Banner Radio Header

Cultura y Espectáculos | Servant | Lauren Ambrose | Toby Kebbell | Rupert Grint

Servant: un thriller extraño pero efectivo

La serie de Apple TV+ producida por el maestro de la vuelta de tuerca, M. Night Shyamalan, es un excelente thriller psicológico en formato de capítulos de media hora.

Una pareja de clase media alta urbana recibe en su casa a una joven pueblerina que se ofrece como niñera de tiempo completo para su hijo de tres meses de edad. Dorothy Turner (Lauren Ambrose) es movilera en uno de los noticieros del prime time local y, ante la pronta expiración de su licencia por maternidad, está algo obsesionada por dejar a su bebé en buenas manos y la selección de la candidata es el resultado de un filtro minucioso sobre todos los perfiles que respondieron al anuncio de búsqueda. Leanne (Nell Tiger Free), la flamante niñera, es una joven tímida y reservada, pero determinada a hacer su trabajo de la mejor manera posible.

Servant 2.jpeg

Las primeras escenas muestran a un Sean Turner (Toby Kebbell) poco convencido de la empresa y más bien entregado al quehacer de su esposa. Unas escenas después, la razón del desencanto de Sean irrumpe de manera abrupta y violenta. Al buscar al pequeño Jericho en su cuna, Sean toma al bebé de un talón y golpea su cabeza contra el barral sin mostrar afectación alguna. El cuadro revela así que Jericho no es un bebé de carne y hueso sino un muñeco de duelo, incorporado a la vida de la pareja protagónica como parte de una terapia para procesar la pérdida de su pequeño hijo de tres meses.

Servant 4.jpg

Mientras Dorothy actúa como si se tratara del verdadero Jericho, Sean no se atreve a contradecirla, pero teme por lo que pueda suceder una vez que Dorothy retome su vida habitual y la situación se exponga a un círculo más amplio que el familiar. Leanne, por su parte, cuida de Jericho tal como si se tratara de un bebé real aun cuando está a solas con él, fuera del campo visual de sus empleadores.

La abnegación de Leanne para con su tarea comienza a incomodar al propio Sean, quien insiste en no dar continuidad a la fantasía a la vez que intenta lidiar con su propio duelo. Todo se complica aún más cuando, en un momento en el que Sean queda a cargo de supervisar a Jericho, el baby call instalado en el cuarto del bebé replica el sonido de un llanto real. El bebé ya no es más un muñeco. ¿Se trata de un milagro? ¿o es que el niño siempre estuvo ahí sin que Sean pudiera verlo? ¿Y qué tiene que ver la llegada de Leanne con todo eso?

Así es como Servant sumerge al espectador en una historia que oscila entre el delirio, el terror y la comedia negra. Si bien el argumento toca un tema de gran sensibilidad como puede ser la muerte de un niño pequeño y el duelo consecuente, la irrupción de eventos extraños e inexplicables ya a partir del primer episodio, desvía rápidamente el ojo desde la tragedia hacia el suspenso.

Servant 5.jpg

La serie no es apta para cualquier paladar y, en este sentido, es una propuesta específica para un público amante del thriller psicológico y dispuesto a suspender el juicio moral por los minutos que dure cada capítulo. El elenco protagónico es uno de sus puntos fuertes y se complementa con la presencia de Rupert Grint (el histórico Ron Weasley de la saga Harry Potter) en el papel de Julian, hermano de Dorothy y cuñado y aliado de Sean en su cruzada por descubrir la verdad detrás de la misteriosa aparición del bebé.

Servant cuenta con dos temporadas – 2019 y 2021 – de 10 episodios cada una y fue creada por Tony Basgallop, quien la coproduce junto a M. Night Shyamalan. El sello de Shyamalan se trasluce en la atmósfera enrarecida que rodea a la trama y el respaldo de su nombre es uno de los mayores atractivos de la serie. Una sugerencia de la casa para quienes estén en la búsqueda de algo original y distinto, pero que no resigne la capacidad de mantenerlos absortos frente a la pantalla.

Servant 3.jpg

CienPuntoUno 2020

Dejá tu comentario

Seguí leyendo