Banner Radio Header

Economía | Precios | Redes Sociales | salario mínimo, vital y móvil | INDEC

Zapatillas cuestan lo mismo que un alquiler o un salario mínimo

Un kilo de yerba sale lo mismo que un litro de champán y una batidora eléctrica es más barata que un jean de marca.

Desde las redes sociales, los usuarios comentan “Largá el mate, tomá champán”. La frase se refiere a una situación que está instalada en la economía local: la distorsión de precios en los bienes y servicios que se comercializan en el mercado. La misma deriva en que un kilo de yerba cueste $ 349 y una botella de champán pueda venderse a $ 319.

Entre las brechas más se encuentran los electrodomésticos que pueden costar mucho menos que una prenda para vestir. Una licuadora de primera marca, por ejemplo, se puede comprar desde $ 6.000 y un jean en un shopping, puede pagarse unos $ 8.000.

Una sandwichera o una tostadora que desde las góndolas virtuales se exhiben por $ 3.000 o $ 4.000 bien puede ser un mejor regalo que otro artículos supuestamente más efímeros, como una cartera o una camisa.

Actualmente se ven en las vidrieras calzados premium o con mucha tecnología aplicada que cuestan más que un salario mínimo vital y móvil (SMVM) , hoy fijado en $ 20.588.

Según el INDEC, de acuerdo con los datos del tercer trimestre de 2020, hay un 40% de la población cuyos ingresos no superan el salario mínimo.

Una de las razones por las cuales el precio de las zapatillas resulta sideral frente al ingreso o frente a un alquiler es el hecho de que la mayoría son importadas. Entonces, por un lado está la cuestión del cupo que tienen las marcas, una limitación para ingresar el producto al mercado local. A esto se suma que la demanda suele ser más alta que la posibilidad de importar, con lo cual, los precios tienden a subir.

CienPuntoUno 2020

Dejá tu comentario

Seguí leyendo