BUSCANDO AL CANDIDATO: ¿Y A LA CANDIDAT@?

Ya se están discutiendo nombres para este 2023, y ¿se dieron cuenta de algo? Sí, una vez más las mujeres y las diversidades quedaron afuera. A leer la columna hasta el final, hoy los bolitos prometen rosca.

domingo, 1 de mayo de 2022 - 8:00

Por Virginia Navarro

Podríamos decir que el siglo XX se vio atravesado por la lucha de las mujeres en la conquista de derechos en materia económica, social y política.

Pero esos derechos ganados y “casi indiscutidos”, más por corrección política que otra cosa, sigue requiriendo de perseverancia en el terreno de la búsqueda de un reparto de poder equitativo y paritario en los distintos ámbitos.

Y de esta manera, la política partidaria es aún la gran deuda con las mujeres.

La disputa por los armados de las fórmulas sigue siendo, al menos en Chubut, el cometido de los VARONES.

MUJERES TENÍAN QUE SER

En 2017 se sancionó en la Argentina la Ley 27.412 de Paridad de Género en Ámbitos de Representación Política y a partir de ese momento se habilitó el acceso real de mujeres a los espacios de representación.

En el caso de Chubut y algunas otras provincias se avanzó con dictar normas incluso antes que a nivel nacional. Fueron cuatro las que en 2016 regularon cómo sería la composición en las listas electorales: Buenos Aires, Salta, Neuquén y Chubut.

En nuestro distrito, en diciembre de ese año se sanciona la Ley de Igualdad Política de Género, que aplica a los partidos políticos en los cargos legislativos a nivel provincial y municipal. Además, establece que las listas de candidatos/as a autoridades partidarias deben respetar la paridad de género, debiendo integrarse ubicando de manera intercalada a mujeres y varones.

Asimismo, en el caso del Congreso de la Nación, compuesto por una bicameral con 257 representantes en Diputados y 72 en Senadores, desde el año 1983 con la vuelta de la Democracia la participación de mujeres ha ido creciendo.

Actualmente con la Ley de Cupo Femenino y la Ley de Paridad, ellas representan el 43,6% en la cámara baja y 43,05% en la cámara alta.

A modo de reflexión, estas leyes siguen siendo absolutamente discriminatorias, aunque sin ellas estaríamos mucho peor. Seguramente escucharán argumentos, que la mayoría de las veces van en contra del género, que señalan que los o las elegidos/as debería ser por capacidad, pero mucho cuidado con esa trampa, rara vez discutimos la capacidad de los varones y somos nosotras mismas las que le pedimos más pergaminos a nuestras pares que a quienes gobiernan y conducen partidos históricamente, con magros resultados.

   En el 2022 si las mujeres tenemos espacios es gracias a la existencia de estas leyes.

MUJERES ON FIRE

Así quedó la Red de Mujeres Radicales luego de la Convención en Gaiman donde Damián Biss fue ungido como presidente del partido. Prácticamente no había mujeres en las fotos y mucho menos decidiendo.

La Ley de Paridad de Género en las conducciones partidarias es 50 y 50, pero la alternancia no es obligatoria, “que las mujeres estén al fondo es legal, aunque anacrónico” observaba una de las representantes fuerte que tiene el radicalismo hoy en día.

Pero algo sucedió en la Convención, y molestó a muchas que hablaron de “mujeres funcionales a varones”.

Es el marco de la elección para presidente (que ya se había convenido la noche anterior en el hotel Libertador de Trelew) los delegados que se acercaban de cada localidad se iban acreditando, en tanto algunas de las mujeres que eran titulares y les correspondía votar, llegaban, no se informaban y dejaban el lugar a sus suplentes varones.

Es por ello que, por un lado, se cuestionó esa utilidad para que la elección en definitiva se termine resolviendo entre varones; pero por otro se evidenció una resistencia de las mujeres a acompañar la figura de Biss. El comunicado de la Red es duro, hablan de retroceso y de mujeres de relleno, pero no tiene firma, no hay nombres propios.

   El nuevo radicalismo que se pregona, más moderno, no puede ser sin mujeres. Los tiempos han cambiado y si se piensa en una transformación real, nunca puede ser sin ellas.

NO SE PIDE PERMISO

   “Las mujeres en la discusión, no logramos construir un espacio colectivo, sororo y de compañeras. Por lo tanto, funcionamos como una suma de individualidades y no terminamos coordinando estrategias comunes. Eso conlleva a que ninguna mujer es suficiente para el conjunto. Y ese error estratégico, es nuestro, del espacio de mujeres” nos confiesa una referente del Peronismo. Y es que “no se trata de querer ocupar lugares, o de tener una compañera en la fórmula a la gobernación, ese anhelo debe ir acompañado de un nombre, sino es pura bijouterie” analiza Rochi Nervi, apoderada del PJ.

A las mujeres en el peronismo les falta organizarse y llevar al campo de la acción todo eso que en privado reconocen y cuestionan.

Ciertamente “ya no hay Evas” como señala otra dirigente, pero tampoco hay voluntad dentro del espacio de salir del discurso bonito y llevar a la práctica verdaderas políticas públicas que involucren a las mujeres y las poblaciones LGBTQIA+.

En los últimos años el Gobierno Nacional se ha jactado de algunas conquistas y ha hecho “como que”, porque en la práctica las mujeres siguen ocupando espacios secundarios, lejos de la toma de decisiones o funcionales a varones.

   En tanto el tema de “ser puestas” en un lugar por un varón no sería tan penoso, y mucho menos grave si no fuera porque ocupando esos lugares no les sacan provecho para su género ni son capaces de abrirle camino a otras.

La gran excepción es Cristina Fernández, con su volumen y capacidad política, admirada por propios y extraños. Aunque es notorio cómo aparecen figuras femeninas fuertes en la carrera presidencial: Patricia Bullrich, Elisa Carrió, María Eugenia Vidal y la misma Cristina.

En las legislativas del 2021 de Chubut, un espacio femenino y transfemenino se animó a patear el tablero y pelear en las internas. El Frente de Mujeres denunció todo tipo de dificultades para jugar, sin embargo, obtuvieron casi un 20% dentro del FDT.

Pero lamentablemente no aprovechó ese caudal de votos para seguir construyendo en el 2023. Pasadas las últimas elecciones el espacio se desintegró.

Hoy, Daniela Andrade, integrante de ese sector y quien encabezó la lista para diputados nacionales (siendo la primera mujer tras en la Argentina encabezando una lista) ha mantenido contactos con Victoria Donda, María Rachid y Mariana Gras para que el partido Identidad, lanzado en el 2020 pueda hacer pie en Chubut.

MUJERES LIDERANDO

    En el PRO, al menos públicamente, eso no se discute. Luego del resultado de Ana Clara Romero el año pasado, nadie se atreve a cuestionar el lugar que se ganó y que es quien en zona sur lidera el partido.

No obstante, la invisibilización también opera. Se cuestiona a las que no aparecen, pero se oculta el trabajo de aquellas que se hicieron fuertes sin patrocinio. En algún punto, a este sistema patriarcal y al establishment acostumbrado a dialogar entre varones, la aparición de mujeres que rompen el molde los asustan, y cuando el miedo opera, lo mejor es hacer como que no existieran.

…LAS MUJERES SE ESTÁN REVELANDO, LOS HOMBRES NO SABEN QUÉ HACER. LAS FICHAS EN MOVIMIENTO, LAS REGLAS SE VUELVEN A HACER…

Aunque parezca que avanzamos un montón en materia de derechos, la participación política de las mujeres está en riesgo. Hay poca representación en cargos directivos, administración pública, en el sector privado y en el mundo académico. Y eso se contrapone a la capacidad que han demostrado como agentes de cambio.

   Existen barreras estructurales relacionadas con el acceso a la educación, la salud y la pobreza que las afecta de manera desproporcionada. Lograr mujeres líderes implica necesariamente oportunidades, que no las tienen todas, o pasar por encima de los mandatos siendo absolutamente disruptivas.

Nadie dijo que fuera fácil, más no imposible. Con varias de las mujeres políticas con las que conversamos hablan de los desafíos de la vida cotidiana y la vida partidaria. Las tareas de cuidado siguen siendo su labor y congeniar eso con reuniones en horarios nocturnos, viajes y mandatos sociales es un trabajo arduo.

Conversando con Ana Clara Romero confesó que en el ambiente de la política se siente discriminada, algo que hasta el momento en otras esferas, no había sido tan evidente. Ella no reniega de su rol de madre y de cuidadora, lo desea y quiere hacerlo, pero de ninguna manera está dispuesta a resignar por lo que tanto trabajó, aunque eso signifiquen lágrimas.

   Florencia Papaiani ha sido otra exponente de las mujeres en política en los últimos años. También cargó con el peso de privarse de horas de familia. En su caso las críticas más duras llegaron de la mano de las propias mujeres, discutiendo su procedencia y su desembarco en la política. Todo esto sin reparar en el autoboicot, como desde las propias mujeres vedamos la posibilidad de tener representantes, sin analizar previamente si pueden ser buenas referentes y abrirnos puertas a las demás.

   Todas cargan con historias, maridos y errores del pasado, pero si esas controversias no se superan quedamos empantanas sin posibilidades de avanzar. Mientras ellos nunca se interpelarán por sus camas, romances y mucho menos idoneidad.

En términos generales hay que seguir trabajando para lograr la igualdad de oportunidades para todas y todos. Terminar con los discursos bonitos de los varones políticos “aliados” que son los más peligrosos, esos que quedan bien ante la opinión pública y que en la práctica sostienen y bancan conductas machistas.

Para avanzar hacia un futuro sostenible y con igualdad de género es necesario tomar medidas hoy. Aún se está a tiempo para este 2023 lograr una elección más justa para tod@s.

BOLITOS

*En dos meses el PRO tendrá elecciones internas. Todo indica que el futuro presidente será Daniel Hollman, titular del partido en el departamento Futaleufú. El requerimiento de un sector ha sido la alternancia por género en la lista y que las autoridades no sean funcionarios en gestión.

* hay quienes señalan que Manuel Pagliaroni ha movido los hilos para que Damián Biss se quede con la presidencia de la UCR. Y, que al ser él una figura muy resistida en su partido y por el mismo Nacho Torres, conservará parte del poder a través del intendente de Rawson.

*Federico Massoni regresó y no en forma de fichas. Esta vez dispuesto a acordar con algún sector. Las conversaciones hasta ahora se dieron con el PICH y parte de la UCR (Biss y Pagliaroni)

*Un sector del PJ y cercanos a Biss se comunicaron esta semana con Nacho Torres para desvincularse de las denuncias de Massoni y su aparición mediática tanto provincial como nacional. La operación se la adjudican a un eterno precandidato a Gobernador de la UCR que nuevamente entraría en acción para el 2023.

*Nacho Torres ya avanzó con la demanda contra Federico Massoni por las denuncias (o por mencionarlo al referirse a las denuncias en la justicia federal y provincial): Daño comercial, injurias y falsa denuncia.

*Siguiendo con Torres y el raid mediático de Massoni, quien se comunicó con el senador fue uno de los máximos responsables del canal de noticias donde el ex Ministro apareció el miércoles por la noche. El ofrecimiento fue para juntarse a conversar.

*En las primeras ediciones de esta columna lo habíamos mencionado, pero esta semana cobró más fuerza ese rumor sostenido por las declaraciones del senador nacional del FDT Carlos Linares: ¡Daniel Scioli candidato a presidente! Y como en política todo puede ser, el actual embajador, herido políticamente los últimos años, regresa como si nada con sueños presidencialistas.

Musters Vinoteca
Banco Chubut
Orizon