Banner Radio Header

Sociedad | Correo Argentino | Suprema Corte de Justicia

Una maniobra judicial hablita a La Corte a intervenir en la causa del Correo Argentino

Una extraña maniobra benefició a Mauricio Macri, luego que la sala B de la Cámara Comercial cediera al planteo de la empresa de la familia del expresidente, que busca jueces amigos que le den la razón.

Pese a que avanza la quiebra del Correo Argentino, la sala B de la Cámara Comercial cedió ante un pedido de Socma y mandó a la Corte Suprema el expediente para que resuelva si el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires (TSJ) tiene competencia para meterse en el caso por la ventana como lo hizo en junio, cuando la empresa pretendía desplazar a la fiscala Gabriela Boquin y a la jueza Marta Cirulli.

Ante esta situación, el proceso de quiebra debería avanzar, lo que incluye la posibilidad de que sea extendido a las firmas accionistas, principalmente a la propia Socma, pero en paralelo queda una puerta abierta para que se entrometa la justicia porteña y hasta se quede con el expediente del concurso de acreedores que dio origen a este intríngulis y que tiene 20 años de existencia.

El intento de los Macri para que intervenga el TSJ porteño, presidido por Inés Weinberg de Roca, una aliada del expresidente a la que intentó convertir (sin suerte) en Procuradora General, fue parte de la ofensiva para sacar de juego a Boquin, la fiscal que puso a la vista todas las maniobras del Correo para no pagar su deuda millonaria, y a la jueza Cirulli, quien tenía la llave para decretar la quiebra.

¿QUÉ PODRÍA PASAR ANTE ESTE FALLO?

El envío a la Corte podría llegar a ser utilizado como excusa para frenar la investigación sobre maniobras de vaciamiento, manipulación de las mayorías y otros fraudes incluso con los acreedores, que es clave para determinar cómo avanza el proceso de quiebra y la posibilidad de su extensión a Socma.

De igual manera, se abre un atajo para que el Grupo Macri continúe con la disputa por trasladar todo el expediente comercial a la justicia porteña. La opción es remota y descabellada, pero también lo era que interviniera el TSJ, algo que sucedió.

El propósito de los recursos antes los jueces porteños era apartar a la jueza Cirull y a la fiscala Boquin. Según lo que decida la Corte Suprema, habrá posibilidades o no de reeditar esa discusión.

CienPuntoUno 2020

Dejá tu comentario

Seguí leyendo