ANDREA RUIZ, LA SANGRE JOVEN DE LA DIRIGENCIA: “MI VIDA SIEMPRE GIRA EN TORNO A HURACÁN”

A los 17 años ya tenía en mente ser dirigente de Huracán y hoy, con 25 años y siendo una de las mujeres más jóvenes de la dirigencia del fútbol de Comodoro Rivadavia, integra la comisión directiva como revisora de cuentas. Sin embargo, su función es más amplia, porque el club así lo exige.

viernes, 22 de julio de 2022 - 12:08

Por Nicolás Mulet 

 

Su amor por el “Globo” se lo transmitió su papá “Tito” Ruiz, quien en un principio fue hincha y después utilero durante aproximadamente 20 años.

A pocas materias de recibirse como contadora, pero siempre consciente de capacitarse en lo deportivo, Andrea Ruiz se hace dirigente a los “golpes” y en un futuro aspira a la presidencia de una de las instituciones más importantes de la ciudad.

“Pasé parte de mi vida con mi papá en Huracán. A los 17 años ya tenía la idea a futuro que en algún momento me iba a meter en el club y sabía que la forma de meterme era en la parte dirigencial”, cuenta.

Foto: Huracán

Ese deseo de adolescente se adelantó debido a que el manager deportivo, José Luis “Chila” Alcaín, con quien ya venía teniendo conversaciones para involucrar a las mujeres en el club, en el 2021 le ofreció ser parte de la nueva comisión.

“Venía hablando con ‘Chila’ Alcaín de empezar a hacer otras cosas e involucrar más a la mujer en el club. Y como ya nos conocíamos de la época de él como futbolista y de la mía de estar siempre en el club, empezamos a charlar y surgió la posibilidad de sumarme a la comisión, no lo pensé mucho y acepté”, sostiene.

Sin embargo, cree firmemente que lo esencial para ser dirigente es capacitarse: “Soy consciente que si uno quiere hacer las cosas bien tiene que estar capacitada y con los pies sobre la tierra para hacerlo, pero bueno ahora surgió la posibilidad de empezar a involucrarme y es un aprendizaje día a día”.

Y agrega que “obviamente preparada del todo no estoy pero como lo tenía en mente, surgió ahora y me estoy haciendo en la marcha, a los ‘golpes’ como se dice. Me está sirviendo ver cómo es el movimiento”.

Andrea Ruiz tiene claro que ser dirigente conlleva muchas otras cosas, y no solamente encargarse de la función del cargo que se ocupe: “Trato de cubrir huecos, no me quedo estancada en un solo cargo, me gusta estar si me necesitan. Soy una convencida que tenés que estar todos los días en el club aunque sea un rato, escuchar lo que pasa y, si necesitan algo, tratar de solucionarlo”.

“Trato de cumplir un poquito con todo, obviamente que, como dije, ‘a los golpes’, quizás hay cosas que no incumben y las hago igual. Al querer tanto al club uno trata de ayudar en lo que se pueda, es un club tan grande que necesita gente que se mueva, tenés que hacer más de lo que te corresponde, porque así te lo exige y así te lo exige el día a día”, agrega.

Una “privilegiada” en un “mundo” de hombres

Andrea es una de las pocas mujeres en el fútbol, un “mundo” signado y manejado mayoritariamente por hombres. Pese a eso, la dirigente nunca tuvo inconvenientes machistas en Huracán.

“En ese sentido soy una privilegiada, quizás por el simple hecho que toda la vida estuve en el club, entonces siempre fui respetada y tuve mi lugar, más ahora, no me pasó ningún hecho de que me apartaran o me discriminaran, nada de eso, todo lo contrario. Al principio pensé que iba a ser complicado, igual nunca fui de darle importancia a esas cosas, entonces si pasó es como que no lo sentí”, remarca.

En cuanto a la relación con el resto de los clubes, “por suerte siempre me tratan con respeto y dándome un lugar para dar mi opinión, para hablar y hacer. Así que en ese sentido puedo decir que también soy una privilegiada, porque no me vi afectada por el machismo del fútbol”.

Aspiraciones a presidenta

Si bien su carrera dirigencial recién comienza, Andrea Ruiz piensa a futuro y no descarta ser la referente máxima del “Globo”: “Siempre lo pensé y sé que a futuro se puede llegar a concretar”.

Sin embargo, cauta como es, recalca que debe continuar capacitándose y “encontrando gente que vaya por el mismo camino que yo tengo para el club, esa es mi idea, encontrar gente que vaya por el mismo objetivo que es la forma en que un club puede avanzar. Mi intención a futuro es ser presidenta pero creo van a ser bastantes años más (se ríe). Uno se tiene que acomodar en lo personal, acomodar mi vida y después sí”.

Foto: Huracán

Con tan solo ocho finales por rendir para ser contadora, también destaca la relevancia de ser profesional y aportar desde ese aspecto: “Siempre dije desde un principio, cuando pretendía involucrarme en el club que, una vez que sea contadora, tenía que aportar lo que se pueda en el orden administrativo. Pocos clubes le dan importancia a esas cosas y en realidad es muy importante”.

Separar la razón del corazón

“Huracán es todo, es alegría, tristeza, enojo, es cable a tierra”, describe con el corazón y asegura que “mi vida siempre giró en torno a Huracán, hacía en base a lo que hacía Huracán, y es el día de hoy que sigue siendo así”.

Y se cuestiona “si eso está bien o está mal”, porque “a veces se te va la cabeza cuando querés tanto a un club”. Pero razonablemente cree que “como dirigente tenés que bajar un poco los pies a la tierra y separar la razón de la pasión, eso es algo que estoy aprendiendo, tenés que dejar de ser un poco el hincha ‘loco enfermo’ y pensar con neutralidad y objetividad”.

MCR
Musters Vinoteca
Banco Chubut
Orizon