Banner Radio Header

Sociedad | Accidente | hospital italiano | Palermo | Seguridad

Un caballo lo dejó impotente y su esposa le ganó una demanda al Hipódromo por no poder tener sexo

La justicia reconoció que el sexo es un derecho y ordenó indemnizar a una mujer que se vio perjudicada cuando su esposo quedó imposibilitado de tener una erección por la patada de un caballo en el Hipódromo de Palermo.

Un hombre de 57 años se encontraba en el Hipódromo Argentino de Palermo y un caballo tiró una patada que dio contra un tacho de basura. El tacho, a su vez, le dio en la ingle al hombre y lo derribó al piso.

Los encargados de seguridad auxiliaron a Juan, llamaron al SAME y los médicos que lo asistieron lo urgieron a ir a una clínica. La ambulancia no lo llevó y se fue en un taxi hasta el Hospital Italiano. Ya en la guardia, vieron un gran hematoma en el pene, que solo podía tratar con hielo durante varios días, además de algunos calmantes para los dolores.

Los días pasaron, los dolores siguieron y el hematoma no se iba. Es más, ya no solo abarcaba los genitales sino también parte de las piernas. Desde el accidente, no pudo volver a tener erecciones.

Según el diagnóstico de los doctores, el hematoma se había instalado en el cuerpo cavernoso del pene y la sangre no llegaba a irrigar la zona para permitirle volver a tener una relación sexual.

De esa manera inició la causa y tuvo una derivación inédita. Porque no sólo Juan reclamó su indemnización por lo que había sufrido, sino que también lo hizo su esposa, Herminia.

Es que la disfunción sexual de Juan también le impidió tener a ella relaciones sexuales. Lo revelador fue que la Justicia entendió que ella también había sido una víctima de la situación y ordenó indemnizarla.

Fuente: Infobae.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo