Banner Radio Header

Sociedad | clases presenciales | Coronavirus | CONICET

Un estudio demuestra la suba de casos por las clases presenciales

Catorce investigadores del CONICET analizaron el impacto de las clases presenciales en la curva de contagios de coronavirus y demostraron la negatividad de abrir las escuelas.

Un estudio del CONICET analiza el impacto de la presencialidad en las escuelas y cómo influye en la curva de los casos de coronavirus. Se analizó la situación con las nuevas medidas en Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en el Conurbano y en el interior de la Provincia de Buenos Aires.

La suspensión temporal de la educación presencial tuvo efecto sobre la circulación viral comunitaria. Se observó una disminución más veloz y pronunciada de la cantidad de casos confirmados en Conurbano, comparado a CABA y el resto de la Provincia de Buenos Aires, remarca el informe.

La disminución de la circulación viral en el conurbano tiende a desaparecer en el tiempo, dada la constante circulación de personas entre el Conurbano y CABA.

Se observó una gran reducción de la cantidad de casos detectados en el Conurbano en la franja etaria de 5 a 11 años que comienza el 22 de abril, exactamente tres días después de la suspensión de la presencialidad.

Al 28 de abril, la cantidad de casos en el Conurbano era del 70% de los observados el 22 de abril. En CABA eran de un 97% y en el Interior de la Provincia de Buenos Aires de un 102%.

Rodrigo Quiroga es bioquímico y forma parte del staff de investigadores del CONICET. En diálogo con LaCienPuntoUno, afirmó que "la literatura internacional nos dice que cuando hay alta cantidad de casos, las escuelas se vuelven riesgosas a pesar de los protocolos y eso alimenta la transmisión comunitaria. Los países que decidieron suspender la presencialidad, lo hicieron con menos casos que los que hay en CABA".

Y describió que "la evolución de los casos en los tres casos fue idéntica. Hasta el 20 de abril, con el decreto de nuevas restricciones, disminuyó. Notamos que donde no hubo clases, la curva empezó a disminuir más rápidamente. No podemos asegurar que sea por la presencialidad pero es la posibilidad más lógica y racional".

Quiroga aseguró que "la suspensión de la presencialidad nos puede ayudar a que la curva de contagios baje antes y más rápido. Si seguimos con este nivel de contagio, vamos a seguir con 400 fallecidos por día. Si no se hubiera avanzado con la vacunación hoy tendríamos 1200 fallecidos por día".

CienPuntoUno 2020

Dejá tu comentario

Seguí leyendo