Banner Radio Header

Salud | Bolsonaro | Brasil | Coronavirus | COVID-19 | Cuarentena | Ministerio de Salud | pandemia | salud

Renunció el ministro de Salud a menos de un mes de asumir

El ministro de Salud de Brasil, el oncólogo Nelson Teich, renunció este viernes a menos de un mes de asumir el cargo y por razones similares que su antecesor: las presiones del presidente Jair Bolsonaro para cambiar la estrategia de combate al coronavirus.

Nelson Teich sufrió las mismas presiones por parte del mandatario que su antecesor para flexibilizar las medidas de aislamiento social.

Teich, que no tenía experiencia en política, fue elegido por Bolsonaro para reemplazar a Luiz Henrique Mandetta, con el que el mandatario mantuvo fuertes discrepancias sobre la necesidad de imponer una cuarentena y medidas de aislamiento para contener la pandemia.

El oncólogo asumió la cartera de Salud con la curva de contagios en pleno crecimiento exponencial y enseguida adoptó un perfil más bajo que Mandetta: redujo las declaraciones a la prensa y evitó entrar en peleas directas con el líder ultraderechista.

Asimismo, empezó su gestión con un mensaje difuso sobre la idoneidad de las cuarentenas. Sin embargo, con el paso de los días, se distanció del discurso del gobernante, que apuesta por volver a la normalidad de forma "inmediata" porque, como sostiene, el desempleo "también mata".

El ahora exministro alertó entonces que Brasil puede llegar a registrar mil fallecidos al día y descartó, por el momento, recomendar flexibilizar las medidas de aislamiento, como defiende Bolsonaro.

"Nadie está pensando en relajar el aislamiento. En este momento, nadie está pensando en flexibilizar nada", señaló días atrás.

Pero el mandatario hizo caso omiso y sin avisar a su ministro de Salud incluyó en la lista de actividades esenciales a peluquería, salones de belleza y gimnasios. Teich se enteró de esa decisión del presidente a través de los periodistas, en una rueda de prensa.

Luego, se cruzaron sobre el uso de la cloroquina, un medicamento cuya eficacia contra el COVID-19 no está probada científicamente, pero que Bolsonaro defiende incluso para casos leves.

Teich, en cambio, advirtió esta semana sobre los riesgos "colaterales" de administrar este antipalúdico para infectados con coronavirus, ante lo cual el mandatario respondió implícitamente pidiendo a todos sus ministros que estén "en sintonía" con él.

En la víspera, en una reunión virtual con empresarios, Bolsonaro dio hoy un paso más allá y aseguró que "exigirá" a Teich modificar la recomendación sobre el uso de la cloroquina, que ahora el Ministerio de Salud solo aconseja para los cuadros más graves.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo