión de las mujeres en la integración de dicho Máximo Tribunal provincial

Destacamos, asimismo, que el cumplimiento de los mandatos convencionales y constitucionales que determinan la composición paritaria de todas las magistraturas, incluidas las judiciales, no implica una colisión con la aspiración de idoneidad-razonablemente concebida- que halla sus raices en nuestro marco constitucional.

Creemos, también, que debe visibilizarse y reconocerse que las mujeres que elegimos carreras jurídicas venimos contribuyendo sustancialmente a la excelencia y calidad en el desempeño de los órganos judiciales. Nuestra Red reitera, una vez más, la necesidad de cumplir de modo efectivo con los mandatos de fuente convencional, constitucional y legal que plasman la paridad, en paralelo con la idoneidad, con miras a contar con una Justicia con perspectiva de Derechos Humanos y de género, independiente, e imparcial, por el bien de la ciudadanía Chubutense y Argentina.

Declaración Junta de Gobierno FAM

Paridad y perspectiva de género en la integración de los tribunales colegiados y del Máximo Tribunal de la Provincia de Chubut.

En los procesos constitucionales de nombramiento de integrantes de tribunales colegiados así como también de Cortes y Superiores Tribunales provinciales, deben ser tenidas en cuenta-además de la idoneidad -la paridad y la perspectiva de género a la hora de designar integrantes.

FAM adhiere al pedido de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Provincia del Chubut y exhorta a que en las coberturas de vacantes para el Superior Tribunal de Justicia estas directivas encuentren realización efectiva.

Las políticas de igualdad de género y eliminación de toda forma de discriminación contra las mujeres tienen como objetivo responder a un problema estructural. Los sistemas judiciales deben constituirse como impulsores de estos cambios, que redundarán en el mejoramiento de la calidad de nuestra sociedad y terminarán con una situación inaceptable de postergacidón por razones de género.

AMJA

E 26 de junio de 2020 se cumplen 62 años desde la creación del Superior Tribunal de Justicia de Chubut. Jamás hubo una mujer en su integración. Esa realidad por si sola exterioriza la discriminación histórica sufrida por las mujeres en el ámbito del Poder Judicial de la Provincia. Los estereotipos de género operantes determinan el valor que se asigna a su trabajo, dirigen o restringen el rol que se considera "apropiado" en sus comunidades y refuerzan creencias sistémicas para justificar la subordinación de las mujeres

Es responsabilidad de quienes representan al Estado revertir esa situación con acciones que se reflejen en las leyes y en las estructuras e instituciones jurídicas, políticas y sociales.

El Gobernador de Chubut, ejerciendo la representación de las y los chubutenses, tiene hoy a oportunidad histórica de proponer mujeres para integrar el Superior Tribunal de Justicia. De ese modo cumpliría con el mandato constitucional de garantizar en forma efectiva no ilusoria-la materialización de igualdad sustantiva y equidad real en los cargos de decisión y con ello, permitiría desincentivar la discriminación de género en los demás ámbitos públicos y privados.

Debe rechazarse el discurso que propone una dicotomía entre paridad e idoneidad, pues no es cierto que se resigne el requisito de la capacidad técnica cuando se propicia la igualdad. Además, las sociedades no pueden depender de que sean personas extraordinarias quienes aseguren la no discriminación entre hombres y mujeres, ya que la cuestión involucra un principio que se ubica en el centro mismo de los derechos humanos fundamentales

Es preciso desestimar también el planteo que propone la paridad sólo para los cargas vacantes y no para el pleno del Máximo Tribunal. Tal interpretación, además de inconstitucional, muestra que hay funcionarios que proclaman la igualdad de género pero carecen de una voluntad política real de materializarla.

Comoquiera que se la defina, la democracia implica en si misma un principio de igualdad, aceptado como legitimo por el conjunto de la sociedad o, cuando menos, por una mayoría significativa. Es hora, pues, de asegurar la igualdad de género en todos los ámbitos, pues si un sistema democrático desatiende la participación de las mujeres, ignora sus voces, evita la responsabilidad ante la vulneración de sus derechos, es una democracia solo para la mitad de la ciudadanía."

CienPuntoUno 2020

Dejá tu comentario

Seguí leyendo