Amenazas a Juezas de familia: El próximo viernes se realizarán los alegatos finales

El tribunal unipersonal de debate estuvo a cargo de Miguel Caviglia, juez penal; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Cristian Olazabal, fiscal general; en tanto que la defensa del imputado fue ejercida por Ivo Di Taranto, abogado de la Defensa Pública.

martes, 31 de mayo de 2022 - 6:01

Este martes se concretó en los juzgados penales del barrio Roca la segunda audiencia de debate por amenazas a las juezas de familia locales, que tiene como imputado a Walter Álvarez. El próximo viernes a las 9:00 horas se realizarán los alegatos finales de la causa.

El primer testigo, jubilado de la fuerza policial, dijo conocer a las víctimas, Dras. Nieto y Kazakevich, ya que trabajó como seguridad del Juzgado de Familia. También conoce a Álvarez de vista. Recordando que una vez de recorrida por el edificio encuentra 7 carteles pegados en la puerta de ingreso que decían “Dras. Nieto y Kazakevich corruptas”, en el año 2015.

Leer más: “Confirman la sentencia de 20 años de prisión para un cura culpable de abuso sexual”

Otro de los testigos fue un psicólogo del Equipo Técnico Interdisciplinario, que prestó servicios en el Juzgado de Familia de Comodoro. Declaró que elevó un Informe al juez, en 2019, donde había antecedentes que Álvarez solicitó la restitución de sus hijos que estaban en Buenos Aires. Al otorgársele un turno llega tarde, se le reprograma el turno, entonces Álvarez volvió exaltado, intervino seguridad y lo retiran del edificio. Asimismo, había medidas de protección para las dos juezas. Para este segundo turno se le toma a Álvarez la entrevista en sede de la Unidad Regional, la misma fue grabada y se realizó en abril de 2019. Mencionando el testigo que Álvarez decía “hasta que no se lo paguen no iba a parar”. Concluyendo que “el reclamo puede ser justo”, pero no las modalidades de reclamar, como las pegatinas en el Juzgado.

El tercer testigo, amigo de Álvarez ya que trabajó con él, recuera que el 19 de febrero de 2019 estaba en su casa, llega la policía y “ordena todos al piso”. Era un allanamiento donde por orden de una Jueza secuestraron el celular y una computadora del imputado. Reconociendo el testigo su firma en el acta de Allanamiento.

El hecho ventilado en debate:

El ilícito incluido en la acusación acontece el pasado 20 de septiembre de 2017, siendo las 10 horas, aproximadamente, cuando Walter Álvarez se comunicó telefónicamente con el Juzgado de Familia, recibiéndose dicho llamado en mesa de entradas. En el mismo, Álvarez se identificó como tal, y requirió ser atendido por la Dra. Nieto, recibiendo como respuesta que la misma se hallaba en audiencia, ante lo cual manifestó que habría de iniciar una campaña en contra suya y de la Dra. Kazakevich, y que pretendía ser atendido telefónicamente, a fin de conceder así una “…última oportunidad…”, agregando luego que volvería a llamar más tarde.

Transcurridos algunos minutos, Álvarez vuelve a efectuar al Juzgado otro llamado telefónico, expresando al empleado interlocutor un insulto, siendo ulteriormente atendido por otra dependiente del órgano judicial consignado, a la cual le expresó que por “…artes…” de las Dras. Nieto y Kazakevich, no veía a sus hijos desde hacía siete años “robándoles así su infancia; precarizando su familia con burocracia y corrupción”, calificando los informes que oportunamente labrara el Equipo Técnico Interdisciplinario como “…falsos…” y que habría de iniciar una campaña social, pública y provincial, y expresando finalmente “; dígale que me voy a vengar, que va a pasar una primavera maravillosa…”.

Posteriormente

El 12 de febrero de 2019, siendo las 10.50 horas, Walter Álvarez se comunicó telefónicamente con la Mesa de Entradas del Juzgado de Familia, se identificó con nombre y apellido, y manifestó que “hoy se cumple un aniversario de la muerte de su mujer y la Jueza Kazakevich como los secretarios del Juzgado son responsables de ese fallecimiento”, agregando al receptor del llamado, empleado del juzgado de mención, que “quiero que tomes nota que la venganza por la muerte de mi mujer no va a quedar impune, la Dra. Kazakevich y todos los que intervinieron van a pagar, no falta mucho para que la venganza llegue, ese día está por llegar”. En misma fecha, siendo las 13 horas, Álvarez se hizo presente en la mesa de entradas del Equipo Técnico Interdisciplinario, donde no fue atendido atento que tenía turno a las 8.00 horas.

Ante esta circunstancia, le manifiesta al empleado de mesa de entradas del Juzgado de Familia N° 1 y a la Prosecretaria del mismo tribunal, Daniela D’Abraccio, “sabe por qué no vine a las 08.00? porque hoy es el aniversario de la muerte de mi esposa y dígale a la impresentable de Nieto que va a correr la misma suerte que Kazakevich”.

El tribunal unipersonal de debate estuvo a cargo de Miguel Caviglia, juez penal; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Cristian Olazabal, fiscal general; en tanto que la defensa del imputado fue ejercida por Ivo Di Taranto, abogado de la Defensa Pública.

Banco Chubut
Musters Vinoteca
Orizon