Banner Radio Header

Salud | Hospital Alvear | Hospital Regional | Precarización laboral | crisis | Pago Escalonado | impuestos | Pandemia | sueldo | cuarentena | Coronavirus | Chubut

Trabajadores del Hospital Alvear y Regional: "El personal de salud está en crisis, está en quiebra"

"Las deudas e intereses acarreados no pueden solucionarse con un bono de $5.000 si los sueldos no son depositados en tiempo y forma", expresaron en un comunicado.

Por medio de un comunicado los trabajadores de la Salud del Hospital Regional y Alvear informaron sobre la situación que están atravesando frente al contexto actual:

Los Agentes de Salud de Comodoro Rivadavia queremos informar a la población que la falta de cobro de nuestros haberes en tiempo y forma nos ha afectado profundamente en nuestras vidas y que realmente nos sentimos desprotegidos y desconsiderados por el gobierno provincial.

Independientemente del “rango de cobro” en el que hemos sido situados y aún cuando se hubiera cumplido con la palabra empeñada de colocarnos a la cabeza del listado de pagos, en relación al resto de la administración pública, nada de eso cambiaría la situación de endeudamiento económico en el que nos encontramos por los atrasos de “casi tres meses” de cobro y los intereses que allí se generaron, situación de la que, por supuesto, el gobierno no se hace responsable.

Nos han congelado el salario, disminuyendo de esta manera nuestros ingresos por el aumento del costo de vida que todos hemos sufrido. Ya no nos alcanza para alquiler, no nos alcanza para el supermercado, no nos alcanza para los impuestos y servicios, no nos alcanza para movilizarnos, no nos alcanza para la educación de nuestros hijos, no nos alcanza para vestirnos, no nos alcanza para proyectar un futuro, con las deudas acarreadas del presente, no nos alcanza

El personal de Salud está cansado de la precarización laboral, de las cooperativas, de los contratos temporales, de los “arreglos individuales”, del pago escalonado.

El personal de salud que le prepara la comida a su familiar internado, los camilleros que trasportan los pacientes, los de mantenimiento que cuidan que los hospitales no se sigan deteriorando, las recepcionistas que atienden el teléfono, preparan la historia clínica, reciben al paciente en guardia, el personal administrativo que permite la realización de estudios y posibilitan el ingreso de fondos al nosocomio, los choferes que trasportan pacientes, los de limpieza que realizan la higiene, pertenecen a una cooperativa, o por contratos, facturando a la provincia… no cobran jubilación, no tienen ART, seguro médico ni obra social, son monotributistas que, si no trabajan, no cobran, si se enferman no cobran, si se toman vacaciones no cobran.

El personal de salud que se encuentra trabajando por “PROSATE” tiene contratos temporales debiendo facturar a la provincia; precarizados, sin el derecho a protestar por el temor a que no se le renueven los contratos.

Al personal de planta se les ha llegado adeudar 3 meses consecutivos acarreando deudas en intereses de tarjeta de crédito, alquileres, escuela, cuotas alimentarias, luz, gas, celulares, internet, expensas, rentas, impuestos automotores, prestamos varios, debiendo en muchos casos pedir préstamos para pagar deudas, las cuales se acumulan mes a mes sin poder llegar a regularizar la situación, transformándose en círculo vicioso interminable.

El personal de salud queda fuera de los beneficios crediticios dados por el gobierno nacional por percibir sueldo del estado. Las deudas e intereses acarreados no pueden solucionarse con un bono de $5.000 si los sueldos no son depositados en tiempo y forma.

En este contexto de pandemia, la salud está siendo revalorizada a nivel mundial y en nuestra provincia, en cambio, es notoria la desvalorización del recurso humano, la poca importancia que se le da al médico, enfermero, camillero, trabajado social, psicólogo, administrativo, radiólogo, bioquímico, técnicos extraccionista, alimentación, limpieza, choferes, etc. que todos los días, a pesar de la cuarentena y de la exposición a una enfermedad desconocida, esta para ayudar, atender y contribuir en el bienestar de la salud de la ciudad.

El personal de salud está en crisis, está en quiebra, pero está presente para atender a la población, a pesar de todo. La salud de la ciudad está enferma en gran parte por la falta de reconocimiento de su recurso más valioso, el recurso humano.

Necesitamos que se valore y reconozca nuestro esfuerzo, pero no solo con aplausos, necesitamos que se nos retribuya como corresponde para poder vivir con dignidad

Dejá tu comentario

Seguí leyendo