Banner Radio Header

Energía | Central Futaleufú | Puerto Madryn | TRANSPA | Fernando Guerra | El Escorial

Son más de 50 las torres afectadas, repararlas tardará un mes

En la jornada de ayer una recorrida aérea por la zona permitió establecer que son más de cincuenta las estructuras afectadas por la nieve. Un vuelo detectó esas estructuras tiradas de la línea Futaleufú-Madryn en Sierra Rosada y Sierra Caracol. Repararlas llevará cerca de un mes.

El temporal de nieve, viento y con temperaturas extremas dejó un saldo de 55 torres derribadas de la línea que una la Central de Futaleufú con Puerto Madryn. Ya hay un equipo de la empresa Transpa que está viajando a la zona para avanzar con la reparación, que demoraría de 20 a 30 días.

A las 37 en la zona de Sierra Rosada, se sumaron otras 18 en Sierra Caracol, tras el vuelo que verificó los daños ocasionados.

El inédito suceso ocurrió en una zona de 15 kilómetros en Sierras Rosadas, en las cercanías del paraje de El Escorial. El gerente de Transpa, Fernando Guerra, se mostró asombrado por los daños causados por las condiciones climáticas: “La verdad que es un hecho inédito, estas torres están construidas desde 1973 y preparadas para condiciones extremas. Son dos líneas que tienen 600 kilómetros de distancia desde la central Futaleufú hasta la estación transformadora en Madryn”

Explicó que “hubo una climatología extrema de mucho hielo, nieve y viento que ha hecho que en las dos líneas nos afectara una cantidad de torres que son 37”. Ya se están dirigiendo al lugar: “Estamos preparando un vuelo para evaluar toda la zona y tener una certeza de los daños”.

“Enviamos gente con equipos especiales. Ahora ya preparamos equipos abocados a evaluar los daños y estimar las reparaciones necesarias y preparar los suministros e insumos para la zona, con un campamento de reparación con todos los protocolos Covid19”. Guerra puntualizó que “esto tendrá un costo importante"

No es una reparación que se realice en tres días, estaremos en el orden de los 20 o 30 días para repararlo.

“Se deberán hacer los traslados de los equipamientos, repuestos con los camiones, por lo que primera habrá que acondicionar los caminos. Entre 80 y 90 personas que estarán trabajando en esto”.

Más allá del perjuicio económico que implicará para la firma, el gerente de Transpa transmitió tranquilidad a los usuarios porque “vamos a poder mantener las condiciones de abastecimiento”.

Fuente: Diario Jornada

CienPuntoUno 2020

Dejá tu comentario

Seguí leyendo