Banner Radio Header

Sociedad | Chubut | Fernando Rivarola | La manada de Chubut | Marcelo Nieto Di Biase | Ministerio Público Fiscal | Superior Tribunal de Justicia

Semana clave para la definición de la Cámara en el caso "La Manada"

El día viernes venció el plazo para que la Cámara, que debía revisar el fallo del juez Nieto Di Biase defina si no se aceptará finalmente el juicio abreviado. El caso en tanto podría llegar al Superior Tribunal de Justicia.

El caso estuvo en la agenda pública durante semanas, incluso bordeando el show mediático sobre algo absolutamente delicado y que forma parte de la intimidad de una joven.

Más allá de la exposición de detalles de un caso que la víctima prefirió ocultar (que además no quiso denunciar); del yerro del fiscal Fernando Rivarola, utilizando términos y expresiones que una sociedad como la actual ya no tolera (Desahogo Sexual); un periodismo que puso en una vidriera el dolor de una joven que no fue escuchada ni tenida en cuenta; y una justicia que ha demostrado poca perspectiva de género y estar lejos de contemplar los derechos de las mujeres.

Todo eso se debatió en Chubut y en la Argentina los primeros días del mes de junio.

Esta semana será clave. Con los plazos vencidos desde el último viernes, una Cámara integrada por tres magistrados, deberá avalar o no el fallo del juez Marcelo Nieto Di Biase, quien rechazó el juicio abreviado (acordado entre la defensa de los tres imputados y la víctima).

Asimismo el Ministerio Público Fiscal adelantó que dependiendo la resolución de la Cámara, recurrirá la misma "por no haber respetado la voluntad expresa de la víctima y soslayar la opinión de su terapeuta" quien explicó las razones por las cuales la joven no puede continuar con este proceso.

"La resolución vulnera su derecho a ser oída y a que su decisión sea considerada en la resolución del caso, contradiciendo las recomendaciones plasmadas en todos los Tratados Internacionales que regulan los derechos de las mujeres víctimas de violencia", manifestaron desde la Fiscalía.

ANTECEDENTES

El juez penal Marcelo Nieto Di Biase había rechazado el acuerdo de juicio abreviado presentado por el fiscal Fernando Rivarola, la víctima y todos los imputados del caso conocido como "La Manada de Chubut", en el cual se acusa a tres jóvenes por el delito de "abuso sexual simple", en un hecho ocurrido en Playa Unión en la madrugada del 22 de septiembre de 2012.

La decisión fue sorpresiva, ya que durante la audiencia realizada por videoconferencia, la joven que fue víctima del abuso había expresado su conformidad al acuerdo con sus victimarios.

Tras divulgarse el fallo, la Fiscalía emitió un escueto comunicado anunciando que apelará la decisión del juez.

Si en todas estas etapas se termina confirmando la decisión del juez Nieto Di Biase, entonces habrá un juicio contra los tres imputados. Otro joven que era menor al momento del hecho y, además, el anfitrión de la casa de Playa Unión en donde ocurrieron los hechos, que fue sobreseído por el juez a pedido del fiscal.

En tanto, otros dos jóvenes que también eran menores de edad, ya fueron absueltos en su momento, por lo que quedaron desligados de la causa.

Sin embargo,Nieto Di Biase, entre los fundamentos centrales de su resolución, indicó que teniendo presente el artículo 355 del Código Procesal Penal (CPP), resulta necesario un mayor conocimiento de los hechos, como así también que resulta exigua a criterio del magistrado la pena acordada en orden a la propia plataforma expuesta en el acuerdo.

Según el juez, se pretendía la imposición de una pena de tres años en suspenso -la mínima para la escala elegida por las partes- siendo que de aplicarse correctamente la norma, conforme lo sostiene vasta doctrina, se debería pensar en una calificación que tiene una pena de 8 a 20 años de prisión, lo que no puede pasar por alto, dice el juez.

En cuanto al consentimiento expuesto por la víctima en la audiencia, Nieto Di Biase lo consideró "condicionado", lejos de la forma en la que pretendía que fuera tomado por las partes, dado que se le hizo mención al magistrado de la existencia de un acuerdo reparatorio, cuyos términos se reservaron las partes a tener de un "pacto de confidencialidad".

La continuidad del caso se transformó en un enorme interrogante judicial, que esta semana podría llegar a su fin. En el caso de convalidar la decisión del juez y con la apelación, que anticipó el MPF, el mismo podría llegar hasta el Superior Tribunal de Justicia.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo