Banner Radio Header

Sociedad | Minería | SOMU | Chubut

Trabajadores del SOMU rechazan la minería

Mediante un comunicado, el Sindicato de Obreros Marítimos se manifestó "irrenunciablemente" en contra del proyecto, y al tiempo que destacó la labor de las asambleas y exigió la aprobación de la Iniciativa Popular.

Mediante un comunicado, el SOMU (Sindicato de Obreros Marítimos Unidos) emitió un fuerte rechazo a la propuesta minera que se encuentran debatiendo los diputados provinciales en la Legislatura chubutense, cuestionando la falta de sustentabilidad además de denunciar “falsas promesas” por parte de las empresas mineras.

El sindicato ejemplificó con casos de otras provincias y sostuvo que "es incompatible con nuestra actividad vital y con la voluntad de la gran mayoría de los chubutenses”, señalando que por sus características “es extractivista, no sustentable y contaminante a gran escala”.

Más adelante, calificaron a las mineras de “’empresas golondrinas’ que llegan, extraen el metal precioso y se van. La comunidad formada en su entorno queda sin ningún sustento económico, con el agravante de un ambiente totalmente degradado, sin posibilidades de desarrollar otro tipo de actividades realmente sustentable”.

En este inciso pusieron como ejemplo de esto a “Sierra Grande o a San Antonio Oeste, con la Mina Gonzalito ubicada a 100 kilómetros que en los 80’s se declaró en quiebra y desapareció. Entre 1994 y 1995, en un estudio de contaminación de la costa de la fundación Patagonia Natural, se encontraron valores de metales pesado especialmente plomo y cinc sorprendentemente elevados en Bahía de San Antonio, probándose después que el origen estaba en los depósitos abandonado por la minera”.

Entre otros tantos ejemplos, desde el sindicato denunciaron “la ‘falsa promesa’ de progreso económico y cuidado ambiental queda en evidencia. Las provincias con minería a cielo abierto son testigo de esta estafa”.

Para cerrar, desde el SOMU remarcaron las 30 mil firmas que consiguió la Iniciativa Popular y le expresaron su apoyo; y cerraron afirmando que "la pesca es por excelencia una actividad autosustentable, de alto impacto económico –que- nos ha permitido desarrollar una industria creciente y constante”, por lo que es un“deber natural defender nuestra fuente de trabajo, es nuestra obligación irrenunciable rechazar todo tipo de actividad contaminante, que ponga en riesgo nuestro sustento”.

CienPuntoUno 2020

Dejá tu comentario

Seguí leyendo