Banner Radio Header

Salud | playa | Rada Tilly | salida

Tras 55 días, tocamos playa nuevamente

A partir del 20 de marzo entró en vigencia la primera etapa de la cuarentena decretada por el Presidente Alberto Fernández. Contando el día de hoy transcurrieron 55 días para tener una salida de esparcimiento.

Finalmente, después de 55 días pudimos tener una salida de esparcimiento en Rada Tilly. No es que no hayamos podido salir en todo ese tiempo. Lo hicimos, cumpliendo nuestras tareas laborales en La Cien Punto Uno, Gen Radio y Canal 9. Pero son salidas de la casa al trabajo y viceversa. No estaba confinado a no moverme de mi casa, pero no tenía la libertad de agarrar a Mamba, mi perra, y salir a caminar como lo hacía diariamente hasta el 19 de marzo.

Tenía y tengo relación social con mis compañeros de trabajo, pero necesitaba mi hora de contacto con la naturaleza, la extrañaba y la necesitaba.

En mi trayecto no me encontré con una marea de gente, me crucé con pocas personas, y todos muy responsables utilizando los más diversos tapabocas. Personas solas, otras acompañadas por sus mascotas, mamás con sus hijos, que andaban en bici o monopatines. Esto en la rambla de Rada Tilly. Otro tanto de personas se distribuían sobre la parte sur de la playa, disfrutando de una bajamar notable. En ese sector el sol parmanece más tiempo.

Una tarde fresca que abría el interrogante sobre si mañana jueves llegaremos a los 20 grados que pronostica el Servicio Metereológico Nacional, acompañado por viento fuerte, con ráfagas que podrían llegar a los 100 Km/h.

Rápidamente dejamos en limpio nuestra mente y disfrutamos junto a Mamba, mi perra, quien me sorprendió. Pensé que al llegar a la zona de las rocas (luego de caminar por la rambla) iba a reaccionar con su proverbial vitalidad y largarse a correr sobre la arena, meterse en el mar. Nada de eso. Muy tranquila, incusive sentándose para contemplar el paisaje que hace mucho no veía.

Feliz por la salida. la disfruté a pleno. Espero que todos seamos responsables y aceptemos las normas que forman parte del protocolo de salidas. Es caminar, sin detenerse a charlar con nadie, ni pensar sentarse en el murito de la rambla para charlar o tomar mate. Esa será otra etapa.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo