Arranca el tratamiento de la Ley Ómnibus en el Congreso con la presencia de ministros del Gobierno

Este martes asistirá el secretario de Energía, Eduardo Chirillo, mientras que el jueves irá la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, que concurrirá junto a su equipo de secretarios de Estado.

lunes, 8 de enero de 2024 - 6:57

El proyecto de Ley de Bases y Puntos de Partida por la Libertad de los Argentinos comenzará a ser debatida este martes en un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados con la presencia de ministros y funcionarios de la primera plana del Gobierno, que defenderán la iniciativa que aplica severas reformas de desregulación económica y reforma del Estado..

En el marco del período de sesiones extraordinarias, el presidente de la comisión de Legislación General (cabecera del debate), Gabriel Bornoroni, convocó a una reunión conjunta con Presupuesto y Hacienda (que preside José Luis Espert) y Asuntos Constitucionales (que encabeza Nicolás Mayoraz) para este martes a las 14 hs en la Sala 2 del edificio anexo C, publicó Noticias Argentinas.

Será la primera de dos jornadas muy extensas previstas para esta semana: la segunda está convocada para este miércoles de 9 a 20 hs.

Para este martes, está confirmada la exposición del secretario de Energía, Eduardo Chirillo, mientras que el jueves asistirá la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, que concurrirá junto a su equipo de secretarios de Estado.

Otros funcionarios de alto rango que se presentarán son Guillermo Francos (Interior), Patricia Bullrich (Seguridad), Guillermo Ferraro (Infraestructura), Mariano Cúneo Libarona (Justicia) y Florencia Misrahi (AFIP).

Hasta las 20 hs de este lunes los legisladores  de las distintas fuerzas tuvieron tiempo para hacerles  llegar a los distintos funcionarios sus preguntas sobre los diversos temas que contiene el voluminoso proyecto de ley ómnibus, de 664 artículos y 183 páginas, más los anexos.

“Se viene un clima de discusión. Va a haber gente a la qcual preguntarle, cosa que hasta ahora no hubo”, señalaron altas fuentes de presidencia de Diputados en diálogo con la prensa parlamentaria.

Por el momento, el Gobierno se mantiene intransigente en su postura de no negociar la letra de la ley, ni dividir su contenido como le propone la oposición dialoguista, integrada por el PRO, la UCR y Hacemos Cambio Federal. En esta pecera están los votos que el oficialismo necesita para aprobar la ley ómnibus.

A priori, La Libertad Avanza busca aprobar todo el paquete de 664 artículos a libro cerrado, aunque el presidente Javier Milei abrió una pequeña hendija al diálogo al deslizar que aceptaría “sugerencias” para mejorar la normativa.

“Por ahora desde los dos lados muestran mucha dureza para no ceder terreno pero después va a haber una negociación. Siempre funciona así”, admitieron las fuentes consultadas de presidencia de Diputados.

El sector de la oposición moderada que antes formaba parte del extinto Juntos por el Cambio se muestra abierto a colaborar con el oficialismo pero bajo la condición de que se acepte dejar de lado temas polémicos con los que no hay ninguna posibilidad de acuerdo. “No vamos a dar un cheque en blanco”, es el latiguillo que repite este abanico “opositor”.

Ahora todos se rasgan las vestiduras, pero durante años se votaron cosas sin modificar ni una coma”, se quejaron desde La Libertad Avanza por los “peros” que ponen las fuerzas políticas que tienen la llave para destrabar la aprobación de la iniciativa.

En el proyecto de “Bases y Puntos de Partida” hay cuestiones tributarias, de reforma electoral y penal que el Gobierno no podía constitucionalmente legislar por decreto, pero también coló allí todo tipo de cuestiones de la más diversa índole, lo cual fundamenta los planteos de la oposición sobre la irregularidad del procedimiento.

En su artículo primero, el proyecto señala que tiene por objeto “promover la iniciativa privada, así como el desarrollo de la industria y del comercio, mediante un régimen jurídico que asegure los beneficios de la libertad para todos los habitantes de la Nación y limite toda intervención estatal que no sea la necesaria para velar por los derechos constitucionales”.

“La presente ley contiene delegaciones legislativas al Poder Ejecutivo nacional de emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, social, previsional, de seguridad, defensa, tarifaria, energética, sanitaria y social, con especificación de las bases que habilitan cada materia comprendida y con vigencia” durante el plazo de dos años, es decir, hasta el 31 de diciembre de 2025, pero el mismo puede ser prorrogado por dos años, es decir por todo el mandato de Milei.

Este es uno de los puntos más polémicos y es resistido no solamente por Unión por la Patria y el Frente de Izquierda sino además por la UCR, el PRO y Hacemos Coalición Federal. Las dos últimas fuerzas estarían dispuestas a acompañar una delegación de facultades por un año con posibilidad de otra prórroga de un año.

“Esto es lo que se hizo siempre, y los resultados son los que vemos. Si no se prueba algo diferente, los resultados van a seguir siendo los mismos”, advirtieron desde La Libertad Avanza.

 

Fuente: Noticias Argentinas

Banco Chubut
Musters Vinoteca
Orizon