Asesinaron a balazos a una niña de dos años en un presunto ajuste de cuentas

El ataque fue cometido por dos personas que se dedican a la venta de terrenos y al alquiler de viviendas y que pretendían desalojar a la familia de la niña de su casa debido a que ésta le adeudaba el pago del alquiler.

miércoles, 6 de julio de 2022 - 5:53

Una niña de 2 años fue asesinada a balazos durante un ataque a tiros cometido por al menos cuatro delincuentes contra el frente de una casa de la localidad bonaerense de Ensenada, aparentemente en el marco de una disputa por la compra de la propiedad, informaron este miércoles fuentes policiales.

El hecho ocurrió cerca de las 19.30 de la noche del martes en una casa ubicada en las calles 50 y 123, del barrio El Dique, en Ensenada, donde vivía la niña Pía Abril Larrea junto a sus familiares.

De acuerdo a lo que pudieron establecer los investigadores en base al relato de testigos, al menos cuatro personas armadas llegaron al lugar y pretendieron desalojar por la fuerza a la familia que vivía en esa casa porque aparentemente tenían una deuda por la supuesta compra de la propiedad.

Según los pesquisas, los delincuentes son conocidos del barrio El Palihue y se dedican a la venta de terrenos y viviendas.

En medio de la balacera, la niña recibió un impacto de bala en el ojo derecho, tras lo cual los familiares lograron atrapar a uno de los atacantes, mientras que otro dos hombres y una mujer huyeron en distintas motos.

Pía Abril fue trasladada por vecinos y familiares al Hospital Cestino, en la calle San Martín 350 de Ensenada, pero los médicos determinaron que ya estaba fallecida.

Tras el hecho, intervino la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de La Plata, a cargo de Juan Menucci, quien dispuso la aprehensión del hombre que había sido capturado por los propios familiares de la niña asesinada, identificado por la policía como José Alberto Oligatti, de 57 años.

Este hombre quedó acusado en principio por el delito de “homicidio agravado” por el uso de armas.

Los voceros policiales indicaron que se trata de una persona que cuenta con antecedentes por “delito de estafas y amenazas calificadas”.

“Los propios integrantes de la familia atacada alcanzaron a retener a Oligatti y hasta lo golpearon. Cuando llegó la policía lo tenían sujetado”, aseguró un investigador que trabajó en el lugar del crimen.

 

MCR
Musters Vinoteca
Banco Chubut
Orizon